viernes, 18 de septiembre de 2020 Actualizado a las 21:29

Opinión

Autor Imagen

La fiebre del coronavirus y el Ministro Mañalich

por 14 marzo, 2020

La fiebre del coronavirus y el Ministro Mañalich
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Aunque la gripe por Coronavirus no es una de las enfermedades que más muertes produce en el mundo al día (que son tuberculosis, neumonía y hepatitis B) la Organización Mundial de la Salud ha decidido que estamos en situación de pandemia, autorizando políticamente a los gobiernos a tomar medidas excepcionales para controlar la enfermedad.
Tal decisión se basa probablemente debido a la inseguridad que produce el caso italiano, letalidad alta y golpe al mundo desarrollado, acostumbrado a desafiar con progreso científico los embates de la naturaleza.
La letalidad del virus COVID-19, varía entre el 2y 3,5 por ciento según el país, existiendo cerca de 110 mil casos confirmados en el mundo al día de hoy. La mayor mortalidad está en personas de las tercera y cuarta edades con alguna patología pulmonar o cardíaca o enfermedades crónicas previas.
Los países que han sufrido con mayor envergadura los golpes del virus, China, Italia, y EE.UU han aislado ciudades, regiones enteras y cancelado vuelos hacia y desde Europa, China, Corea del Sur, etc. Los mercados mundiales tambalean al ritmo de las medidas anunciadas por estos países durante la semana: suspensión total de los vuelos hacia y desde Europa, China por al menos 30 días, declive de actividades comerciales y turísticas, golpe comercial duro, radical, necesario para contener y dar señal de control de la situación.
Mientras, en Chile, vemos al ministro Jaime Mañalich en un punto de prensa anunciando que el presidente anunciará este sábado las medidas a escala nacional que tomaremos para unirnos al concierto internacional de naciones que han actuado contra el virus. Lo vemos entregando alcohol gel a la prensa apostada en La Moneda, criticando la perfomance del diputado Jackson, quién desea tomarse un examen de coronavirus para demostrar su nivel de salud; amén de insinuar hace una semana, la posibilidad de incidencia del coronavirus sobre nuestro precario plebiscito constitucional. La puesta en escena es deliciosa para el ministro: “estamos pidiendo al SERVEL permisos para montar puestos sanitarios en los lugares de votación”
En Chile nos acercamos a la cincuentena de casos, y en redes sociales se plantea un escenario de incertidumbre inminente. Además se suspenden eventos importantes, conciertos masivos y la prensa nos dice que las eliminatorias del fútbol se postergarán algunas semanas.
Las primeras medidas tomadas por las autoridades de salud chilenas, incluyen una declaración jurada en los puntos de ingreso al país, que incluyen cuarentena domiciliaria en caso de presentar sintomatología, cuarentena fiscalizada sin protocolo conocido ni responsabilidad política definida, centralización de las tomas de exámenes de muestra para análisis viral en pacientes sospechosos de portar Coronavirus y una campaña de prevención de la enfermedad que favorece medidas higiénicas, y la “falta de conocimiento” de la población nacional respecto a las vías de contagio: evitemos besarnos, tocarnos y aproximarnos entre nosotros.

En conclusión, mientras los países afectados se están tomando el trabajo de cerrar fronteras, controlar el flujo de personas y restringir el intercambio, en Chile las autoridades insisten con los montajes para la televisión : entregando alcohol gel y prohibiendo el lolapalloza, mientras los procedimientos para diagnosticar, notificar, derivar y tratar a los probables enfermos aguardan en el gabinete del ministro que el Presidente Piñera haga sus anuncios.

  • El contenido vertido en esta columna de opinión es de exclusiva responsabilidad de su autor, y no refleja necesariamente la línea editorial ni postura de El Mostrador.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV