martes, 13 de abril de 2021 Actualizado a las 09:54

Las marcas de Ferrari a Lamborghini no pueden vencer la crisis al frenarse el crecimiento

por 29 septiembre, 2012

Las marcas de Ferrari a Lamborghini no pueden vencer la crisis al frenarse el crecimiento
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Ferrari, Bentley y Lamborghini se preparan para tener un crecimiento más lento en tanto la crisis de deuda de Europa reduce la demanda incluso de los costosos juguetes de los ricos.

Aunque las marcas de superlujo no sufren la misma caída que las automotrices del mercado masivo como Fiat SpA y PSA Peugeot Citroen, la demanda de autos que cuestan más de 100.000 euros (US$130.000) va a sentir el golpe.

“Tenemos un producto muy volátil”, dijo Stephan Winkelmann, responsable de Lamborghini, en una entrevista de Bloomberg Television en el Salón del Automóvil de París. “Nuestros clientes compran este producto no porque necesiten movilidad sino porque quieren hacer realidad un sueño. Así que, si el momento no es propicio –aun cuando tengan el dinero-, quizá no lo compren”.

Con los 26.000 vehículos de superlujo vendidos el año pasado, el mercado sigue un 25 por ciento por debajo de su pico previo a la crisis, según Winkelmann. La recuperación seguirá demorándose en tanto la crisis se extiende y provoca una desaceleración más amplia. Bentley pronosticó un crecimiento para la cúspide del mercado automotor de 5 por ciento a 6 por ciento en todo el mundo el año que viene.

Eso constituiría una marcada caída para Bentley, cuyos vehículos abarcan desde la coupé Continental GT V8 de 137.400 euros al sedán Mulsanne de 246.000 euros. La división de Volkswagen AG informó un aumento del 32 por ciento en las ventas del primer semestre a 3.929 vehículos. En agosto, la empresa pronosticó que sus entregas iban a aumentar en el segundo semestre respecto del primero por la demanda de su coupé de nivel inicial.

‘Más resistente’

“El mercado automotor de superlujo está estable en este momento pero no crece de la forma que se vaticinó el año pasado”, señaló ayer en una entrevista Kevin Rose, responsable de ventas y comercialización de Bentley, la marca británica de superlujo de VW.

La crisis de la deuda soberana, que está llevando a España, Grecia e Italia a aplicar programas de austeridad, ha provocado una desaceleración que se ha extendido a otros países europeos. La economía del Reino Unido se contrajo 0,4 por ciento en el segundo trimestre, mientras que el desempleo en Alemania trepó por sexto mes en septiembre. El mercado automotor europeo va camino a caer un 7 por ciento este año, la quinta baja anual consecutiva y el nivel más bajo desde 1995, según la agrupación del sector automotriz ACEA.

“En general, el mercado automotor mundial de superlujo es más resistente que el segmento de alto volumen, pero en una crisis extrema también se ve afectado”, explicó Arndt Ellinghorst, analista de Credit Suisse Group AG en Londres. “Las automotrices de superlujo en los próximos años se beneficiarán con el crecimiento en los mercados emergentes, que ellas empezaron a desarrollar sólo en los últimos cinco años”.

Winkelman de Lamborghini sigue siendo optimista respecto de las perspectivas en tanto los mercados de fuera de Europa están estables. Además, ese segmento en gran medida se ve impulsado por los nuevos modelos, lo que a su vez puede despertar el interés por todo el segmento. “Hay más luz que sombras”, dijo.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV