viernes, 2 de diciembre de 2022 Actualizado a las 16:25

Agenda Innovación

Presentado por:

Innovación

Médico chileno crea robot para cirugía abdominal único en el mundo

por 6 agosto, 2021

Médico chileno crea robot para cirugía abdominal único en el mundo
Esta innovación se perfila como una solución para descomprimir el sistema de salud y dar una solución efectiva a las largas listas de espera para cirugía. El robot Levita tiene un triple impacto: para el pacientes, son menos incisiones lo que significa menor dolor y recuperación más rápida; para el cirujano, permite una mejor visualización durante la cirugía, y para el hospital, aumenta la eficiencia, ya que las cirugías que se pueden realizar por día.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Hace cuatro años el médico chileno Alberto Rodríguez-Navarro, fundador de Levita Magnetics, marcó todo un hito al desarrollar cirugía magnética, tecnología en la que un sistema de dispositivos permite mover órganos y tejidos en el abdomen desde afuera con un imán.

La gran ventaja de esta modalidad es que permite procedimientos aun menos invasivos, ya que disminuye el numero de incisiones (cortes) que se realizan en la pared abdominal, lo que significa menor dolor, una recuperación más rápida y evitar cicatrices.

Hoy esa innovación, que fue la primera tecnología nueva para cirugía nacida en Latinoamérica en ser aprobada por la FDA, sigue evolucionando. Con un trabajo en conjunto entre Chile y Silicon Valley, se logró combinar cirugía magnética con robótica, desarrollando una disruptiva y nueva plataforma que cambiará la forma de realizar cirugías abdominales a nivel mundial, incluidas intervenciones de vesícula, obesidad, apéndice, colon y ginecológicas, entre otras. Se trata del robot Levita.

Mucho más pequeño, de fácil manipulación y de menor costo que los grandes robots tradicionalmente conocidos, el modelo llega a potenciar la labor del cirujano, quien usando la tecnología magnética y controlando una cámara robótica, tiene el total control del procedimiento con óptimas condiciones de visualización. Así, se obtiene como resultado mejores cirugías (menos invasivas), más cortas y con menores tiempos de recuperación.

De hecho, los estudios realizados con el primer dispositivo, dan cuenta de que la duración de la operación disminuye en un 10%, el tiempo de la persona en recuperación en un 25% y su hospitalización se reduce a la mitad. De esta forma, se impacta directamente en la productividad del sistema de salud, aportando a combatir las tan comentadas y complejas listas de espera.

“Lo espectacular de este nuevo robot es que tiene un triple impacto. Es mejor para el paciente, ya que condiciona un procedimiento menos invasivo, ademas potenciamos al cirujano, que es el recurso más escaso, con una plataforma que le permite operar mejor y a la vez permitimos que la estadía en recuperación y en hospitalización sean menores, dando espacio para tratar nuevos casos”, aseguró el Dr. Rodríguez–Navarro, quien lideró el equipo de profesionales chilenos y norteamericanos a cargo del desarrollo.

"El efecto final es que permitimos que cirujanos y hospitales aumenten la capacidad de hacer mas cirugías y asi poder disminuir los tiempos de espera de las cirugías en las comunidades que atienden. Tener una cirugía a tiempo, disminuye las complicaciones y incluso la muerte de la patología de base", agregó.

Democratizar la tecnología

El mercado de los robots para cirugia no es nuevo, ya tiene mas de 25 años en el mercado. No obstante, los modelos que actualmente se utilizan apenas han penetrado un 2% en Estados Unidos y en nuestro país solo hay cinco de ellos, que son destinados a procedimientos extensos y complejos, que no corresponden a las patologías cotidianas que hoy presentan mayores retrasos en la atención.

“Queremos democratizar el acceso a este tipo de tecnología, pionera a nivel mundial, pues es la única manera de mejorar el bienestar y la calidad de vida de las personas que tantas veces, por un tema de recursos, ven empeorar sus enfermedades en lugar de tratarlas de manera simple en estados tempranos. Las cirugías abdominales son las más frecuentes, se realizan alrededor de 50 millones de ellas en el mundo cada año, por lo cual este avance tiene un altísimo impacto”, sostuvo el especialista.

En ese sentido puntualizó que “en Chile ningún hospital público tiene un robot para cirugía y sabemos que podemos cambiar esa realidad”.



En Chile ya se están realizando las primeras operaciones con este robot de vanguardia y, en paralelo, se está avanzando en la aprobación de la FDA en Estados Unidos. Sobre los planes a futuro, Rodríguez-Navarro adelanta que agregarán “funciones de inteligencia artificial, para que el robot vaya aprendiendo y pueda predecir lo que ocurre en determinados movimientos, además de compartir imágenes en tiempo real con otro cirujano en cualquier parte del mundo".

"Queremos seguir optimizando el sistema, cosa de aumentar los beneficios de nuestro robot. Asimismo, estamos sentando las bases para el primer centro de robótica e Inteligencia Artificial en Chile”, aseveró.

Además, Levita no ocupa consola, por tanto el médico permance siempre al lado del paciente, aprender a usarlo es más simple y el objetivo que sea accesible para los sistemas públicos, donde hay una mayor necesidad de resolver el problema de las listas de espera.

Síguenos en El Mostrador Google News

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV