miércoles, 11 de diciembre de 2019 Actualizado a las 19:23

PAÍS

La "letra chica", la principal preocupación en la oposición ante la reforma a la salud de Piñera

por 22 abril, 2019

La
El diputado Juan Luis Castro (PS) señaló que lo presentado por el Gobierno “no es una reforma al sistema de salud en realidad, es un proyecto de Isapres y un apéndice de Fonasa” y advirtió que el precio final de los planes podría no bajar, como promete el Ejecutivo. En tanto, su colega de la Democracia Cristiana, Daniel Verdessi, dijo que lo que se presenta como "plan de prestaciones universal" no lo es tanto ya que "habrá cosas que no cubrirá". Incluso para expertos que encontraron positivo el anuncio, como el expresidente del Colegio Médico, Enrique Paris, la propuesta es "perfectible".
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Antes de viajar a la gira que lo lleva a China y Corea del Sur, el Presidente Sebastián Piñera descongeló finalmente el proyecto que reforma el sistema de salud, al que el Gobierno puso celeridad luego de la última alza de los precios de las Isapres.

La reforma anunciada en La Moneda, que además busca fortalecer a Fonasa, considera a creación de un único plan de salud, llamado Plan de Salud Universal (PSU), el que deberá ser ofrecido con las mismas coberturas por todas las Isapres, en base a un contenido definido por el regulador.

También se pretende eliminar la declaración de salud y las preexistencias, con lo que las Isapres deberán ofrecer su plan a todos los afiliados, lo que generará mayor movilidad y competencia, así como eliminar las discriminaciones de precios para hombres y mujeres al fijar las mismas condiciones. Con esta modificación, se busca además determinar para todas las prestaciones un copago único y conocido por los afiliados.

Las dudas opositoras

Sin embargo, desde la oposición ven con cierta preocupación esta reforma que, a su juicio, favorece más a las Isapres. Aseguran que, entre todas las propuestas dichas por Piñera, hay "letra chica".

"No es una reforma al sistema de salud en realidad, es un proyecto de Isapres y un apéndice de Fonasa. No es una reforma integral como se dijo y tiene además bastante letra chica, en cuanto al alza del precio de los planes, y en los niveles de solidaridad del sistema", dijo el diputado del Partido Socialista, Juan Luis Castro.

Para el expresidente del Colegio Médico, "hay que tener mucho cuidado con lo que es el precio final, con lo que la gente va a cancelar en este nuevo esquema de financiamiento de las Isapres”. La eliminación de las preexistencias y la discriminación hombre-mujer, traerán "compensaciones económicas" para las Isapres "que naturalmente van a influir en el precio final y eso no está garantizado que vaya a bajar", indicó.

"Me parece preocupante que, bajo el título de un plan, interesante, universal único de salud terminemos pagando no un precio, sino que cuatro precios distintos por lo que hoy día es este modelo de financiamiento de las isapres que, claramente, me parece a mí, necesita una reforma”, agregó el legislador.

Opinión similar es la que comparte el presidente de la Comisión de Salud del Senado, Rabindranath Quinteros (PS), quien indicó que, como oposición, tendrán "que dialogar, ponernos de acuerdo, pero avanzar, ir avanzando a un sistema que privilegia a los usuarios y no a las Isapres, que privilegie lo público antes de lo privado".

En tanto, el diputado de la Democracia Cristiana, Daniel Verdessi, fue más duro y criticó el plan de prestaciones, ya que a su juicio no será universal: "Habrá cosas que no cubre".

"Algo que me parece delicado, es que cada Isapre propone una red de prestadores de libre elección. Es decir, favorece la integración vertical. Evidentemente que la Isapre va a proponer la clínica que es propia", agregó.

De acuerdo a Verdessi, estas medidas harán que los prestadores no quieran nuevos afiliados: "Son condiciones 'neblina', no pueden acogerse al monto máximo de su bolsillo los beneficiarios (del 40% del copago), y no tienen compensación solidaria. Osea, todo apunta a que no los quieren, no quieren nuevos asegurados".

El también diputado PS, Marcelo Díaz, indicó que “hay que ir más a una reforma de fondo, porque tanto el sector público como el sector privado, la ciudadanía siente que sus derechos no son atendidos debidamente, que no hay acceso garantizado a la salud en tiempo y en forma y que hay muchos abusos”.

“Es un sistema perfectible”

Incluso para las personas que encontraron positiva la reforma al sistema de salud creen que se puede mejorar, para evitar esta "letra chica", tal como aseguró el expresidente del Colegio Médico, Enrique Paris.

"Estoy bastante optimista y contento, porque fue una promesa de campaña y se trabajó de forma intensa por la reforma de salud. Pero es un sistema perfectible, que mejorará con el tiempo", indicó.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV