miércoles, 23 de septiembre de 2020 Actualizado a las 12:38

Opinión

Autor Imagen

Start-up Chile: diez años de avances sustantivos

por 25 agosto, 2020

Start-up Chile: diez años de avances sustantivos
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Corfo ha jugado desde su fundación por el presidente Pedro Aguirre Cerda un señero rol en pos del desarrollo productivo del país. Se puede decir que como institución Corfo ha sido el brazo práctico del fomento productivo – industrial y tecnológico – que el Estado de Chile ha impulsado para sectores claves del país y con plena colaboración del sector privado nacional.

Cabe destacar como uno de los hitos centrales de los últimos tiempos, el programa Start-Up Chile, iniciativa próxima a cumplir ya una década de experiencia. Este programa no sólo es conocido a nivel global donde directa e indirectamente ha tenido impacto, sino que además ha sido merecedor de muchos premios internacionales en foros de emprendimientos tecnológicos y de negocios de primer nivel.

En esta nota enfocamos dos puntos especialmente significativos del rol de Start-Up Chile y sus aportaciones para el desarrollo empresarial nuevo en los países donde irradia, y especialmente en Chile.

La literatura del campo de Desarrollo Económico acumula avances conceptuales y data empírica maciza sobre el proceso de la toma de riesgos en inversiones , emprendimientos y avances tecnológicos en el campo de negocios y empleos.

Desde los trabajos del concepto del Big Push por eminencias del tenor de W . Rostow y P Rosenstein Rodan (MIT), se conoce la significancia de los temas de escala productiva, diversificación de alcances, y de los factores críticos envueltos en la toma de riesgos por agentes de negocios. Justamente por el tema de las externalidades envueltas en cada caso, por las restricciones de los mercados de capitales, y por los horizontes largos pertinentes para inversiones nuevas en contexto de países en movimiento, es que la naturaleza de asociatividad cooperativa y facilitadora de agencias como Corfo en programas del tenor de Start-Up Chile es que se cumple un rol social co-adyudante en los proyectos privados del caso. El tomador de riesgos se siente estimulado y acompanado en el delicado proceso del diseño, planeación y cobertura de hitos de avance en el tiempo, que acompañan al plan de negocios de toda innovación creativa.

Todo eso es un aporte indudable, tanto productivo y social, para la sociedad.

Las cifras de Start-Up Chile avalan un progreso sistemático – nunca exento de dificultades – en la consecución de apoyos para proyectos de interés que se insertan en la economía de clusters, de provisión de servicios, de aplicación y desarrollo de tecnologías aplicadas para servir mejor a consumidores y a productores de base.

Algunas pocas cifras ilustrativas que marcan este progreso para el período 1990-2020.

Medido hasta el año 2018, el portafolio de Start-Up Chile ha significado de manera directa la creación de unos 15.000 empleos productivos. Y el capital financiero que se ha levantado hasta hoy en la escena global internacional ya suma alrededor de 33 millones de dólares acumulados. El liderazgo por género en los emprendedores beneficiados también muestra -año a año- una elevada incidencia a favor de proyectos liderados por mujeres. Ese es otro importante beneficio.

Finalmente hay un elemento en la base económica de lo obrado por Corfo en esto, con la cifra siguiente: por cada dólar de recursos de apoyo aportado por Corfo en Start-Up Chile, el valor final de capital levantado por los inversores privados en el mercado para ello se multiplicó por 17,3 veces. Los proyectos han sido relevantes, y el interés de mercado ha sido consistente.

La Corfo se halla en medio de un diseño nuevo y próxima implementación del programa Growth. Esta es una nueva iniciativa muy complementaria a la aquí analizada. Una que avanza más alla de las primeras etapas, enfocada a apoyar y acompañar algunas de las fases subsiguientes (management, accesos) de los numerosos programas que van avanzando en materialidad a traves del pipeline.

Creemos que esta nueva línea de Corfo hará aun más complementaria, viable, y rentables, aquellos proyectos apoyados por Start-Up Chile que pretendan escalar sus operaciones en el tiempo. Particularmente aquellos que contribuyan a elevar las calificaciones técnicas del trabajo y los empleos.

De esta manera , CORFO va permaneciendo fiel a su doble rol de fomento productivo y desarrollo social en Chile .

 

  • El contenido vertido en esta columna de opinión es de exclusiva responsabilidad de su autor, y no refleja necesariamente la línea editorial ni postura de El Mostrador.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV