domingo, 27 de noviembre de 2022 Actualizado a las 10:24

PAÍS

Postergación del TPP11 agudiza tensión en el oficialismo y Socialismo Democrático y oposición exigen explicaciones

por 28 septiembre, 2022

Postergación del TPP11 agudiza tensión en el oficialismo y Socialismo Democrático y oposición exigen explicaciones
Apruebo Dignidad festeja un inesperado triunfo. Es que el Presidente Gabriel Boric finalmente decidió postergar la ratificación del TPP11 para una vez que concluyan las negociaciones sobre los mecanismos de resolución de controversias, que encabeza el subsecretario de Relaciones Económicas Internacionales, José Miguel Ahumada. El Mandatario respondió a la convocatoria de una de sus dos coaliciones de gobierno, generando molestia en el sector derrotado: un Socialismo Democrático que pedirá explicaciones, lo que podría tensar aún más las relaciones internas en el oficialismo. En la antesala de su discusión en el Senado, el trámite de este tratado internacional despierta suspicacias y alerta sobre eventuales conflictos en La Moneda.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

"Vamos a darnos un tiempo para poner en vigencia el tratado". Con estas palabras, y desde el Congreso Nacional en Valparaíso, la ministra del Interior y Seguridad Pública, Carolina Tohá, sinceró la estrategia del Gobierno frente a la eventual adhesión de Chile al Tratado Integral y Progresista de Asociación Transpacífico (conocido como TPP11 o CPTPP). Se trata de una materia que en las últimas semanas ha sacudido –una vez más– la convivencia interna entre ambas coaliciones oficialistas: mientras Socialismo Democrático ha pujado por su rápida tramitación y aprobación en el Senado, Apruebo Dignidad ha insistido en exigirle al Presidente Gabriel Boric que haga uso de sus facultades y retire el proyecto tal como está diseñado.

Pero, si bien en un principio todo hacía prever un nuevo triunfo político de Socialismo Democrático –totalmente empoderado tras el arribo de Carolina Tohá (PPD) y Ana Lya Uriarte (PD) a puestos clave en La Moneda–, Apruebo Dignidad movió sus piezas e inclinó la balanza a su favor, generando indignación entre diferentes bancadas de oficialismo y oposición, que demandan que el Mandatario cumpla con su compromiso de suscribir el TPP11 y el Pacto de la Unión Europea, ambos anuncios convenidos por el actual Jefe de Estado en su ascensión al cargo.

La figura clave de la negociación fue el senador y timonel de Revolución Democrática (RD), Juan Ignacio Latorre, el mismo que por los medios de comunicación solicitó la postergación de la votación en la Cámara Alta, prevista para este miércoles. Pero detrás de aquella solicitud se tejía una estrategia más ambiciosa: conseguir el patrocinio del Primer Mandatario para prolongar las conversaciones en torno a los mecanismos de resolución de controversias, encabezadas por el subsecretario de Relaciones Económicas Internacionales, José Miguel Ahumada. Un plan que resultó tal como lo planeó Apruebo Dignidad, pues el TPP11 solo será ratificado después de que concluyan dichas negociaciones, por lo que el acuerdo estará listo en un plazo máximo de dos meses.

Por tanto, más allá de su eventual aprobación en el Senado, el trámite será dilatado hasta que sean respondidas las cartas bilaterales (side letters), con las que el Ejecutivo busca generar mecanismos de solución de controversias a dicho nivel, vale decir, bilateral. Al respecto, la ministra de la Secretaría General de Gobierno (Segegob), Camila Vallejo, confirmó que "ha habido una estrategia considerada por parte de la Cancillería, que representa al conjunto del Gobierno, para llegar a estas cartas bilaterales”.

Pero el argumento en torno a las cartas bilaterales es resistido por algunos sectores de Socialismo Democrático, que manifiestan su descontento con la estrategia diseñada por Apruebo Dignidad y respaldada por el Gobierno. Una de esas voces críticas es la del senador e integrante de la Comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara Alta, José Miguel Insulza (PS), quien sostiene que el tema relacionado con las side letters es algo más bien secundario y que ha sido utilizado convenientemente, debido a que –a su juicio– "es el último tema que queda por discutir".

En ese sentido, el parlamentario por la Región de Arica y Parinacota dice que “si alguien quiere solucionar la forma de solución de controversias, eso se hace mejor multilateralmente con países afines, que en conjunto emprendan una actividad para eso. Las side letters son acuerdos de dos países respecto de la modalidad de aplicación de alguna disposición del tratado entre ellos”.

Sobre la hipotética postergación de la suscripción al TPP11, Insulza agrega que "las malas señales internacionales las venimos dando hace tiempo, porque llevamos casi cinco años postergándolo. Esto se aprobó por unanimidad en la Comisión de Relaciones Exteriores del Senado cuando yo la presidía, hace tres años". Además, el senador socialista dice que este tema escapa a la simple convivencia interna de las coaliciones de Gobierno, "sino que es un problema de la situación económica del país. Por lo tanto, creo que sería la peor señal que les podríamos dar a los inversionistas, que nos estemos retirando de este tipo de tratados".

Desde su mismo partido, el senador Juan Luis Castro asegura que "las cosas no son blanco o negro, y hay diferentes posiciones al interior del oficialismo". Al respecto, el parlamentario apunta a que "más que una coyuntura específica, lo que nosotros reivindicamos es que el Gobierno tenga una posición unívoca y que eso se exprese en un planteamiento cuando se inicie el debate de este miércoles, el cual tendrá que sustentar alguien del Ejecutivo, y todo esto tiene que ver también con ganar tiempo para las negociaciones de las cartas bilaterales, y eso está en desarrollo”.

La derecha y su visión sobre el vuelco estratégico del oficialismo

Según detalló la ministra vocera Camila Vallejo, el Gobierno comunicó esta estrategia durante la jornada de este martes a las diferentes bancadas parlamentarias, por medio de la titular de la Secretaría General de la Presidencia (Segpres), Ana Lya Uriarte. Y es que, según el diseño planeado en La Moneda, el Presidente Gabriel Boric va a jugar un rol en el diálogo con los mandatarios de los países que actualmente mantienen conversaciones con Chile por las cartas bilaterales.

“Nos interesa antes de hacer el depósito (ratificación presidencial del tratado) tener resueltas estas conversaciones y esos acuerdos bilaterales antes del trámite, que es facultativo y exclusivo del Presidente de la República”, puntualizó Vallejo, marcando la pauta de una discusión que está lejos de resolverse y que, probablemente, seguirá generando repercusiones, tanto en Socialismo Democrático como en la oposición, un sector que asegura sentirse sorprendido por esta decisión.



Precisamente, desde Chile Vamos el senador integrante de la Comisión de Relaciones Exteriores y timonel de Renovación Nacional (RN), Francisco Chahuán, emplazó al Gobierno en cuanto a "que ponga término a las incertidumbres y que cumpla la palabra empeñada. El Presidente Boric comprometió con los jefes de Estado, presidentes, cancilleres y primeros ministros que asistieron a su ascensión de mando, a que en octubre íbamos a tener completamente despachado el TPP11, y en noviembre el acuerdo con la Unión Europea. Hemos visto a unas coaliciones oficialistas que no han dado señales de esas certezas, y en tiempos en que la inversión se ha ido a piso, es más importante que nunca dar señales en términos de poder aprobar el TPP11 y también el acuerdo con la Unión Europea”.

Por su parte, el también senador y presidente de la comisión de Hacienda de la Cámara Alta, Juan Antonio Coloma (UDI), se mostró confundido, a causa de que "el TPP11 fue una propuesta que ingresó en el Congreso la ex Presidenta Bachelet, que fue defendida por el canciller Heraldo Muñoz, y que hace algunos días el ministro Marcel nos dijo lo importante que podría ser para la economía de Chile aprobar este tratado, que ha sido aprobado en casi todos los países. Ahora nos encontramos con un sector político más ligado a la izquierda que quiere boicotear el proceso. La verdad es que no entiendo el trasfondo de esta discusión, porque creo que las cosas hay que discutirlas a largo plazo y no según la contingencia política del día a día”.

Pero la verdad es que, más allá de las críticas de la oposición, Apruebo Dignidad celebra lo que para ellos es un triunfo: conseguir que el Presidente Boric postergara la ratificación del tratado hasta que culminen los trámites por las cartas bilaterales. Si bien un sector importante del oficialismo cree que dicha estrategia solo lentifica el proceso pero sin afectar la eventual adhesión de Chile al TPP11, es visible que la grieta ideológica y programática entre ambas coaliciones que sustentan el proyecto político del Gobierno sigue ensanchándose. Ahora, fue un tratado internacional el encargado de desnudar esas diferencias, para algunos, intransables.

Síguenos en El Mostrador Google News

Claves

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV