domingo, 16 de enero de 2022 Actualizado a las 15:05

Unión Calera encontró la paridad en los descuentos ante San Marcos

por 10 mayo, 2015

Unión Calera encontró la paridad en los descuentos ante San Marcos
Cuando se jugaba el séptimo minuto de descuento, Tevez marcó el gol que la entrega al elenco “cementero” las mejores posibilidades para el encuentro de revancha, a jugarse en Quillota. San Marcos buscó más y con mejores armas el triunfo, pero se encontró con un arquero Giovini intratable.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Sabiendo que ya no quedaba nada, que el partido transitaba por su séptimo minuto de descuento, desde mitad de cancha el lateral Bahamondes mandó la pelota al área, a lo que saliera. Y salió. Pivoteó Costa, el balón le quedó a Tevez y este, de media vuelta, superó el cierre de Labrín para batir a Lobos y decretar el empate a uno de Unión Calera frente a San Marcos. Un final por cierto dramático, que escapó absolutamente al tono de un partido técnicamente pobre y derechamente mediocre.

Pero a la gente de Unión Calera eso no podía importarle. Su equipo había rescatado un empate tan sufrido como milagroso frente a un equipo ariqueño sin muchas luces, pero que había hecho los mayores méritos para ganar, y la llave para jugar esta final de liguilla destinada a clasificar al equipo Chile 3 a la Copa Sudamericana, quedaba abierta para ese segundo capítulo que, a mitad de semana, debe disputarse en el “Lucio Fariña”, de Quillota.

Mérito indudable de Tevez, que saltó a la cancha bien avanzado el segundo tiempo, para ir por esa pelota que parecía no tener destino. Pero mérito inmenso también de Lucas Giovini, el arquero calerano que, con dos o tres tapadas extraordinarias, había ahogado otro grito de gol ariqueño luego que, a los 53 minutos, Hartbottle había abierto la cuenta.

Sin dejar de ser discreto, el partido algo se animó en la segunda etapa. La primera, con pocas llegadas a ambos arcos, se fue consumiendo entre el empeño estéril de los jugadores por construir buen fútbol, y los bostezos de los neutrales, que veían un choque enredado y poco claro, que no lograba entusiasmar a nadie.

Como fuera, en medio de ese trámite, los mayores esfuerzos los había hecho San Marcos, que por lo menos buscaba y se atrevía más. Porque Unión Calera sólo se acercó con cierta claridad a Eduardo Lobos en apenas dos oportunidades: cuando a los 42 minutos de la primera etapa Vidal elevó de cabeza un centro para el que Pineda venía mejor perfilado, y en esa jugada de los descuentos, cuando falló en dos oportunidades una defensa que, con poco trabajo, hasta ahí había estado impecable.

El empate, tal vez demasiado premio para lo que hizo Unión Calera, fue de cualquier modo un castigo para San Marcos, que dilapidó todo un tiempo con un Leonardo Ramos absolutamente inocuo como delantero centro, y un venezolano Rentería que, aparte de que amenaza mucho más de lo que finalmente produce, se pierde claramente utilizando la franja derecha.

El chispazo de luz para San Marcos llegó a poco de iniciado el segundo tiempo. Suazo, lateral calerano, no supo revolver frente a un saque lateral y, en lugar de despejar, elevó la pelota, dejándola en zona de peligro. Cuando Rentería iba a buscarla de espaldas al arco, apareció Harbottle para meter un zurdazo violento que se metió junto a un poste, desatando la algarabía de los locales.

San Marcos aumentó su superioridad con el 1 a 0. Lo poco bueno que pudo observarse, corrió por cuenta de sus jugadores, que buscaron con ahínco el gol que les diera un poco más de tranquilidad para el encuentro de revancha. Sin embargo, sus delanteros chocaron una y otra vez con Giovini, que al cabo se transformó en la gran figura del partido.

Partido de vuelta absolutamente abierto, pero que Unión Calera no podrá afrontar con el poco vuelo futbolístico que evidenció en el Carlos Dittborn. Como cuadro que alcanzó la segunda producción goleadora de la fase regular del Torneo de Clausura, se supone que tiene con qué clasificar a una final de liguilla que, a comienzos de campeonato, no estaba en los planes de nadie.

En cuanto a Arica, que por contraste exhibe la defensa menos batida, llegará a Quillota con sus posibilidades intactas, pero sabiendo que se perdió una gran oportunidad de haber afrontado los segundos 90 minutos de este lance con una clara ventaja.

PORMENORES
Estadio: Carlos Dittborn.
Público: Aproximadamente 6 mil espectadores.
Arbitro: Carlos Ulloa.
SAN MARCOS: Lobos; Coronado, Meza, Labrín, Jopia (85´ Oyarzún); Sandoval, Rivera, R. González; Rentería (74´ Medina), Ramos (60´ P. González), Harbottle.
UNION CALERA: Giovini; Suazo, Berríos, Charles, Bahamondes; Farías, A. González, Rosales; Silva (80´ Bravo), Vidal (65´ Costa) y Pineda (65´ Tevez).
Goles: 53´ Harbottle (SM) y 97´ Tevez (UC).
Tarjetas amarillas: Oyarzún y Ramos, de San Marcos, y Farías y A. González, de Unión Calera.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV