miércoles, 18 de mayo de 2022 Actualizado a las 09:37

La segunda fase de votaciones se realiza en 17 provincias calificadas como conservadoras

Opositores a Mursi denuncian discriminación y cohecho en jornada de referéndum en Egipto

por 22 diciembre, 2012

Opositores a Mursi denuncian discriminación y cohecho en jornada de referéndum en Egipto
Las elecciones determinarán el nuevo curso que tomará el nuevo gobierno de transición, el cual busca mayor estabilidad tras la caída del régimen de Hosni Mubarak hace dos años. Sin embargo, los opositores a la nueva Carta Magna, que representan a la población cristiana, acusan que de favorecerse la nueva Constitución, triunfaría el conservadurismo islámico y la actual exclusión de las minorías.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Lograr estabilidad en la transición democrática egipcia, a dos años de la caída del régimen de Hosni Mubarak, es el eje principal de las modificaciones a la Constitución que se votan este sábado en la segunda fase del referéndum en Egipto.

Sin embargo, una serie de discrepancias provenientes de los grupos cristianos de ese país --una parte de la población que sólo representa el 10 por ciento del electorado--, han surgido debido al carácter conservador de la nueva Carta Magna redactada por una Asamblea Constituyente, mayoritariamente islámica.

El  Movimiento Jóvenes del 6 Abril, opositor al gobierno del actual presidente Mursi, electo en junio de este año, acusa al nuevo texto de violar los derechos fundamentales, discriminar a las minorías del país e impulsar un documento que favorece a sus aliados islamistas ignorando los derechos de los cristianos.

Asimismo, ha denunciado hoy varias irregularidades supuestamente cometidas por grupos islamistas durante la segunda fase del referéndum sobre la nueva Constitución, que se celebra en 17 provincias.

Uno de los portavoces del grupo, Mohamed Adel, dijo a Efe por teléfono que "han registrado varias infracciones cometidas por los "Hermanos Musulmanes", como la distribución de comida a la gente para que vote a favor del 'sí".

Según Adel, el mayor número de irregularidades se están produciendo en el barrio cairota de Imbaba, en la provincia de Giza, y en Minia, 250 kilómetros al sur de la capital.

Infracciones

En un comunicado, el grupo precisó que en Al Miniya la Hermandad islámica ha fletado autobuses para transportar a los votantes para que sufraguen a favor del "sí".

Además, hay seguidores de este grupo, jóvenes y mujeres, que intentan influir en los electores en los colegios para que apoyen la nueva Carta Magna y han detectado a partidarios del actual presidente Mohamed Mursi repartiendo dinero a los votantes. Asimismo, el Movimiento 6 de Abril se quejó de que varios jueces de distintas provincias no han permitido la entrada de sus observadores a varios centros electorales.

En Manufiya, al norte de El Cairo, el grupo apuntó que los magistrados vetaron el acceso a los observadores del opositor Frente de Salvación Nacional, pero no los hicieron con los de organizaciones islamistas.

Entretanto, en Al Qaliubiya, también al norte de la capital, hubo choques entre islamistas y jóvenes del pueblo de Abu Tasht, después de que estos últimos intentaran evitar que los primeros influyeran en el voto de los electores, según el movimiento.

Asimismo, subrayó que algunos colegios tardaron casi dos horas en abrir y que durante la visita del guía espiritual de los Hermanos Musulmanes, Mohamed Badía, a un colegio de Beni Suef para votar, entraron con él veinte acompañantes suyos que causaron un gran caos, aunque ninguna de esas personas sufragó.

Votación

Unos 25,5 millones de egipcios, que suponen la mitad del electorado, están llamados hoy a acudir a las urnas en 6.724 colegios, que están protegidos por las Fuerzas Armadas.

El "sí", apoyado por los islamistas, triunfó en la primera ronda del referéndum celebrada el sábado pasado en diez provincias, entre ellas El Cairo y Alejandría, según los resultados oficiosos, ya que la Comisión Electoral no los anunciará oficialmente hasta dentro de dos días, después de la segunda fase.

El Frente de Salvación Nacional (FSN), que agrupa a gran parte de la oposición no islamista, ha solicitado el "no", porque opina que la redacción del borrador de la Carta Magna ha estado monopolizada por los islamistas.

En la jornada de hoy la votación se celebra en regiones mayoritariamente conservadoras, por lo que se espera una victoria del "sí", consignó la agencia EFE.

Síguenos en El Mostrador Google News



Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV