Publicidad

Concha y el nuevo partido del FA: “Existe el desafío de constituir una directiva que genere unidad”

Publicidad

El candidato a alcalde de Peñalolén, Miguel Concha (FA), también se refirió a la capacidad del oficialismo de ofrecer una alternativa única desde la DC hasta el PC, en contraste con la derecha y su “incapacidad para llegar a un acuerdo y presentar un proyecto común para la comuna”.


El periodista y candidato del Frente Amplio (FA) a la alcaldía de Peñalolén, Miguel Concha, ganó las primarias municipales del oficialismo con el 51% de los votos. Triunfo que terminó con los más de 20 años de la Democracia Cristiana al mando de la comuna y con la aspiración de la actual alcaldesa, Carolina Leitao, de instalar a José Ruiz como su sucesor.

Hoy, como la carta de unidad de la centroizquierda, Concha prepara una campaña enfocada en la recuperación de espacios públicos, seguridad y mejor gestión territorial. En ese sentido, defiende la capacidad de gobernanza del Frente Amplio a nivel central y municipal. “Los gobiernos locales del FA han sido emblemas de recuperación de muchas lógicas que antes estaban perdidas. Y ese es el caso de Maipú, de Viña del Mar, de Ñuñoa, el caso de San Miguel (…)”, dice.

En conversación con El Mostrador, el exjefe de gabinete de la delegada presidencial de la RM, también apunta a la falta de unidad en la derecha y a su “incapacidad para llegar a un acuerdo y presentar un proyecto común para la comuna”.

Además, se refiere a los desafíos para el nuevo partido Frente Amplio, donde advierte la necesidad de seguir avanzando en la unidad de la centroizquierda para el ciclo electoral que queda por delante.

-Ni la DC, ni el candidato de la alcaldesa Leitao ganaron las primarias, ¿por qué crees que los vecinos de Peñalolén optaron por tu figura, como representante del Frente Amplio, para representarlos en las elecciones de octubre?
-Nosotros venimos trabajando en la comuna hace varios años, desde al menos unos siete, donde estuvimos generando un vínculo bien fuerte con distintas organizaciones sociales, dirigentes, con concejales y concejalas. Y una de las cosas que a nosotros se nos destacó fue que, en la primera campaña a la alcaldía, sacamos la segunda mayoría, a cerca de cuatro mil votos de la actual alcaldesa. Lo cual, por un lado, fue una demostración bien fuerte de que el proyecto que nosotros estábamos presentando le hacía sentido a una buena parte de los vecinos y vecinas de Peñalolén, y, por otra parte, también entender que representamos una alternativa de cambio tras 20 años de un municipio gobernado por la Democracia Cristiana.

Y como tú bien sabes, en democracia siempre es importante la alternancia y la mirada del futuro. Y creo que todo aquello, tanto el trabajo que nosotros iniciamos hace ya siete años con una buena elección a la alcaldía la vez anterior, y con el reconocimiento de mi nombre, del trabajo colectivo y, al mismo tiempo, lo que significaba esta alternativa de cambio, hoy día nos tiene como la candidatura única del oficialismo tras una primaria.

Yo al menos me quedé bastante tranquilo desde el punto de vista del debate de las ideas, de la fraternidad. También entendemos que los tres candidatos fueron bien justos y que estamos remando para el mismo lado, que al final es tener una única opción de centroizquierda que represente a Peñalolén y que continúe con buena parte del trabajo que se ha hecho durante los últimos 20 años.

-La perspectiva de cambio tras 20 años de la DC es algo que también plantea la candidata de Chile Vamos, Claudia Mora. ¿En qué se diferencian los proyectos en ese sentido?
-Son dos proyectos muy distintos. El proyecto de ella es de una derecha que representa un estilo y una lógica de gobernanza que se ha visto en algunos municipios, en algunas ocasiones de muy mala forma. Y nosotros somos un proyecto que ha ido creciendo con el tiempo, el proyecto del Frente Amplio, pero que además tiene el plus que durante el último tiempo hemos logrado con la centroizquierda, desde la DC hasta el Partido Comunista, ponernos de acuerdo en la gran mayoría de las comunas para poder definir una sola candidatura que enfrente a la derecha en octubre.

Y hago este énfasis, porque no es un dato menor que nos hayamos reunido nosotros como grupo de centroizquierda, dejando de lado quizás los intereses particulares de cada partido y poniendo por delante la unidad. Esta construcción tiene por objetivo demostrar que hay un proyecto que se le puede ofrecer tanto a Peñalolén como también al país.

En cambio, uno mira lo que está pasando en la derecha, donde en el caso de Peñalolén ya cuenta con dos candidatos, uno del Partido Republicano, otra de Chile Vamos, y habla también de esta falta de unidad y de esta incapacidad que tienen para llegar a un acuerdo y presentar un proyecto común para la comuna. Al menos ahí ya tienes un punto bien claro de cuál es la diferencia entre el proyecto que representa ella o que representa la derecha, y el proyecto que estamos representando nosotros.

Entonces, en cierto sentido, representamos esa fuerza de cambio con nuevas ideas, pero también continuando las buenas cosas que se han hecho durante los últimos 20 años de un proyecto que ha sido de la Democracia Cristiana, pero que ha sido un proyecto progresista. Sobre todo entendiendo que los triunfos electorales y el trabajo que han hecho tanto Claudio Orrego como Carolina Leitao, han sido derrotando a la derecha. Reconociendo lo bueno que se ha hecho desde la centroizquierda. Y desde ese punto de vista es que nosotros creemos que somos la mejor opción y, finalmente, eso se verá en las urnas.

-Otra de las críticas de la candidata de Chile Vamos es que el Frente Amplio no fue el cambio que prometieron, la polémica por el caso Convenios, etc. ¿Cómo respondes ante esa interpelación, donde probablemente habrá muchos puntos de comparación entre lo que puede ser una gestión municipal, con lo que se está haciendo a nivel gubernamental?
-Creo que los hechos hablan por sí solos. Hoy día el Gobierno está en alza. Hay una mirada más optimista en términos económicos. Se ha reforzado históricamente la inversión y se ha llevado adelante una cantidad también histórica de leyes para enfrentar la crisis de seguridad. Hemos avanzado en materias súper relevantes como el Copago Cero, el aumento del salario mínimo, el royalty que ayuda a muchas comunas para tener una mayor equidad territorial a la hora de la distribución de los recursos.

Por otro lado, los gobiernos locales del Frente Amplio han sido emblemas también de recuperación de muchas lógicas que antes estaban perdidas. Y ese es el caso de Maipú, el caso de Viña del Mar, el caso de Ñuñoa, el caso de San Miguel, lo estamos viendo también en Independencia. Entonces, hay un montón de cosas que han ido pasando durante el último tiempo que han demostrado, no solo que el Frente Amplio está capacitado para gobernar, sino que su forma y sus lógicas de cómo han llevado adelante la gobernanza, tanto a nivel central como también a nivel local, le han mejorado la calidad de vida a la gente.

Y, en ese sentido, nosotros somos bien claros. Nuestro programa va a estar enfocado en recuperación de espacios públicos, mayor distribución y equidad territorial, la entrega de los recursos, inversión pública, inversión privada. También buscar las opciones de seguir generando polos de desarrollo sustentable y sostenible. Y, por sobre todo, tener un foco muy importante en el tema de seguridad. Tenemos la experiencia, hemos trabajado fuertemente en el Gobierno y creemos también que eso va a ser un sello distintivo.

Entonces, cuando nos dicen que el Frente Amplio no sabe gobernar, creo que los hechos han sido bastante claros. Hay optimismo, hay un aumento sostenido de la aprobación del Gobierno del Presidente. No solo ha normalizado el país y varias comunas que estaban en situaciones bien complejas, sino que también le ha generado una mejor calidad de vida. Es demostración de que el Frente Amplio está muy capacitado y que tiene mucho más que entregar a otras comunas y, en el caso nuestro, creemos que esa lógica se va a cumplir en Peñalolén.

-Profundicemos brevemente en términos programáticos, ¿cuáles son los pilares de tu programa y cuál es la evaluación de lo que ha sido la gestión de la alcaldesa Leitao?
-En el caso de la alcaldesa Leitao, entiendo que ella es la alcaldesa que lleva más tiempo siendo alcaldesa de Peñalolén. Eso le da un valor y también demuestra el trabajo que ha hecho de manera sostenida durante el último tiempo. Hay cosas que son muy valiosas. Por ejemplo, el tema de la integración social, en la búsqueda de viviendas para poder solucionar una situación bien compleja y que lo están haciendo ahí con el proyecto de los vecinos. Creo que es una política pública que también se va a traspasar hacia otros municipios y que es un ejemplo a nivel nacional.

Por otra parte, también, ella ha sido bien generosa con su liderazgo y ha puesto a disposición tanto el proyecto que ha liderado en Peñalolén como también su trayectoria personal, su capacidad para levantar y abordar todo lo que es el trabajo en la Asociación de Municipios. Y eso también habla de una alcaldesa cuyo legado va a quedar firme en una comuna que ha ido desarrollándose durante el último tiempo.

Ahora, hay cosas por seguir mejorando. Y ahí es donde están los énfasis y las nuevas ideas. Nosotros creemos que hay que seguir reforzando el tema de la diversidad. También creemos que es muy importante ir reformulando el trabajo a nivel territorial con las distintas organizaciones sociales. También debemos ir a buscar más recursos para más inversión, para recuperar algunos espacios que están un poquito más aproblemados y que obviamente necesitan un trabajo con una gestión territorial mucho más intensa.

Y, por último, el tema de la seguridad. Peñalolén tiene un modelo preventivo de seguridad que ha sido bien importante en la generación de distintas políticas públicas y que permiten alejar a las personas del flagelo de la delincuencia. Pero, por otro lado, también es necesario seguir creciendo en el tema de fiscalización y control. Y ahí también hay una pega por hacer. Hoy día tenemos 15 móviles de seguridad, tenemos 15 de seguridad municipal, creemos que eso hay que duplicarlo. También mejorar las coordinaciones y esas coordinaciones no solo las hablo con Fiscalía, policía en general y municipio, sino también tener una mirada mucho más fina con temas tecnológicos, de inteligencia, y la relación con los vecinos y vecinas.

-¿Hay algo que te preocupe en términos de probidad y transparencia en relación a la gestión municipal, a propósito de los casos de corrupción que hay a nivel nacional?
-Nosotros, llegando al municipio, tendremos que mirar la situación. Pero lo que al menos hasta ahora hemos presenciado, es que el municipio tiene un orden y que ejecuta de manera bastante clara cómo lleva adelante cada uno de los gastos de sus recursos públicos. Para nosotros es súper importante que esto se mantenga, se fortalezca y que podamos encontrar, quizás, nuevos mecanismos para aumentar los niveles de probidad y transparencia en el municipio.

Por otra parte, también está el tema que se ha discutido largamente durante varios años, que es cómo también fiscalizamos y le damos una mayor transparencia al tratamiento de los dineros públicos en las corporaciones municipales. Y creo que eso atraviesa transversalmente el arco, pero por sobre todo lo que hemos encontrado en algunos municipios de derecha que están siendo investigados por la Fiscalía, como es el caso de Maipú, de Viña del Mar, de Vitacura. Y son cosas que nosotros no vamos a tolerar y que al menos los hechos concretos del trabajo que ha hecho el Frente Amplio en esos gobiernos locales, en el caso de Viña del Mar y en el caso de Maipú, ha sido ejemplar. Y han dado cuenta de la relevancia para nuestro proyecto político de la transparencia y la probidad a todo evento, en cada uno de los municipios en los que nos toca liderar.

-Finalmente, el Frente Amplio concluirá el proceso para ser partido único durante estos días. ¿Cómo proyectas el panorama más general a nivel nacional del FA, respecto a su despliegue en estas elecciones municipales?
-El Frente Amplio tiene un enorme desafío. Primero, en la constitución de su partido único y de una directiva que genere unidad y, al mismo tiempo, garantía de una buena lógica. Por un lado, que defienda los intereses y los principios del FA y, por otro, que también avance hacia la unidad de la centroizquierda.

Y esa unidad no puede ser vacía, tiene que ser una unidad conversada y dialogada, pero al mismo tiempo construida con los demás partidos de la centroizquierda. Nosotros hoy día hicimos un buen pacto electoral, que nos permite tener una candidatura en todas las elecciones de octubre. Pero todavía nos queda la discusión presidencial, la discusión parlamentaria, la discusión del último año y medio del Gobierno, donde el Frente Amplio tiene mucho que decir. Y ahí es donde yo veo que hay un desafío enorme, sobre todo con la nueva directiva.

Ahora, el FA tiene que seguir creciendo a nivel de concejalías, a nivel de gobiernos regionales, y a nivel de municipalidades. Y, desde esa perspectiva, el trabajo que se ha hecho en municipios emblemáticos también demuestra que el proyecto está vivo, que tiene capacidad de crecimiento y que le puede entregar mejores soluciones y mejor calidad de vida a buena parte del país. Y creo que esa va a ser la tónica, siempre entendiendo que el trabajo tiene que ser dentro de la unidad y la construcción que tenemos con todos los partidos de la centroizquierda.

Publicidad

Tendencias