jueves, 15 de abril de 2021 Actualizado a las 10:43

Explica que la llegada de Longueira es para contener los cambios societales

Peña con todo: “Los dedos se hacen escasos para enumerar a conspicuos miembros de la UDI que tienen trayectorias peores que las de Golborne”

por 5 mayo, 2013

Peña con todo: “Los dedos se hacen escasos para enumerar a conspicuos miembros de la UDI que tienen trayectorias peores que las de Golborne”
El académico y rector de la UDP afirma que lo que se pretende es “construir una minoría suficientemente consistente que pueda salvar, con su posición y su voto, el proyecto de modernización que el gremialismo contribuyó a elaborar y que todos estos años ha sostenido”.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

El rector de la Universidad Diego Portales, Carlos Peña, sostiene que la llegada de Pablo Longueira para ser el candidato presidencial del gremialismo responde a contener los deseos de cambio de una sociedad y que la salida del ex titular del MOP no responde a lo ocurrido con el caso Cencosud y sus inversiones en Islas Vírgenes o que estaba bajo en las encuestas, ya que “los dedos se hacen escasos para enumerar a conspicuos miembros de la UDI que tiene trayectorias peores que las de Golborne”.

“Se dirá que salta a la vista. La trayectoria de Golborne –el caso Cencosud y sus inversiones en Islas Vírgenes- habrían hecho simplemente inviable su candidatura. Además su desempeño en las encuestas estaría por debajo de lo esperado. En suma, mal pasado y peor futuro. ¿Cómo podría seguir siendo candidato?”, sostiene el académico en su habitual columna de los domingos en El Mercurio.

Ante estos hechos, Peña explica que “los dedos se hacen escasos para enumerar a conspicuos miembros de la UDI que tiene trayectorias peores que las de Golborne. ¿O acaso haber formado parte de una dictadura que violó flagrantemente los derechos humanos sin nunca haber pedido siquiera disculpas por ello no es peor que haber abusado de los consumidores?”.

Agrega que tampoco es plausible la hipótesis respecto a que se dejó de lado al ex ministro cuando se conocía que no iba a ganar las elecciones y se pregunta si “¿acaso alguien piensa que Longueira, el sustituto –uno de los políticos que causa más alergia en el electorado- podrá ganar?”.

Peña precisa que la explicación se encuentra por otro lado, destacando de paso las virtudes que debe tener un político y que consiste en “su capacidad de detectar a tiempo las corrientes subyacentes de la sociedad, esas opiniones inexpresas, esa corriente del subsuelo que poco a poco va configurando la sociedad hasta que logra manifestarse del todo”.

Menciona que la principal virtud de un político es el de conocer para “dónde va la vida subterránea. Un gran político (en el sentido arquetípico de la expresión) fue Arturo Alessandri: detectó, antes que nadie, los desafíos de la sociedad de masas (otra cosa es que hizo con ellos)”.

El columnista expresa que dentro de la UDI se dieron cuenta de cuáles son las corrientes subyacentes en la sociedad chilena y que lo estaba en riesgo era su proyecto histórico.

“Advirtió que la hegemonía está trizada y que el campo de la política es hoy una arena en la que ni se disputan los cargos del Estado, sino algo más grande. Nada menos que la índole de la modernización chilena: si acaso seguirá siendo estrictamente contributiva (donde cada uno recibe tanto como previamente da) o universalista (donde la condición de miembro de la comunidad es título suficiente para ser acreedor de ciertos bienes), si la corrección de la desigualdad seguirá entregada a la mejora incremental del capital humano (mediante la educación) o se acelerará (acentuando la redistribución); si, en fin, las políticas públicas seguirán garantizadas con quórums contramayoritarios o si, en cambio, estarán entregadas a la deliberación de la mayoría (mediante una reforma constitucional)”, argumenta.

Por lo tanto, sostiene que la caída de Golborne tiene por objetivo el de contener ese peligro, “no ganar el Estado, sino lograr que, aunque se pierda, las cosas no cambien”.

Y añade que el arribo de Longueira se explica “por los deseos de cambio que alienta hoy la sociedad chilena y su presencia, por supuesto, no tiene por objeto empujar esos cambios, sino contenerlos”.

Peña reitera que lo que se pretende es “construir una minoría suficientemente consistente que pueda salvar, con su posición y su voto, el proyecto de modernización que la UDI contribuyó a elaborar y que todos estos años ha sostenido”.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV