Publicidad
El paro en Puerto Coronel: una tarea cuesta arriba para el ministro Muñoz PAÍS Créditos: Agencia Uno

El paro en Puerto Coronel: una tarea cuesta arriba para el ministro Muñoz

Rodrigo Córdova
Por : Rodrigo Córdova Periodista en El Mostrador
Ver Más

El titular de Transportes, Juan Carlos Muñoz, fue el elegido por el Presidente Gabriel Boric para hacer de mediador en Puerto Coronel. El ministro señaló que parte importante de los bloqueos ocurre en espacios que no son públicos. Es por eso, advirtió, que “hay que tener un poquito de cuidado”.


Luego de más de 50 días de movilizaciones en Puerto Coronel, el Presidente Gabriel Boric determinó que el ministro de Transportes, Juan Carlos Muñoz, fuera el encargado de mediar entre ambas partes: la empresa y sus trabajadores. La temperatura del conflicto no es la óptima para con el Gobierno, pues el subsecretario del Interior emitió dichos que generaron molestia en la gerencia de dicha compañía: “La idea de que la empresa ha hecho todo bien y que es el Gobierno el que ha hecho las cosas mal es una idea falsa, porque la empresa también ha tomado decisiones que han generado un conflicto que no ha sido capaz de controlar”, señaló.

El problema ha escalado, pues a medida que pasan los días la merma económica en el Biobío se acrecienta. Las movilizaciones han bloqueado el puerto de la ciudad que, además, sirve para el comercio argentino. Ahora, tras los dichos de Monsalve en Tele 13 Radio, los ánimos no son los mejores. “El gerente no ha logrado resolver el conflicto ni resolver los problemas. Entonces, ahora piden la intervención del Gobierno”, acusó el subsecretario.

Los dichos de Monsalve no quedaron sin respuesta. La compañía publicó un comunicado en donde aseguraba estar sosteniendo “esfuerzos en todo orden de cosas para hacerse cargo de manera responsable” y aclaró que “la empresa solo se ha limitado a actuar de manera racional y de acuerdo a su deber de diligencia”.

Ahora, sobre los dichos del subsecretario del Interior, manifestaron “preocupación” y deslizaron la idea de que “quizá no se (le) ha informado debidamente sobre lo que está ocurriendo en el terminal”.

La que se sumó a las críticas fue la Sociedad de Fomento Fabril (Sofofa). También mediante un comunicado, expresó “preocupación por la omisión a la preocupante situación de orden público que persiste en el puerto e infraestructura crítica aledaña, rol que es indelegable por el Estado”.

El gremio presidido por Rosario Navarro agregó que “la situación en Puerto Coronel hoy es crítica y tiene impacto en la imagen país, afecta el derecho de propiedad y de la empresa a seguir operando, arriesga la seguridad de los trabajadores y su derecho a concurrir a su lugar de trabajo libremente”.

Ayer en la mañana el ministro de Transportes llegó a la región para mediar en el conflicto, cosa que antes realizaba la delegada presidencial Daniela Dresdner. La llegada del secretario de Estado como mediador se recibió como una buena noticia desde la empresa y la Sofofa.

Patricio Román, gerente general del puerto, expresó satisfacción tras la reunión con el titular de Transportes, “al cual agradecimos su disponibilidad. Le expusimos los antecedentes del caso y la imperiosa necesidad de desbloquear el puerto, junto con nuestra voluntad de diálogo con el puerto abierto”.

El gerente general explicó que “hay casi mil trabajadores, entre contratados y contratistas, incluso eventuales, que quieren retomar sus labores y ejercer su derecho al trabajo. Esperamos poder lograrlo”. Esto se demuestra al ver que durante la semana varios trabajadores presentaron un recurso de protección ante la Corte de Apelaciones de Concepción para reabrir el puerto.

Los primeros pasos de Muñoz

El ministro Muñoz, luego de la primera reunión, afirmó que “este es un conflicto extraordinariamente relevante” y agregó que el Gobierno ve “con preocupación que el Puerto Coronel, que es un puerto clave para la economía del Gran Concepción y para todo el desarrollo productivo del interior del país, incluso de Argentina”, continúe sin operar.

El titular de la cartera de Transportes reconoció que un cierre del puerto tan prologado “genera un problema que estamos mirando con atención y quisiera destacar el rol de la delegada presidencial, que ha estado haciendo un esfuerzo sistemático por acercar posiciones”.

Ahora bien, sí precisó que “aquí estamos hablando de un conflicto entre actores privados, estamos hablando de un puerto privado con algunos de los trabajadores que se desempeñan en el puerto. Sin embargo, nosotros estamos dando nuestros buenos oficios para poder ayudar a que este conflicto termine”.

La principal tarea del ministro es encontrar un espacio para retomar el diálogo entre la empresa y los sindicatos. “Lo que lo que estoy haciendo es reunirme con las dos partes. En base a eso vamos a hacer un análisis de la información que vamos recuperando, vamos seguramente, con alta probabilidad, a convocarlos a una mesa de diálogo y las características y condiciones de ese espacio las vamos a comunicar cuando corresponda”, explicó Muñoz.

El secretario de Estado detalló que parte importante de los bloqueos ocurren en un espacio que es parte de la concesión marítima y no en los espacios que son públicos. Es por eso que advirtió que “hay que tener un poquito de cuidado”. Para el ministro Muñoz, “la mejor forma de resolver esto es buscarlo de una manera que ojalá converja hacia el diálogo, hacia la conversación. Y eso yo creo que hay voluntad de hacerlo”.

La determinación está en “tratar de volver a conversar y ver cómo podemos cerrar un conflicto que a nadie le conviene”, dijo el secretario de Estado e identificó como una de las cosas importantes el hecho de “que el puerto vuelva a operar y queremos trabajar en que eso, eso ocurra pronto”. El ministro Muñoz busca terminar con un conflicto que lleva más de dos meses.

 

  • Para más análisis y descubrir los secretos de la política, súmate a nuestra comunidad +Política, la apuesta de El Mostrador para quienes piensan que la política es indispensable para una mejor democracia. Inscríbete gratis AQUÍ.
Publicidad

Tendencias