lunes, 27 de septiembre de 2021 Actualizado a las 22:19

PAÍS

El lapidario informe financiero contra Rodolfo Carter que sepultó su intención de ser intendente

por 3 mayo, 2018

El lapidario informe financiero contra Rodolfo Carter que sepultó su intención de ser intendente
La Contraloría General revisó la gestión del alcalde de La Florida en un período de un año y medio a partir de enero de 2016, investigación que arrojó un déficit de 20 mil millones de pesos en la administración de dicho municipio. Tanto el Ministerio Público como el Consejo de Defensa del Estado (CDE) están a la espera de la respuesta que Carter entregue al ente fiscalizador, para decidir los pasos a seguir en este caso. En la municipalidad, en tanto, ha hecho ruido la notoria ausencia, en los últimos meses, del jefe comunal.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Quería ser ministro de Desarrollo Social pero, por sobre todo –según cuentan sus cercanos–, intendente de la Región Metropolitana. Sin embargo, nada de eso se concretó, porque en pocos meses la aparentemente ordenada "estantería" de su gestión municipal que lucía el alcalde de La Florida,  Rodolfo Carter, se derrumbó. No solo quedó fuera de los nombramientos de la segunda administración de Sebastián Piñera, sino que además la Contraloría General de la República entregó un lapidario informe sobre su desempeño en el período que abarca desde el 1 de enero de 2016 al 30 de junio de 2017.

En líneas generales, el informe –de fecha 7 de febrero– determinó que, al 30 de junio del año pasado, la Municipalidad de La Florida tiene un déficit de caja que asciende a los 20 mil millones de pesos. La investigación no solo echó por tierra las aspiraciones de Carter de ascender políticamente en la administración pública, sino que –reconocen sus cercanos– ha representado un fuerte golpe anímico para el jefe comunal, del cual aún no se recupera.

Acostumbrado a salir en la prensa con sus iniciativas comunales que lo sitúan como un “liberal” dentro de la derecha conservadora, posición que lo obligó a dejar la UDI en 2015, este último tiempo no ha sido una temporada feliz ni fácil para Carter. Hasta el 18 de abril había faltado a todos los concejos municipales y, luego de que un grupo de concejales de oposición denunciara sus continuas ausencias, volvió a asistir hace dos semanas, aunque  testigos de esa sesión aseguraron que el alcalde estuvo solo cuatro minutos y que a la reunión de este miércoles 2 de mayo llegó 45 minutos tarde.

Carter está en apuros. La investigación que efectuó la Contraloría fue a raíz de una petición que realizó al organismo fiscalizador la diputada comunista Camila Vallejo, precisamente después de constatar que –reza el documento del ente contralor– había “deudas financieras con proveedores e instituciones previsionales de la municipalidad y la corporación, falta de rendición de los recursos ejecutados en el Fondo de Apoyo a la Educación Pública, y la venta de terrenos municipales con el objeto de generar flujo de caja para disminuir las deudas financieras”.

Cheques protestados

Las conclusiones del informe parten consignando una serie de cheques protestados por falta de fondos. Se efectuó un cruce de información, considerando aquellos documentos girados y pendientes de cobro registrados en las conciliaciones bancarias al 31 de diciembre de 2016 y al 30 de junio de 2017, proporcionadas por la Corporación Municipal de Educación, Salud, Cultura y Recreación de La Florida (Comudef).

Se constató que, para el área de Educación, 57 de los cheques se encontraban protestados por falta de fondos, por un monto total de $ 356.735.882, y que, en el ámbito de la Salud, otros 195 documentos bancarios estaban en la misma condición, por un valor de 701.617.878. Además, se detectaron "102 instrumentos financieros protestados y rendidos a la Municipalidad de La Florida por $ 363.504.644”, detalla el informe.

Pero los cheques no parecen ser lo más grave, al menos en relación con los montos involucrados.

En sus conclusiones, el informe establece que “se determinó que la Corporación Municipal para las áreas de Educación y Salud presentó un déficit presupuestario por $1.345.709.875, y $ 2.818.098.488, al 31 de diciembre de 2016 y 30 de junio de 2017, respectivamente; y un déficit de caja, de a lo menos, $ 11.646.878.711, y $ 20.026.931.838, para iguales periodos”.

En detalle, la investigación consigna que, por ejemplo, en el lapso auditado un total de $735.050.000 correspondientes a recursos de Salud no fueron ingresados a la cuenta corriente municipal dispuesta para tal efecto y lo mismo ocurrió con $2.223.944.792, correspondientes a dinero que proviene del Ministerio de Educación, específicamente del Fondo de Ayuda para la Educación Pública (FAEP).

Además, la auditoría confirmó la deuda previsional. “Se constató el no pago oportuno de las cotizaciones previsionales, generando intereses, reajustes, recargos y gastos de cobranza en el año 2016 y de los meses de enero a junio de 2017 por un monto total de $ 559.431.202. Esta Entidad de Control, de conformidad con lo dispuesto en los artículos 51 y 51 bis de la aludida Ley N° 18.695, y 133 de la citada Ley N° 10.336, iniciará un sumario administrativo, con el objeto de establecer las eventuales responsabilidades del Alcalde de la Municipalidad de La Florida, en relación con el ejercicio de sus funciones como presidente de la aludida corporación y demás funcionarios de la entidad edilicia. Asimismo, los antecedentes correspondientes serán remitidos al Consejo de Defensa del Estado, para que dicho organismo evalúe el ejercicio de las acciones judiciales que procedan”, señala el texto.

Carter está en apuros. La investigación que efectuó la Contraloría fue a raíz de una petición que realizó al organismo fiscalizador la diputada comunista Camila Vallejo, precisamente después de constatar que –reza el documento del ente contralor– había “deudas financieras con proveedores e instituciones previsionales de la municipalidad y la corporación, falta de rendición de los recursos ejecutados en el Fondo de Apoyo a la Educación Pública, y la venta de terrenos municipales con el objeto de generar flujo de caja para disminuir las deudas financieras”.

La administración municipal tiene un plazo de 60 días hábiles para responder a este informe, que ya está en poder del CDE y el Ministerio Público. El 20 de abril, el alcalde Carter se reunió con el contralor Jorge Bermúdez para abordar este tema.

Desde el equipo de prensa del jefe comunal, se excusaron de hacer comentarios para esta nota hasta no tener lista la respuesta a la Contraloría. Sin embargo, hace dos semanas Carter dio algunas explicaciones en una entrevista con La Tercera, donde dijo que los 20 mil millones se habían generado como parte de una deuda de arrastre de administraciones anteriores y, luego, culpó a los retrasos de los pagos desde los ministerios, particularmente desde Salud, como también a la persona responsable de la auditoría: “Creemos que lo que ha hecho el auditor que firma este informe, no el contralor, es que cometió errores contables en donde desconoce cierta información que la municipalidad sí le entregó”, sentenció.

De acuerdo a la concejala Marcela Abedrapo (PC), las explicaciones del alcalde no son válidas. “Es cierto que los ministerios pueden demorarse en pagar. Pero también es cierto que no entregan recursos si no se han rendido los fondos de los años anteriores y, en este caso, hay fondos sin rendir desde 2013. Es curioso que él hable de deuda de arrastre si lleva 7 años a cargo de la municipalidad”.

La concejala intenta ilustrar la causa del déficit de la siguiente forma: “Creo que hay una mala administración cuando no tienes claras las prioridades. Si vas a ordenar una casa, no empiezas por el jardín, probablemente por la cocina y el baño. Aquí ha habido avances en el hermoseamiento de avenidas principales, pero hacia el interior, tenemos una pobreza muy grande. En los consultorios de las zonas populares faltan insumos y personal, no solo médicos. Y en algunos colegios los programas de educación no se han seguido realizando por falta de financiamiento”.

Pirotecnia

Muy pocos han defendido a Carter en esta pasada. Un grupo de diputados del distrito de La Florida, incluyendo a la RN Ximena Ossandón, se reunió hace algunos días con representantes del Consejo de Defensa del Estado para conocer los pasos que seguirá la institución. Y la respuesta fue que el CDE va a esperar la respuesta de la municipalidad a la Contraloría para tomar decisiones. El Ministerio Público hará lo mismo.

Para el diputado Miguel Crispi (RD), Carter “no ha dado explicaciones consistentes a los vecinos y vecinas. Esta situación no la inventó la bancada del Frente Amplio ni Camila Vallejo, lo dice la Contraloría. El alcalde tendría que ser capaz de dar cara a los vecinos y, a su vez, la comunidad organizarse para ver cómo reemplazar a este alcalde que está ausente".  El parlamentario agregó que en la Cuenta Pública que realizó Carter la semana pasada "no fue capaz de dar una buena explicación”.

El concejal Nicolás Hurtado (PC) coincide con lo de la figura del alcalde ausente. "Para mÍ los problemas son de mala administración. Estoy dispuesto a concederle que todos los municipios tienen problemas por el retraso de los pagos en educación particularmente, pero aquí ha habido más pirotecnia y gastos innecesarios. Se gastaron muchos millones en unas pizarras interactivas, que nadie sabe usar y quedaron arrumbadas".  En esa línea, agregó que en la comuna "hubo una denuncia de que se pintaron salas de clase a razón de 500 mil pesos por sala, cuando los profesores saben que se puede hacer lo mismo por 30 mil. Lo mismo un viaje a China para ir a buscar bicicletas y no pasó nada con las bicicletas. Ha asistido a menos del 50% de los concejos y, mientras se desarrollan, ve el celular o, en otro, se puso a leer el diario", relata.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV