Publicidad
Wikileaks en Chile: “Caso Assange podría tener graves consecuencias para el futuro del periodismo” PAÍS

Wikileaks en Chile: “Caso Assange podría tener graves consecuencias para el futuro del periodismo”

Publicidad
Alejandro Repenning López
Por : Alejandro Repenning López Editor coordinador en El Mostrador
Ver Más

Kristinn Hrafnsson, periodista de investigación islandés y editor Jefe de Wikileaks, por estos días está en Chile en el marco del Día Mundial de la Libertad de Prensa para abogar por la libertad de Julian Assange, quien hace 14 años resiste -privado de libertad- su extradición a EEUU.


De visita en Chile, como lo ha hecho en múltiples naciones, Kristinn Hrafnsson ha sido un férreo defensor de la libertad de prensa a lo largo de su carrera como periodista. Tanto que abandonó su puesto en la radio nacional de Islandia en 2010 para trabajar de forma independiente y colaborar con Wikileaks y su fundador, Julian Assange.

Esta semana participó en las actividades del Día Mundial de la Libertad de Prensa, conmemorado en Chile por la UNESCO y organismos gubernamentales. Incluso, parte de la comitiva en la que viaja Hrafnsson es Jennifer Robinson, abogada de Julian Assange, quien participó como panelista en las actividades del primer día.

El foco de su presencia en Chile es comunicar lo que pasa con el fundador de Wikileaks, Julian Assange, detenido en Inglaterra, en la cárcel de Belmarsh a la espera de un juicio de extradición a Estados Unidos.

“Estamos aquí para crear conciencia sobre la difícil situación de Julian Assange y conseguir apoyo para la lucha por su libertad y para que Estados Unidos retire los cargos en su contra”, señala Hrafnsson.

– ¿Por qué es importante la plataforma de este evento para exponer la situación de Julian Assange?

– Todas las organizaciones importantes reconocen las graves consecuencias que este caso podría tener para el futuro del periodismo. Y de esa forma estamos transmitiendo el mensaje. Pensamos que sería ideal asistir a este evento sobre la libertad de prensa mundial, aquí en Santiago, al evento de la UNESCO, y hablar con la gente y tratar de conseguir que personas, periodistas, asociaciones de periodistas, ONG’s, abogados y funcionarios gubernamentales apoyen nuestra demanda. Por lo demás, es una exigencia que ahora plantea también el gobierno australiano, en nombre de su compatriota, Julian Assange. Es tan importante esta exigencia de nuestra parte que incluso Joe Biden ha reconocido que está considerando retirar los cargos contra Julian Assange. Entonces, creemos que este era un lugar ideal para venir y ha sido una experiencia muy buena y hemos tenido una muy buena acogida entre la gente.

– ¿Cómo ha sido la campaña internacional por la libertad de Assange en la región?

– Debo mencionar que en el último año y medio, en Wikileaks hemos viajado por muchos países latinoamericanos. México, Colombia, Brasil, Argentina y Bolivia, en donde nos han recibido con entusiasmo y apoyo. Todo al más alto nivel. Muchos presidentes se reunieron con nosotros y, en consecuencia, sumaron su voz a la demanda por la libertad de Julian. Así que esperamos agregar a Chile también al mapa de naciones y gobiernos que se han sumado al apoyo.

– ¿Cómo percibe la recepción en Chile del caso?

– En general hay una reacción de mucho, mucho apoyo entre aquellos que hemos conocido. La abogada de Julian, Jennifer Robinson, formó parte de nuestro panel en el evento de la UNESCO y habló de la importancia del caso y fue muy bien recibido. Hemos solicitado reuniones con funcionarios del gobierno y esperamos que eso suceda en los próximos días. Que podamos tener reuniones con representantes del Gobierno e instarlos a hablar en nombre de Julián de todas las formas posibles. Ya sea individualmente o en su conjunto. En coordinación con otros líderes mundiales de la región y sobre todo en apoyo a la solicitud del gobierno australiano de que se abandone el caso.

– Después de tantos años resistiendo la extradición ¿cuál es el estado de Julián Assange ahora mismo?

– Lo vi justo el mismo día que salí de Londres, el 1 de mayo, en la prisión de Belmarsh. No goza de buena salud. Está agotado, ha pasado ya cinco años en esta horrible prisión de máxima seguridad en Londres. Y antes de eso, por supuesto, estuvo siete años encerrado en la embajada del Ecuador, también en Inglaterra. Además, dos años bajo arresto domiciliario. Entonces él ha estado bajo control durante este período como una forma de privación de libertad. Y por supuesto eso le pasa la factura a cualquiera. Y la gente puede imaginarse el efecto que tiene en un individuo tener que luchar durante 14 años. Y no poder trabajar libremente. Eso, por supuesto, perjudica a la persona.

– ¿Qué pasa hoy con Wikileaks?

– Bueno, si te refieres específicamente a nuestro sitio web, por supuesto, ha ido en cámara lenta. Ha sido tremendamente difícil porque todos nuestros recursos y nuestros esfuerzos y nuestro pequeño equipo ahora están poniendo todo su esfuerzo en la lucha por la libertad de Julian. Pero el legado de Wikileaks es fuerte y ha tenido un efecto muy importante en la dirección del periodismo en nuestros tiempos. Y eso es, por supuesto, lo que queremos que la gente recuerde.

– ¿Has tenido la oportunidad en estas pocas horas en que estás en nuestro país de observar el panorama de la libertad de expresión en Chile? ¿Cómo ves la seguridad futura del periodista?

– No he tenido la oportunidad de profundizar en la situación de la libertad de expresión en este país específicamente. Sé que hay problemas aquí, como en casi todos los países del mundo. Y hay desafíos y consecuencias que los periodistas tienen que afrontar y debemos hacerlo juntos en unidad y fuerza. Pero específicamente, después de estar aquí sólo dos días, no puedo decir que tenga una visión general de la situación actual. Sí reconocí cuando el Presidente en un discurso de apertura en la ceremonia del inicio de las actividades en torno al Día Mundial de la Libertad de Prensa que hubo una interrupción en el discurso del Presidente Boric. Cuando hacía su discurso de apertura, lo interrumpieron para protestar por un caso de mayo de 2022, en el que fue asesinada una periodista, mientras cubría las manifestaciones del primero de mayo. Y, por supuesto, cosas como esas son motivo de gran preocupación y demuestra que los periodistas no están seguros en ningún lugar del mundo. Y de hecho, ese es el tono oscuro de esta conferencia, que la situación, la seguridad de los periodistas, está empeorando cada vez más.

Por supuesto, lo primero que tenemos en mente es la terrible cifra de muertes de periodistas en Gaza. Pero en todo el mundo los periodistas están siendo atacados, encarcelados y perseguidos. Eso es motivo de gran preocupación.

Este miércoles 8 de mayo, Kristinn Hrafnsson será expositor en la Biblioteca Nacional de la charla “El caso de Julian Assange en Chile” a las 12:00 en la Sala Ercilla. También participarán André Grimbaltt, Dr. en Ciencias de la Comunicación; Eduardo Salas, Abogado de DD.HH.; Jennifer Robinson, abogada de DD.HH. experta en libertad de expresión; y él mismo, como Editor Jefe de Wikileaks.

 

Publicidad

Tendencias