sábado, 16 de octubre de 2021 Actualizado a las 16:47

Opinión

Autor Imagen

El Ébola y las medidas país para enfrentarlo

por 17 octubre, 2014

Hay que considerar que es fundamental la información a los viajeros que salen del país a las regiones de riesgo, y del ingreso al país de personas provenientes de estas regiones. Pero también es fundamental la capacitación del personal de salud, ante un posible caso de ébola. En este último punto, los funcionarios sanitarios deben aplicar las medidas de bioseguridad mínimas para atender a cualquier paciente, sospechoso o no de esta infección, y creo que los profesionales de la salud y técnicos de este país están preparados para afrontar estas emergencias sanitarias.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

El actual brote de ébola, surgido en África Occidental, ha provocado la alerta epidemiológica a nivel mundial, de la cual nuestro país no está exento. Este domingo se informó por parte de las autoridades de salud de un caso sospechoso de infección por el virus, correspondiente a un ciudadano chileno, que ingresó al Hospital Barros Luco, proveniente de Guinea Ecuatorial. Este hecho trajo consigo varias interrogantes, entre ellas, si el país está preparado para enfrentar la introducción del virus a nuestro territorio.

Para entender las medidas sanitarias que se aplican en nuestro país, en este y otros eventuales casos sospechosos, primero debemos conocer acerca del virus y su transmisión:

El virus del Ébola fue descrito por primera vez en 1976, en Sudán y República Democrática del Congo. La enfermedad provocada por este virus, es grave, y presenta una tasa de letalidad que puede alcanzar el 90%, no existiendo tratamiento específico ni vacuna. El actual brote, surgido en Guinea, es provocado por la especie ébola Zaire, la más virulenta, y ha presentado una tasa de letalidad de alrededor del 50%. El periodo de incubación de la enfermedad se encuentra entre los 2 y 21 días, y afecta a seres humanos, primates, antílopes y murciélagos de la fruta. El contagio desde una persona infectada se da al tener contacto directo con la sangre, fluidos o secreciones corporales, como saliva, heces, orina y sudor, también a través de agujas, ropa contaminada y contacto directo con el cadáver de un fallecido por esta causa.

Los síntomas incluyen la aparición súbita de fiebre, dolores musculares, debilidad, dolor de cabeza y garganta, vómitos, diarrea, erupciones cutáneas, falla renal y hepática y hemorragia. Para establecer un diagnóstico, se deben descartar otras enfermedades infecciosas, como la malaria, el cólera, la leptoespirosis, la meningitis, y otras enfermedades hemorrágicas de origen viral.

Hay que considerar que es fundamental la información a los viajeros que salen del país a las regiones de riesgo, y del ingreso al país de personas provenientes de estas regiones. Pero también es fundamental la capacitación del personal de salud, ante un posible caso de ébola. En este último punto, los funcionarios sanitarios deben aplicar las medidas de bioseguridad mínimas para atender a cualquier paciente, sospechoso o no de esta infección, y creo que los profesionales de la salud y técnicos de este país están preparados para afrontar estas emergencias sanitarias.

¿Cuáles son las medidas adoptadas por el país para enfrentar una emergencia de este tipo?

El Gobierno ha implementado un plan de contingencia para el enfrentamiento de casos de enfermedad por virus del Ébola, adoptando las recomendaciones de la OPS/OMS, el cual incluye:

- Notificación inmediata a la Seremi de salud frente a la sospecha de un caso compatible con la infección por ébola.

- Seguimiento de los contactos del sospechoso de infección por el virus.

- Evitar que los fluidos corporales del paciente sospechoso tengan contacto directo con otras personas, por lo que las medidas de aislamiento en el centro hospitalario, son fundamentales.

- Contar con personal sanitario entrenado y que cumpla con las normas mínimas de bioseguridad para estos casos: uso de guantes, mascarillas, protectores oculares, batas impermeables desechables, zapatos cerrados.

- Manejo de cadáveres de fallecidos por la enfermedad: desinfección del cadáver, no realizar autopsia y disponer el cadáver en bolsa sellada e impermeable, antes de colocar en urna.

Para el diagnóstico de la infección, se enviarán muestras de sangre al Instituto de Salud Pública, las cuales se procesarán en un laboratorio de Bioseguridad nivel 3, para realizar análisis de detección del genoma viral (PCR), y otras pruebas destinadas a descartar otros patógenos. De resultar positiva la prueba para ébola, se enviarán las muestras, para confirmar el resultado, al Laboratorio Nacional de Microbiología de Canadá.

Hay que considerar que es fundamental la información a los viajeros que salen del país a las regiones de riesgo, y del ingreso al país de personas provenientes de estas regiones. Pero también es fundamental la capacitación del personal de salud, ante un posible caso de ébola. En este último punto, los funcionarios sanitarios deben aplicar las medidas de bioseguridad mínimas para atender a cualquier paciente, sospechoso o no de esta infección, y creo que los profesionales de la salud y técnicos de este país están preparados para afrontar estas emergencias sanitarias.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV