miércoles, 25 de mayo de 2022 Actualizado a las 21:42

Alcalde de Las Condes presume que se trató de financiamiento indirecto de SQM

De la Maza y las boletas de Peñailillo a Martelli: “¡Pero cómo le voy a creer…! Nadie puede creer que eran trabajos de verdad”

por 19 abril, 2015

De la Maza y las boletas de Peñailillo a Martelli: “¡Pero cómo le voy a creer…! Nadie puede creer que eran trabajos  de verdad”
“Es que cuando salió el ministro Peñailillo con boletas que le dio a la empresa que era recaudadora de platas. Él dijo que había hecho un estudio sociológico de Europa. No sé si esa empresa tiene ese fin, por lo tanto, si no lo tiene, ya son ideológicamente falsas esas boletas”, explica el ex vicepresidente de la UDI.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

El alcalde de Las Condes y ex vicepresidente de la UDI, Francisco de la Maza, asegura no creerle al ministro del Interior, Rodrigo Peñailillo, respecto a la explicación que dio sobre las boletas entregadas a la empresa de Giorgio Martelli, presumiendo que se trató de un financiamiento indirecto de SQM para campañas políticas.

El alcalde, uno de los disidentes a las conclusiones del consejo general del gremialismo, señala en La Tercera que “cualquier persona que hoy esté directamente involucrada con sistemas de financiamiento dudoso, no puede ser parte de la solución”, refiriéndose a la crítica que hizo tras la ratificación de Michel Jorratt como director del Servicio de Impuestos Internos (SII).

“Por eso me suena a arreglín. Parece una cosa como ocultismo, de tratar de parar esto, de no transparentarlo. Esa es mi impresión. Es un poquitito impresentable”, precisa.

En cuanto a la aparición del ministro del Interior, Rodrigo Peñailillo, con la entrega de boletas a Asesorías y Negocios SpA, empresa de Giorgio Martelli, quien fue recaudador de la campaña de la Presidenta Michelle Bachelet durante 2005 y que tuvo un rol menor en la campaña de 2013, De la Maza pone en duda las explicaciones dadas a la opinión pública por el secretario de Estado.

“Es que cuando salió el ministro Peñailillo con boletas que le dio a la empresa que era recaudadora de platas. Él dijo que había hecho un estudio sociológico de Europa. No sé si esa empresa tiene ese fin, por lo tanto, si no lo tiene, ya son ideológicamente falsas esas boletas”, explica.

Y agrega: “¡Pero cómo le voy a creer, si eso es increíble! Lo que sí creo es que en algún minuto llegó a Chile, después de haber estado haciendo un posgrado, necesitaba trabajo y le ofrecieron un trabajo, era un cuento chino. También lo de (Jorge) Pizarro respecto a su hijo. Pero es obvio que nadie puede creer que eran trabajos de verdad”.

Y remata con que “les ofrecieron ayuda, obvio, en este caso indirecto (a Peñailillo), porque era a través de (Giorgio) Martelli que tenía una sociedad y que recibía platas de SQM. Indirecto, pero ellos son parte del problema, pero no de la solución”.

“La disidencia ha actuado identificada”

De la Maza también asume su derrota en el último consejo general de la tienda de derecha y explica las razones por las cuales decidió mantenerse dentro del gremialismo, a pesar de que ya tenía redactada una carta de renuncia que se la iba a presentar al nuevo presidente del partido, Hernán Larraín.

El alcalde expone que lo que se plasmó en el voto político de la UDI no lo representa “prácticamente en nada”, salvo en aquellos aspectos en que mencionan mayor participación de los militantes.

“El voto político no representa el sentir de la mayoría de los militantes de la UDI. Pero Hernán Larraín me convenció. Con sus argumentos, me dio a entender que era mejor quedarme en la UDI, aun cuando tuviera diferencias en aspectos como éste, pero que era mejor a salirme de la UDI y quedar como un llanero solitario. Le encontré razón. Por eso le redacté una carta pidiéndole que se corrigieran a la brevedad algunos aspectos de esas conclusiones”, señala.



En ese sentido, dice estar convencido que el cambio se va a producir, “porque la mayoría de los militantes no está de acuerdo. Probablemente en una próxima elección interna, donde la directiva está comprometida a que sea un militante un voto, haya una oportunidad, no muy lejana. Obviamente, a mí me interesa llegar a eso”.

El jefe comunal también sostiene que uno de los elementos en que está en desacuerdo con el voto político fue la expresión de francotiradores, ya que “la disidencia ha actuado totalmente identificada: Víctor Pérez, Mario Olavarría y yo. Somos los proscritos, los vetados. No es de francotirador. Hay otros que pueden haber actuado en la oscuridad”.

De la Maza menciona que en la redacción del voto político “da la sensación de que aceptando el pronunciamiento de los tribunales, por razones especiales, la UDI no sancionaría a nadie, aun cuando los tribunales sí lo hagan. Eso es ponerse por sobre el Estado de derecho, por sobre la ley”.

En cuanto a lo que se comentó respecto a que en el voto político estaba la mano de Jovino Novoa, el alcalde argumenta que no es sólo una persona, sino que varias y “muchos de ellos están hoy en la actual directiva”, agregando que “hay un grupo de diputados, están Jovino Novoa, algunos históricos”.

Síguenos en El Mostrador Google News



Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV