miércoles, 27 de octubre de 2021 Actualizado a las 03:04

¿Una despedida prematura del título?

por 19 enero, 2015

¿Una despedida prematura del título?
Los mayores líos de Colo Colo están fundamentalmente atrás. Vilches y Maldonado sufren lo indecible con la velocidad de los rivales. No están bien en los cierres, no atinan con la pelota en los pies y cada carga termina en un sufrimiento para Villar.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Otra semana viendo y analizando a Colo Colo y otra semana que me siento tentado de hablar de crisis. Pese a que el Cacique igualó a 2 en casa frente a Huachipato, el nivel no mejora y da la sensación que el título se aleja tempranamente del conjunto de Macul.

¿Subió el nivel de lo dirigidos por Héctor Tapia con respecto de lo hecho ante San Marcos y Deportes Iquique? No. ¿Se vio un avance en su funcionamiento colectivo? Tampoco. ¿Está aprovechando la dupla Suazo-Paredes? Menos. ¿La defensa se afirma? No, no, no, no, no… Bajo ninguna circunstancia.

Colo Colo sigue siendo un grupo de individualidades que entra a la cancha sin una idea clara, un cuadro que exagera centralizando sus llegadas y con una defensa desastrosa. Para colmo, es en exceso predecible y juega a escasa velocidad. ¿Resultado? Los oponentes lo esperan atrás, se cierran por el medio y salen en veloces contragolpes.

Es tan fácil leer a Colo Colo, pero tan fácil, que con eso basta. No pienso repetir conceptos de las semanas anteriores, pero ante Huachipato (un cuadro en formación, con nuevo entrenador y con sus principales figuras lesionadas, como Francisco Arrué y Lucas Simón) hubo cosas que no se pueden entender.

Jugando mal, lo reitero, el equipo popular se puso en ventaja a los 19 minutos (con un excelente tiro libre de Emiliano Vecchio), pero en segundos le dieron vuelta el partido.

Así llegó el primer gol acerero. Perdió el Cacique la pelota en la salida. Sagal se llevó en velocidad a Vilches, el volante centró atrás, nadie cerró y Juan Ignacio Duma (22) festejó para los sureños.

Segunda celebración: la perdió otra vez Colo Colo, nadie marcó a Ángelo Sagal (24'), quien acomodó el balón y, con todo el tiempo del mundo, dejó sin opción a Justo Villar… ¿Es primera vez que le anotan así al Cacique? Todos sabemos que no.

Si como eso no fuera suficiente, los yerros de Colo Colo y de su técnico siguieron. Antes del cierre del primer tiempo, se lesionó el meta Guillermo Reyes. Lo reemplazó un chico de 20 años –Franco Collado-, quien debutó en el profesionalismo.

¿Ustedes creerían que nadie probó de distancia a un joven que, seguramente, estaba nervioso? Es más, sólo en el minuto 70, ¡recién en el minuto 70!, Humberto Suazo lo exigió con un remate dentro del área. Y lo más preocupante, es que Colo Colo no lo probó porque nunca llegó claramente al arco de los sureños. Centró mucho y mal, lo que facilitó aún más los despejes aéreos de Omar Merlo y de Claudio Muñoz.

El Cacique jugó largo rato del segundo tiempo con un hombre más (expulsión en el 58' de Esteban González). Si bien controló la pelota y el trámite, nunca se creó enormes ocasiones de marcar. Sí fue bueno que Beausejour terminara jugando como puntero izquierdo y Felipe Flores más retrasado, porque el moreno metió el centro que permitió el empate de Esteban Paredes.

Todos sabemos que Paredes y Chupete deben jugar en Colo Colo. Lamentablemente hasta ahora, ambos sólo deambulan en la cancha. No digo que no tengan ganas, eso sería una real falta de respeto, pero no existe conexión entre ellos. El equipo funciona tan mal, que dos goleadores de esa categoría no producen frente al arco.

Claro que los mayores líos del cuadro albo están fundamentalmente atrás. Vilches y Maldonado sufren lo indecible con la velocidad de los rivales. No están bien en los cierres, se ven mal con la pelota en los pies y cada carga termina en un sufrimiento para Villar.

Héctor Tapia leyó muy bien el partido tras el final: “Huachipato nos llegó cinco veces y nos marcó dos goles”. Buena visión del DT, lo malo es que él es el responsable de solucionar eso y luego de tres partidos aún no puede consolidar una defensa. Menos un equipo.

Este domingo hizo cuatro cambios con respecto al elenco que cayó con Iquique (entraron Villar, Beausejour, Baeza y Delgado, por Garcés, Cavero, Pavez y Figueroa, respectivamente).

Me he cansado de hablar de la importancia de Barroso en el fondo popular –a mi juicio, el mejor valor que actúa en el país- y eso lo reflejo en un dato estadístico. En todo el torneo pasado (17 fechas), Colo Colo recibió 11 goles. Ahora, en sólo 3, le han convertido 6...

El receso que viene este fin de semana le caerá de maravillas al equipo, siempre que aproveche estos días, porque hace un buen rato que los rivales le han perdido todo el respeto a este predecible Colo Colo. Y ojo, en febrero viene la Copa Libertadores...

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV