domingo, 29 de noviembre de 2020 Actualizado a las 19:56

El consumo de cemento en España se hunde a su nivel más bajo en casi medio siglo

por 19 octubre, 2012

El consumo de cemento en España se hunde a su nivel más bajo en casi medio siglo
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

El ladrillo se ha convertido en el gran símbolo y expresión recurrente para hablar del pelotazo y posterior hundimiento del sector inmobiliario. Pero también el cemento podría servir de metáfora maldita: la curva de su consumo en España dibuja con precisión el ascenso y caída de la construcción y, este año, caerá a su nivel más bajo en casi 50 años. Entre enero y septiembre se han vendido unos 11,6 millones de toneladas, un 34% menos que en el mismo periodo del año pasado, y la patronal del sector, Oficemen, cree que ejercicio acabará en unos 13 millones, el menor volumen desde 1967.

EL PAÍS

El año pasado acabó en 20 millones, un volumen que no llega a la mitad de récords pasados de los años 2006 y 2007, cuando las obras españolas requerían casi 56 millones de toneladas en cada unos de esos años. Entre unas fechas y otras se han esfumado más de 2.000 puestos de trabajo (7.252 empleos en diciembre de 2007 a 5.167 el pasado agosto) y han cerrado fábricas como la de Holcim en Jaén y Granada o Cemex en Vilanova i la Geltrú (Barcelona), además de paradas de la producción en otras factorías. Portland Valderrivas, que perdió 327 millones de euros en 2011, decidió reducir empleo y atender con una plantilla única la producción de las fábricas catalanas situadas en Monjos y Vallcarca, que funcionarán alternativamente 10 y dos meses al año.

Para Oficemen, que agrupa a las grandes compañías españolas, se trata de “la mayor crisis de su historia”. “Para un país como España, el consumo razonable estaría en unos 26 o 30 millones de toneladas anuales, es el nivel parecido a países de su entorno, como Italia, y los vemos en torno a la mitad: 13 millones”, apunta Ramón Ibáñez que es el director financiero y de estudios económicos de Oficemen.

El pasado septiembre, el consumo apenas superó el millón de toneladas, una cifra que, según la patronal, equivale a la capacidad de producción anual de una fábrica media de las 35 que existen en España.

Las licitaciones de obras públicas (el volumen económico cayó aproximadamente a la mitad en 2011) y la evolución de los visados para empezar a construir (menos de 80.000 viviendas el año pasado) no indican un cambio significativo en la demanda de cemento. Ya las exportaciones no suponen una salida relevante. Los 13 millones de toneladas que se aportaban en 1983 son ahora unos seis millones. “Una nueva caída de dos dígitos [en la producción de cemento] en 2013 nos colocaría en una situación que solo podemos calificar de auténtico cataclismo para la industria cementera española”, explica el director general de Oficemen, Aniceto Zaragoza. La patronal también ha mostrado sus críticas contra el anteproyecto de ley de reforma energética y cifrado ele encarecimiento del coste eléctrico entre un 14 y un 16%.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV