viernes, 22 de octubre de 2021 Actualizado a las 21:56

Explica que, a estas alturas, es un suicidio político ir a una primaria

Fuad Chahín admite lentitud en la DC: “Hoy no tenemos una carta nítida para la elección presidencial”

por 8 octubre, 2016

Fuad Chahín admite lentitud en la DC: “Hoy no tenemos una carta nítida para la elección presidencial”
El diputado reconoce que es difícil, para el partido, encontrar un nombre que les permita ganar las próximas elecciones presidenciales. Con respecto a la candidatura de Lagos, dice que cuesta que sintonice con el Chile de hoy; y su postura ante el senador Alejandro Guillier es que “tiene que madurar en el sentido de fortalecer sus posiciones”.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

El jefe de bancada DC ya había manifestado su preferencia: es mejor llevar a un candidato a primera vuelta que a una primaria. “Sería un suicidio político”, dijo al contemplar esa segunda opción.

Ahora, el diputado admite que el liderazgo en el partido no está claro, especialmente después de que algunos militantes manifestaran su predilección por la candidatura de Ricardo Lagos. “Ha existido mucha laxitud y se han permitido conductas inaceptables dentro del partido”, dijo en entrevista con El Mostrador, adelantando que su esperanza es que la DC no tenga que verse forzada a elegir entre Guillier y Lagos.

Por otra parte, declaró que le hubiese gustado tener una carta definida “antes de las elecciones municipales, para aprovechar esas elecciones para poder posicionarse y recorrer el país en esa calidad”, algo que contrasta con sus declaraciones recientes, en las que puntualizaba que “las elecciones municipales corren el riesgo de presidencializarse demasiado”.

 ¿Todavía esperan levantar un candidato?

La verdad es que hoy no tenemos una carta nítida para la elección presidencial. Las definiciones se han demorado demasiado. A mí me hubiese gustado tener definida la carta antes de las elecciones municipales y que una carta aprovechara esas elecciones para poder posicionarse y recorrer el país en esa calidad, pero eso ya no ocurrió y, naturalmente, tenemos poco tiempo y a estas alturas ir a una primaria sería un suicidio político.

¿Qué harán entonces? ¿Tienen algún nombre definido?

Nuestra opción sigue siendo tener un candidato propio, algo que definiremos lo más tardar en la junta nacional del mes de enero. Indudablemente que si hay un buen resultado municipal, los nombres de Goic y Walker podrían funcionar…También el de Mariana Aylwin. Lo importante es que esto se defina con amplio acuerdo y que quien asuma esta tarea tenga la convicción de llegar hasta la primera vuelta, sabiendo es que difícil ganar las próximas elecciones.

Entonces la candidatura cumplirá otro rol.

Yo creo que cumplirá una doble función: en primer lugar, evitar un crecimiento de la derecha hacia el centro; en segundo, fortalecer la identidad y la diferenciación de la DC dentro de la Nueva Mayoría, de modo que podamos fortalecer nuestra lista parlamentaria y, ojalá, posicionar un liderazgo para el futuro.

¿Qué aprendieron de la experiencia de Claudio Orrego en las primarias pasadas?

Ahí se cometieron dos errores garrafales, porque el partido no estuvo detrás de su candidatura completamente y porque se tomó la decisión de ir a la primaria. La elección primaria tiene sentido cuando no hay segunda vuelta; pero cuando hay segunda vuelta la gran primaria es la primera vuelta, sobre todo cuando hay un sistema electoral que no es el sistema binominal. Insisto, si vamos a una primaria vamos a perder capacidad de influencia y de conformación de estrategias.

O sea todavía hay una convicción de levantar a un candidato propio.

Si no lo levantamos en enero, es como decir “mira, en esta vuelta mejor pasamos…” Es un desafío permanente, la DC se mantiene cohesionada porque tiene una historia muy grande, una base doctrinaria, pero obvio que hay muchas diferencias políticas en el partido.

¿Se refiere al apoyo que han manifestado algunos militantes hacia la candidatura de Ricardo Lagos?

Claro, algunos se creen con el derecho de hacer lo que quieran y no respetan los acuerdos partidarios. Ha existido mucha laxitud y se han permitido conductas inaceptables en el último tiempo, como gente que no apoya a los candidatos del partido. Yo no descalifico la candidatura de Lagos, él es alguien muy conocido y reconocido, todos sabemos más o menos lo que piensa y sin duda que está haciendo un esfuerzo por actualizar sus propuestas. Pero, hay cosas de él que cuesta que sintonicen con el Chile de hoy.

Y usted cree que un candidato de la DC sí podría generar esa sintonía

Yo creo que a todos los que han estado en la primera línea de la política en los últimos 25 años les pasa algo similar, y eso es algo que tenemos que trabajar dentro del partido, todos tenemos que hacernos cargo de ciertas cosas.

Y qué le parece la candidatura de Guillier, considerando que hace poco escribió que la alegría del plebiscito no llegó

Fue una frase desafortunada, por algo la eliminó rápidamente… La alegría sí llegó, llegó cuando se acabó la dictadura; a eso se refería la llegada de la alegría. Pero es evidente que el desafío por construir un país más humano y solidario sigue pendiente. Guillier es tremendamente empático, tiene credibilidad, parece descontaminado. Sin embargo, le falta tomar posiciones, conseguir equipo, generar propuestas. Su candidatura tiene que madurar, en el punto de vista de fortalecer sus posiciones y pronunciarse más y mostrar un elenco que también tenga credibilidad. En todo caso, espero que la DC no se vea forzada a elegir entre Lagos y Guillier.

 

 

 

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV