jueves, 28 de enero de 2021 Actualizado a las 04:49

Sostiene que es un ataque hacia el gobierno de Piñera

Beyer dice que lo decepcionó la falta de lealtad de Bachelet y que su “liderazgo es de mentira”

por 20 abril, 2013

Beyer dice que lo decepcionó la falta de lealtad de Bachelet y que su “liderazgo es de mentira”
El ex titular del Mineduc comparte la postura de la ministra del Trabajo, Evelyn Matthei, de responsabilizar a la ex mandataria de su destitución, precisando que “si la ex Presidenta hubiese hecho una declaración de apoyo a mi persona, el escenario político habría sido otro. Ahora, ¿por qué ella lo iba a hacer? Uno supone que en política los líderes tienen cierta lealtad a gente que ha colaborado con ella. Y, por lo tanto, esa señal tampoco habría sido inadecuada de su parte”.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

El destituido ministro de Educación, Harald Beyer, puso en duda la lealtad de Michelle Bachelet, luego que haber participado en varias comisiones asesoras en temas educacionales, cuestionando de paso su liderazgo que consideró como  “de mentira”.

En entrevista a La Tercera luego que la semana pasada el Senado lo destituyera de su rol de ministro, Beyer sostiene que su salida del Mineduc corresponde a una intención de la oposición de bloquear al gobierno de Sebastián Piñera en el área de educación.

“La candidata con mayores posibilidades de la Concertación ha hecho de este punto, de la educación, un tema central de su campaña. Creo que detrás de esto hay un ataque, más que a mí, al gobierno. Y no importan mucho los medios: hemos visto que, finalmente, el fin los justifica”, sostuvo.

Asimismo, comparte la postura de la ministra del Trabajo, Evelyn Matthei, de responsabilizar a la ex mandataria de su destitución, precisando que “si la ex Presidenta hubiese hecho una declaración de apoyo a mi persona, el escenario político habría sido otro. Ahora, ¿por qué ella lo iba a hacer? Uno supone que en política los líderes tienen cierta lealtad a gente que ha colaborado con ella. Y, por lo tanto, esa señal tampoco habría sido inadecuada de su parte”.

Además, Beyer cuestionó la lealtad de la ex jefa de Estado, afirmando que lo había decepcionado, ya que “uno espera de los líderes políticos lealtad hacia la gente que de alguna forma ha contribuido con ellos. Yo no contribuí en una pequeña dimensión, sino que estuve en tres comisiones y creo que mi rol fue, desde el punto de vista de sus intereses y de lo que ella buscaba, bien importante. Eso ya es leche derramada, no me interesa hacer mayores olas, pero indudablemente que si ella hubiese hecho un gesto, creo que la votación hubiera sido distinta, porque acá la Concertación se alineó políticamente, salvo una persona, que creo que rescata el valor de la política”.

En ese mismo sentido, cuestionó el liderazgo de Bachelet que considera como “de mentira”, señalando que “de un líder político, uno esperaría que tuviera capacidad de mirar con más distancia, con una perspectiva más de largo plazo, y eso es lo que yo no vi. Pero esa es mi opinión, tampoco esperaba ningún favor en particular de ella o de ninguna otra persona. Yo lo que esperaba es que se analizaran los antecedentes en su propio mérito”.

El ex ministro también se refirió a la posición que asumió el senador DC, Patricio Walker, al anunciar que votaría en contra de la acusación. En ese sentido, Beyer sostuvo que fue un grado de “esperanza” para que el libelo fuese rechazado en la Cámara Alta.

“Fue para mí, por lo menos, una esperanza, porque más allá del resultado y a pesar de estas coyunturas, hay políticos que están dispuestos a cumplir con un papel de jurado, aunque eso les traiga enemistades con su sector político”, dijo.

Sobre la petición que hizo a último momento el senador Carlos Bianchi, quien le solicitó renunciar, el ex secretario de Estado sostuvo que “cuando se entra en política o se participa en el debate público, uno respeta las instituciones y no se presta para un juego que hubiera sido un arreglín. En ninguna parte se sostiene que si uno renuncia se detiene la acusación. Eso significaba que los senadores iban a cambiar su voto respecto de lo que tenían pensado, y eso a mí me parece que es una pésima práctica. Yo prefiero perder, pero que las instituciones cumplan con el papel que tienen”.

Beyer arremete contra Bianchi, afirmando que en su discurso no citó nada de la acusación ni de la defensa y termina diciendo ““Salvemos a este hombre, pidámosle la renuncia”. ¿Eso no es demagogia? Además, saltándose toda la institucionalidad... Lo grave no es solamente el comportamiento de él, es la joya de la corona. El comportamiento fue tremendamente demagógico porque ni siquiera se prestó para contrastar los datos (…). Creo que, en general, el análisis que hicieron fue muy pobre, tratando de satisfacer a la galería, pero no a sus conciencias”.

En su análisis sobre el desarrollo de la acusación constitucional, Beyer afirma que sería lamentable que los legisladores se hubieran sentido presionados por los dirigentes estudiantiles, ya que a pesar de ser un grupo de presión importante, sus “intereses no necesariamente coinciden con los del país”.

“Sería muy lamentable que se dejaran presionar por eso, pero yo creo que efectivamente algo de eso ocurrió, se dejaron presionar por los estudiantes”, mencionó y añadió que estaba acreditado la coordinación entre la Confech y diputados de oposición. “¿Por qué los profesores de liceos rurales no tienen el mismo acceso a los parlamentarios? Porque no son un grupo de interés relevante. Entonces, me parece una responsabilidad de la función legislativa ese acceso tan desigual de grupos de interés solamente porque tienen mayor capacidad de movilización. Eso es dañino para la democracia”, explica.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV