domingo, 7 de marzo de 2021 Actualizado a las 14:49

Cumbre de ministros y Mandataria definirá hoy nuevas prioridades del Gobierno

Bachelet asume que no se podrá cumplir con todo el programa y pide a su gabinete "concentrarse en lo esencial"

por 10 julio, 2015

Bachelet asume que no se podrá cumplir con todo el programa y pide a su gabinete
La Presidenta dijo ante todo su gabinete, reunido en el estadio San Jorge desde las 9:00 horas, que no sirve para darse por vencida, al tiempo que habló de “realismo sin renuncia”, pero también asumió públicamente que lo que ahora se necesita es una “hoja de ruta clara, acotada, con un norte definido, con instrumentos eficaces y con plazos viables”.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

"Concentrarnos en lo esencial pero bien hecho y concluido, es mejor que tratar de hacer mucho pero con confusiones y sin resultados palpables", fue la frase de la Presidenta Michelle Bachelet esta mañana ante su gabinete en pleno, con la que marca con claridad la pauta de las definiciones que tomará el Ejecutivo esta jornada para jerarquizar el programa de gobierno y priorizar solo lo que es de verdad realizable durante esta administración. Un acto de franqueza gubernamental ante el complejo escenario económico, que –según apuntan las señales al interior de La Moneda– implicará postergar buena parte de las promesas de campaña.

En el estadio San Jorge está reunido desde las 9:00 horas todo el gabinete, jornada que se prolongará por todo el día. Al iniciar la reunión, la Presidenta dijo que “no sirvo para darme por vencida”, aseguró que “no vamos a dejar de lado los compromisos contraídos” y habló de “realismo sin renuncia”, pero también en sus palabras asumió públicamente que lo que debe hacer un buen Gobierno es “gobernar en las condiciones reales” y que, por eso, lo que ahora se necesita es una “hoja de ruta clara, acotada, con un norte definido, con instrumentos eficaces y con plazos viables”.

Llamo a los ministros a dar un nuevo impulso al Gobierno y les precisó que “este partido se juega ahora, no es un partido fácil pero debemos ganarlo (…) para que ese nuevo impulso sea efectivo hay que considerar las condiciones y las dificultades del nuevo contexto económico, social, político y de gestión”.

Bachelet planteó a sus ministros que en el contexto actual hay “poco margen para errores, apresuramientos o las pugnas secundarias, entonces debemos ser prolijos, ordenar nuestro trabajo para asegurar avances claros, efectivos y que la gente los sienta”.

Hizo una suerte de mea culpa por la falta de apoyo que hoy tienen las reformas propuestas en el programa de Gobierno, atribuyendo el punto en parte a problemas de gestión y comunicación. "Es cierto que los cambios que hemos liderado en esta primera etapa han sido complejos principalmente por su carácter institucional y de largo plazo, y eso muchas veces dificultan que las personas vean los beneficios completos que van a sentir en su vida. Y los costos en términos de apoyo ciudadano a las reformas son evidentes y cualquiera puede mirar lo que dicen las encuestas", añadió.

En esa línea, la Mandataria agregó que otra dificultad que ha enfrentado el Gobierno y su programa es la situación económica."Una desaceleración económica que se ha mostrado más larga y profunda de lo que esperábamos (…) una cosa que todos tenemos claro es que sin crecimiento no hay reforma sustentable” y, acto seguido, reconoció que otro problema radicó “en nuestro déficit de gestión en la marcha de las reformas. Debemos reconocer que la administración estatal no estaba preparada para procesar cambios estructurales simultáneamente".

Hizo una defensa de lo logrado hasta ahora por su administración: “Jugamos un primer tiempo exitoso, aprobamos la ley de inclusión en educación, la reforma tributaria, terminamos con el binominal, aprobamos el voto de los chilenos en el extranjero, cambiamos el panorama energético del país y esta en marcha agenda de transparencia”.

Es lo que en el oficialismo se viene hablando hace un par de semanas en privado, que la promesa de la Nueva Mayoría llegó a su fin, que este Gobierno, el espíritu y promesas que encarnó se acabó y que solo resta asumir que lo que se logró hacer el primer año es lo que se podrá defender.

La Presidenta Bachelet tenía en su solapa una chapita que decía “Todos por Chile”, misma frase que estaba en la gigantografía a sus espaldas y que estableció como la premisa y eslogan de este consejo de gabinete extraordinario.

La Mandataria pidió que en la jerarquización de la ruta que se define hoy no se pierda el foco en que este es “un Gobierno para las personas de carne y hueso”, que es fundamental “reforzar las políticas con mayor impacto positivo y directo en las familias” y que se debe resguardar que “el efecto de la crisis no caiga sobre la espalda de los mas vulnerables y la clase media”

Agregó que es clave en este proceso “reconstruir el vinculo de confianza entre la ciudadanía y el sistema político, esto es un cemento esencial para nuestra acción, por eso es tan prioritaria la aprobación e implementación de la agenda de probidad y transparencia”.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV