domingo, 24 de enero de 2021 Actualizado a las 08:38

Agenda País

Crítica gastronómica

Sabores de la ciudad: La Sal, una privilegiada ubicación

por 28 junio, 2018

Sabores de la ciudad: La Sal, una privilegiada ubicación
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Ubicado en plena costanera de Pichilemu, La Sal sin duda cuenta con una de las mejores vistas de la llamada capital del surf. Se encuentra prácticamente sobre las rocas y, con una atención cercana y frescos productos ya tienen gran parte del trabajo hecho.

Lo más recomendable es que vaya a la hora de almuerzo –un fin de semana- y utilice su terraza. En el caso de ir de noche, tienen un fogón ideal para compartir.

Acomódese, disfrute de su vista y los productos que nos entrega la zona. Como la sal de Cáhuil, sus pescados y la quinoa. Además de sus frutosos y amigables vinos de sus alrededores.

La atención es relajada y cumple por parte de jóvenes garzones con buen carácter. La espera de los platos puede demorar más de lo que acostumbre, pero todo se perdona con esa vista y un buen vino o su pisco sour ($4.200).

A lo que vinimos: Choritos verdes ($8.500), con un toque de mostaza y perejil. Una simple preparación en donde manda la frescura y el punto del chorito, que estaba de lujo pese a tener crema, que no es necesario y se abusa en la mayoría de preparaciones que llevan caldo, pescados o mariscos.

Seguimos con Tempura peruana ($11.900), un congrio frito con un ligero batido que le aportaba la crocancia perfecta y llegaba a sonar al partirlo: realmente crujiente, la mayor cualidad de un pescado frito. Le hacían compañía una salsa de ají amarillo y quinoa con palta. No simpatizo mucho con la proteína caliente y su salsa, con acompañamiento frío. Gusto personal.

También probamos la Pasta La Sal ($9.900), camarones, leche de coco, palta , jengibre y curry. Una mezcolanza de sabores asiáticos con el sello de que funcionan bien. La palta con pastas es un hit aquí y en la quebrada del ají, pese a estar un poco pasados de cocción. Imperdonable para los italianos.

Pruebe sus camarones al pilpil que llegan humeando sabor y sobre todo, sus frescas ostras sobre una cama de sal, notables.

La Sal es uno de los infaltables para la ruta gastronómica de la zona que cada vez se especializa más para un cliente exigente y entendido. Como mi acompañante.

Av. Costanera 1211, Pichilemu.
Servicio: Bueno (80%)
Comida: Bueno (81%)
Ambiente: Bueno (86%)
Precio: De los $ 25.000 a $ 30.000 p/p

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV