lunes, 16 de mayo de 2022 Actualizado a las 01:55

País

Gobierno intenta salvar a ministro Santelices de la interpelación y ofrece protocolo de consenso para Ley de Aborto

por 23 abril, 2018

Gobierno intenta salvar a ministro Santelices de la interpelación y ofrece protocolo de consenso para Ley de Aborto
Un nuevo giro vive el conflicto por la modificación a la objeción de conciencia en las tres causales. Ad portas de la inminente interpelación coordinada por la oposición en contra del ministro de Salud, La Moneda desplegó una estrategia de contención de daños y ofreció un trueque con el fin de evitar que su secretario de Estado sea sometido al cuestionario público en el hemiciclo de la Cámara Baja. Ahora todo depende del curso de la reunión esta tarde, y de la diputada radical, Marcela Hernando, quien tiene en sus manos la solución.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

El conflicto abierto por la modificación al protocolo de aplicación de la Ley de Aborto en tres causales sigue causando problemas al gobierno, tanto así, que el Ministerio de Salud se abrió a la posibilidad generar un nuevo protocolo de acuerdo con la oposición, y así dejar sin efecto la modificación realizada por el ministro Emilio Santelices.

Pero esta modificación no sería a cambio de nada, sino que apuntaría directamente a destrabar y frenar la interpelación y posible acusación constitucional, al ministro Santelices, reconocido como uno de los “flancos débiles” del gobierno, reconocen desde el oficialismo a El mostrador.

La apuesta fue dada a conocer esta mañana por los abogados del Minsal, en una reunión con el grupo ad hoc de la comisión de la Cámara de Diputados, creada para la interpelación, la cual sería liderada por la diputada radical, Marcela Hernando. La propuesta consta en un extenso documento que compara los puntos de acuerdo y conflicto entre ambas partes, y de una tabla que compara el protocolo de 23 de enero, establecido por el gobierno de Michelle Bachelet, el de 22 de marzo, enviado por el ministro Santelices -sin contar con la venia directa del presidente Sebastián Piñera-, y una última columna en donde se leen los consensos.

El grupo de oposición que asistió a la primera parte de la reunión, que será retomada después de las 15:30 hrs., está compuesto por los diputados Marcela Hernando, Ricardo Celis (PPD), Víctor Torres (DC), Karol Cariola (PC) y Renato Garín (RD). Además, en el bloque de la tarde se sumará el abogado radical, Isidro Solis.

Según los asistentes, el clima en la reunión ha sido “tenso”, reconocen que existe un ánimo de “consensuar” una salida, pero que “todo depende de la diputada Hernando”, razón por la que se habría integrado a Solis a la reunión.

Una realidad que no estaría muy lejana, ya que la diputada señaló a Emol, que están “convencidos de que las razones para la interpelación al ministro se sostienen incluso todavía, no obstante a ello, entendemos que este es un acto de generosidad que tiene que ser mutuo y por lo tanto estaríamos disponibles a bajar la interpelación”. Aunque todo depende de la negociación que se tenga desde las 15:30 hrs.

Desde otros sectores de la oposición, aseguran que están atentos a los cambios que logren y consensuan en el protocolo, “con cautela”, “hay que separar directamente las responsabilidades políticas, del remedio que pueda ofrecer el gobierno”, declara desde la bancada del Frente Amplio.

El nudo del conflicto y la ilegalidad del protocolo

Según los asistentes al encuentro, en la reunión de la mañana el Gobierno y los abogados del Minsal explícitamente reconocieron “la ilegalidad del protocolo”. Esto, debido a que habrían asumido un error de “ilegalidad” a la hora de modificar el protocolo, por medio de una “resolución exenta”, los asistentes aseguran que dicho cambio debió ser por medio de un Decreto con Fuerza de Ley, con la firma del Presidente de la República.

Explican que desde el Minsal solicitaron expresamente que a cambio de las modificaciones de un nuevo protocolo “se baje la interpelación al ministro”, la que abriría un gran flanco para el gobierno, principalmente por la “desconfianza” que habría en La Moneda hacia la “capacidad del ministro” para afrontar una interpelación, reconocen desde Chile Vamos.

Desde los asistentes a la reunión, explican que el principal desacuerdo entre el gobierno y la oposición está “en el punto cuatro. Que es en las instituciones privadas que hacen uso de la objeción de conciencia”, explican que se debe explicar “si ésta debe ser hecha en razón del DFL y no en razón de protocolo, lo que significa que si quiere seguir recibiendo recursos públicos, tiene que atenerse a ciertos requisitos, como tercerizar el servicio, y no dejar sin prestación a la mujer y en segundo lugar respetar el DFL 36”.

El otro nudo de conflicto es el hecho de que Santelices no le informó directamente al presidente Sebastián Piñera de la modificación del protocolo, en base a la premisa de que este cambió debió haberse basado en el respeto al DFL 36, el ministro de Salud debía contar con la aprobación directa del Presidente.

En cambio, según informó El Mostrador, Santelices modificó el protocolo sin la venia del Presidente, posteriormente el ministro explicó que él informó al jefe del segundo piso, Cristián Larroulet, de la modificación al protocolo, lo que terminó con la salida del asesor legal del ministerio.

Es bajo este contexto, que el Minsal y el gobierno se encontrarían amarrados “por el criterio político” y legal, además de todo su despliegue post modificación al protocolo de objeción de conciencia. Pero, aún así, en la reunión se habrían mostrado “muy abiertos a un acuerdo, ya que se dan cuenta de lo complejo del escenario y la posibilidad de una acusación constitucional en contra del ministro”, recalcan desde la oposición.

A pesar de que si llegan a un consenso es muy factible que se baje la interpelación al ministro, desde la oposición aseguran que “si no sale humo blanco hoy día, la interpelación va a ser muy dura”. Pero si llega a resultar un acuerdo, esperan que dicha modificación se traduzca en un proyecto de ley, el que “estará obligado a pasar por el Congreso”, lo que podría significar la reapertura del conflicto, en torno al protocolo de objeción de conciencia, aunque aún tendría que tenerse presente “la resolución del Tribunal Constitucional”, explican desde la oposición.

Síguenos en El Mostrador Google News



Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV