jueves, 15 de noviembre de 2018 Actualizado a las 08:23

PAÍS

Efecto bumerán: El conflicto interno que provocó en RN la censura a Maya Fernández

por 10 julio, 2018

Efecto bumerán: El conflicto interno que provocó en RN la censura a Maya Fernández
La censura contra la mesa de la Cámara de Diputados terminó transformándose en un problema para la misma derecha que la impulsó, sobre todo para el jefe de bancada RN, Leopoldo Pérez. Para varios diputados de ese partido, fue un error llevar a puerto esta acción contra la parlamentaria socialista. Incluso, más de alguno comparte el sentimiento opositor de sentirse "ninguneado" por la administración Piñera.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Todo indica que la censura a la mesa de la Cámara de Diputados, liderada por la PS Maya Fernández, se caerá. La acción presentada por las bancadas de Chile Vamos no cuenta con los apoyos suficientes para prosperar cuando se vote en el hemiciclo este miércoles 11.

El punto es que dicha censura terminó transformándose en un bumeran para la misma derecha que la impulsó. Las discrepancias públicas quedaron evidenciadas con los dichos del senador RN Manuel José Ossandón, quien hizo un llamado a los diputados de Chile Vamos a dejar la “pelea chica”. “Intentar censurar a la mesa de la Cámara no tiene sentido”, dijo el ex precandidato presidencial.

A nivel de bancada RN, el anuncio público de concretar la censura, que hizo el lunes el jefe de los diputados, Leopoldo Pérez, generó ruido y molestia entre sus pares. Según aseguraron en la colectividad, Pérez corrió "con colores propios" al amarrarse públicamente con la censura, siendo que no son pocos los parlamentarios que no comulgaban con la idea de impugnar a la mesa por la carta enviada al Presidente Sebastián Piñera en respuesta al llamado público a trabajar que hizo a los parlamentarios.

Desde la propia bancada confirmaron que se produjo una fuerte tensión interna, la cual quedó plasmada este martes en las conversaciones en Valparaíso en un largo y complejo almuerzo, donde se sinceraron las posiciones.

La conversación fue tensa, al punto que en un momento -confirmaron parlamentarios de RN- Pérez habría renunciado a la jefatura de la bancada, al no tener piso de sus pares con esta iniciativa. "Es efectivo", confesó un diputado de la colectividad al respecto.

Los ánimos se calmaron y con el correr de los minutos, se trató de alinear a la bancada y evitar el conflicto público, por lo que Pérez se mantendría hasta ahora liderando a los diputados. “Luego de una normal discusión, nos alineamos todos. Leopoldo es el jefe de bancada”, confesó una de las participantes.

Para varios diputados RN, es un error llevar a puerto la censura contra la parlamentaria socialista, porque el único perjudicado con ello sería el propio Parlamento, vale decir la imagen pública de la Cámara Baja.

Además, confesaron, en la bancada hay cierta molestia con La Moneda por apoyar esta estrategia sin medir las consecuencias para la Corporación. Más que un tema de derecha versus oposición, el tema del trato y relación de La Moneda de Piñera con la Cámara de Diputados es un sentimiento "transversal" en las bancadas, incluso del oficialismo. Más de un parlamentario RN comparte el sentimiento opositor de sentirse "ninguneado" por la administración de Sebastián Piñera. De hecho, fueron excluidos de la reunión que organizó el ministro Andrés Chadwick en su casa, una cita reservada sólo para senadores, en una clara señal de falta de consideración al rol político de los diputados.

En este escenario, pese a que el diputado Leopoldo Pérez había señalado en la mañana que todas las bancadas de Chile Vamos están “alineadas” con la moción de censura a la mesa de la Cámara Baja, lo cierto es que durante la tarde, desde RN hubo gestiones para bajarse de la censura y no cuadrarse con la UDI. Incluso, hubo conversaciones informales con los diputados de Evópoli para actuar en conjunto.

El reglamento

Conforme a lo dictado por el Reglamento de la Cámara, la reclamación contra la mesa que también integran los vicepresidentes Jaime Mulet (FRVS) y Mario Venegas (DC), será votada al término de la cuenta de la sesión de este miércoles 11 de julio.

La reclamación se debatirá durante 20 minutos, divididos en 10 minutos para los diputados que impugnan la conducta de la mesa, y otros 10 para quienes la apoyan. Por el lado de la oposición, intervendrán la diputada de la Federación Regionalista Verde Social, Alejandra Sepúlveda, Giorgio Jackson en representación del Frente Amplio, y Matías Walker, jefe de Bancada de la Democracia Cristiana.

Mientras, Fernández espera tranquila el resultado de la votación y convencida de que la acción que encolerizó a las bancadas oficialistas está plenamente justificada. "La carta fue una defensa a todos los diputados de todos los sectores. El rol nuestro es justamente salvaguardar la independencia y la autonomía del Congreso”, afirmó, añadiendo que de no haber reaccionado “alguna bancada me podría decir que como presidenta no cumplí mi función al no defender al Congreso, cuando fue denostado”.

En el caso hipotético que se acoja la reclamación, las normas de la Cámara indican que se producirá de inmediato la vacancia de la Presidencia y su reemplazante debería elegirse en la primera sesión ordinaria después de cuarenta y cinco horas.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV