Publicidad
La inversión adecuada para mí CONTENIDO PAGADO

La inversión adecuada para mí

Publicidad

Tomar la decisión de invertir constantemente es un paso crucial para construir tu patrimonio con el cual puedas tener ese futuro que añoras. Seguramente recibes todo el tiempo invitaciones para invertir en depósitos, acciones, fondos mutuos, departamentos, parcelas, oro, dólares, entre otros ¿Cómo debo seleccionar la inversión adecuada para mí? Revisemos rápidamente estos seis aspectos:


1) Meta de inversión. Los sueños sin metas son solo sueños, parafraseando el gran actor estadounidense Denzel Washington: “Ese sueño debe tener metas, porque si no es solo un sueño”, y por lo menos en inversiones, este sueño debe tener expresarse en un monto, cuantificable en dinero.

 

2) Horizonte de inversión ¿Cómo determino el plazo de mi inversión? Una buena forma de determinarla es dividir el monto de tu meta por su capacidad de ahorro mensual. Por ejemplo, si tu meta de inversión es $1.000.000 y tu capacidad de ahorro son $40.000, por lo tanto, tu horizonte de inversión son 25 meses, aproximadamente dos años. Por lo tanto, deberías buscar alguna inversión cuyo plazo recomendado coincida con tu horizonte de inversión.

 

3) Perfil de Inversionista. Más allá de las típicas preguntas de cómo reaccionarías frente a una caída en el valor de tu inversión, la forma en que enfrentas la incertidumbre hacia el futuro, es algo muy personal y depende de muchos factores, pero lo importante es que estés tranquilo sea cual sea donde decidas invertir. Citando al gran filósofo griego Sócrates: “Conócete a ti mismo”.

 

4) Liquidez. Se refiere a que tan rápido puedo convertir esa inversión en dinero en efectivo. Por ejemplo, si invierto en departamentos, hay que tener claro que transformar un departamento en plata, me puede tomar quizás 6 meses o 1 año, dependiendo del dinamismo del sector. O si tomo un depósito a plazo a 30 días, por 30 días no podré transformar rápidamente de aquí a mañana el depósito en plata. Averigua siempre cómo y cuánto demora esa inversión en transformarse en plata en efectivo. Entre más rápido mejor.

 

5) Costos. Distintos tipos de inversiones pueden tener algunos costos que deberías considerar. Por ejemplo: Si vas a invertir en departamentos, debes considerar los costos de mantenimiento, la tasa de ocupación de los mismos, contribuciones, entre otros. Si compras oro o metales preciosos, quizás custodia de los mismo. Si eliges una cuenta de ahorro, revisa sus costos de mantención. Finalmente, si eliges fondos mutuos, fíjate en los costos de administración y comisiones de salida. El dicho es que los costos son conocidos mientras que rentabilidad es esperada, por lo que, entre menos costos, mejor. 

 

6) Expectativa de rentabilidad. Un axioma en inversiones es que no es posible ganar dinero sin asumir un riesgo ex ante. Citando al gran escritor Mark Twain: “La historia no se repite, pero rima”. Hay abundante información hoy en día para averiguar cóomo a otros les ha ido a otros en distintos tipos de inversiones. Conocer Ccóomo se ha comportado históricamente esa inversión que tienes en mente, te puede ayudar a comprender mejor los altos y bajos, y que esperar.

 

Esperamos que te sirvan estos consejos de inversión. “No dejes para mañana, lo que puedes hacer hoy”, comienza a invertir hoy mismo en tu futuro.

 

Colaboración de Coopeuch Inversiones. Para más información visítanos en: www.coopeuch.cl/inversiones 

 

Publicidad

Tendencias