sábado, 7 de diciembre de 2019 Actualizado a las 14:13

La trastienda de las "jornadas de furia" de García y los escoltas de Valente

por 16 mayo, 2019

La trastienda de las
El diputado RN le pegó una patada a un periodista de Radio ADN Radio y, el día anterior, los guardias del ministro de Economía empujaron a dos reporteros acreditados del Congreso, para evitar que le siguieran preguntando sobre la presencia de su hijo José Tomás en una gira por Europa durante el 2018. Dos hechos que no son aislados, que gatillaron un sinfín de declaraciones y que prenden las alarmas sobre la normalización de la violencia en la tensa relación de los medios de comunicación con el poder. En el caso del parlamentario RN, el hecho fue derivado a la Comisión de Ética y al fiscal del Congreso, el que realizará un sumario administrativo.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Toda autoridad o personaje público tiene el derecho a no responder preguntas de la prensa si así lo estima, mismo derecho que tienen los medios de comunicación de interrogarlos por los temas que les incomodan, complican o abiertamente les molestan. Hasta ahí, todo bien. Pero cuando se pasa el límite y se llega a la agresión física, las cosas se complican y eso fue lo que pasó esta semana, en dos ocasiones, en la Cámara de Diputados con las "jornadas" de furia" contra la prensa del diputado René Manuel García (RN) y el ministro de Economía José Ramón Valente.

El martes 14, Valente llegó hasta la comisión de Economía para dar explicaciones sobre la intervención de las cifras del IPC y, pasadas las 19:30 horas, hizo un punto de prensa para referirse al tema. Era de lo que quería hablar el ministro, lo que le interesaba que saliera publicado y, por ende, hasta ahí “todo estuvo bien”, según explicaron quienes participaron de dicha conferencia.

El problema estuvo cuando se le consultaron al ministro las razones por las que su hijo, José Tomás Valente, lo acompañó en una gira oficial por Francia, España, Suiza y Suecia el año pasado, en circunstancias que no tiene un cargo en el gobierno que justificara su presencia, según informó El Mostrador el lunes 13.

Ante la pregunta, el titular de Economía se retiró sin dar declaraciones. Trató de evitar las cámaras avanzando con rapidez por los pasillos de la Cámara Baja, por lo que los periodistas lo siguieron insistiendo en el tema, hasta que los escoltas de Valente empujaron a dos reporteros radiales acreditados en el Congreso. Según quienes estuvieron en el lugar, el ministro intervino para que sus guardias no siguieran con esa conducta.

Más que mil palabras

Ya era tema lo sucedido con los  escoltas de Valente, cuando se desató al día siguiente el escándalo del diputado René García.

Todo comenzó cuando el parlamentario cuestionó la pertinencia de la comisión investigadora por la compra de tierras indígenas, surgida por las tierras que posee el subsecretario del Interior, Rodrigo Ubilla, en la IX Región, instancia en la que se enfrascó en una discusión con las diputadas Emilia Nuyado (PS), Carmen Hertz (PC) y Andrea Parra (PPD).

En medio de una álgida discusión, la diputada Parra le señaló si se “le habían caído los pantalones”, a lo que García respondió irónicamente: “Sí, sí, con usted se me cayeron los pantalones”. Por esos dichos fue que el parlamentario era consultado por la prensa acreditada del Congreso, que lo siguió por los pasillos y escaleras de la Cámara Baja ante su negativa a referirse al tema, persecución que terminó con la furia desatada del diputado RN, quien lanzó una patada a las piernas al reportero de ADN Radio, Kevin Felgueras y, acto seguido, cerró bruscamente una puerta para bloquear el paso de periodistas, camarógrafos y fotógrafos.

El diputado García negó la agresión, incluso ante las cámaras de televisión, y se defendió argumentando que fue una víctima del acoso de la prensa. Pero sus palabras quedaron sin ninguna validez cuando después fue liberada la grabación de las cámaras de seguridad de la Cámara de Diputados, que desde otro ángulo de los hechos registraron el momento exacto en que el parlamentario lanzó la patada contra el periodista.

“Esperamos que esto nunca más suceda, porque es un claro atentado contra la libertad de prensa. Buscábamos su versión de los hechos, para tener todos los lados de la noticia, pero él, en vez de responder, respondió con una patada”, señaló el periodista agredido.

El presidente de RN y jefe de bancada, Mario Desbordes, expresó que “hay dos lados de esta moneda, una la cosa con el periodista y otra el invento de la oposición. Se mintió cuando se dijo que el diputado había señalado una frase ofensiva contra la diputada”. Respecto a la agresión contra el reportero, Desbordes enfatizó que “creo que el diputado no reaccionó adecuadamente (...) en el video se ve que le lanza un puntapié. Sobre la situación de acoso o no acoso hay que estar acostumbrado a esto, le pido disculpas a Kevin y entiendo que el diputado también pidió disculpas”.

La información sobre los hechos fue derivada hacia la Comisión de Ética, donde el diputado RN arriesga una multa económica como sanción. El tema no quedará allí, el periodista afectado presentó una denuncia ante el fiscal del Congreso, el que dará paso a un proceso de investigación paralela con un sumario administrativo, que permitirá recopilar la información de testigos. Además, el reportero radial estudia tomar acciones judiciales.

Nadie quedó indiferente en el Congreso, fue el tema obligado ayer. El presidente de la Cámara de Diputados, Iván Flores (DC), pidió disculpas a la prensa “por este triste acontecimiento que hemos tenido que ver, todos estamos sobrecargados de trabajo y de pronto ocurren circunstancias humanas que pueden ser inexplicables, yo le he dado las disculpas institucionales al presidente de los periodistas de la Cámara de Diputados (...). Lamentamos profundamente, nada justifica ni la violencia verbal extrema, ni la violencia física”.

Los asesores y asesoras de prensa de la oposición en el Congreso, entregaron una carta a Flores manifestando su preocupación por lo ocurrido. “Esa no es la actitud que debiera primar en los pasillos de la Corporación, como asesores también necesitamos un respaldo para nuestros colegas de prensa y los otros funcionarios de que la violencia no va a ser naturalizada, es necesario que este diputado sea sancionado en los espacios correspondientes”, destacó Camila Lucero, asesora del diputado Diego Ibáñez.

Entre la prensa acreditada en el Congreso se han prendido las alarmas por el maltrato que existe de parte de algunos parlamentarios y las escoltas de las autoridades de Gobierno, quienes en reiteradas ocasiones dan violentos empujones a los profesionales para evitar que se acerquen o pregunten.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director

Mon Laferte

Envíada por Pietro Sferrazza T | 7 diciembre, 2019

Cartas al Director

Noticias del día

TV