jueves, 2 de julio de 2020 Actualizado a las 11:13

Nadia Fink presentó su colección en Filsa 2016

Cultura - El Mostrador

¡Adiós a las princesas!: Autora de "Antiprincesas" apuesta a valorizar el concepto más allá de los libros

por 2 noviembre, 2016

¡Adiós a las princesas!: Autora de “Antiprincesas” apuesta a valorizar el concepto más allá de los libros
Con Violeta Parra, Frida Kahlo y Juana Azurduy como inspiración de líderes femeninas, la autora argentina cuyos libros han sido celebrados por su intención de acabar con los estereotipos y falsos modelos que han generado el cine y la literatura, sostiene que un gran sueño sería que "las niñas utilicen este concepto de antiprincesas para crecer de una manera diferente".
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

La periodista argentina Nadia Fink ideó hace un año y medio la colección Antiprincesas, una serie de libros infantiles que busca romper los estereotipos históricos hacia la mujeres, y especialmente hacia las niñas, que han primado en la literatura y el cine. Desde su lanzamiento ha tenido un impacto mediático inesperado según la autora, quien jamás imaginó estar expandiendo su proyecto internacional con tanta velocidad.

Basándose en líderes femeninas como Frida Kahlo, Violeta Parra y Juana Azurduy, la autora pretende instalar a antiprincesas como un concepto que busque modificar los patrones sociales insertados en las niñas. La idea es que el concepto sea más importante que la valorización de la colección de libros.

-¿De donde viene esto de las antiprincesas?

-En realidad viene de muchos años, de pensar en cómo desandar los cuentos clásicos y cómo contar otras historias, sobre todo para las niñas. Para que las mujeres tengan otros lugares en los cuentos, que no sean los de esperar a un príncipe azul que las salve, de seguir el mandato familiar o de preocuparse tanto por lo externo como un vestido o un peinado. Me parecía que las mujeres somos muchos más que eso. Finalmente, no es para desterrar los cuentos clásicos o matar a las princesas, pero sí para sumarle otras miradas y desarmar esos estereotipos que después generan tantas violencias.

-¿Pero el prefijo “anti” claramente es en contra de...?

-Tal vez choca un poco pero genera una pregunta, una disrupción. Nos parecía que era el camino para llamar la atención, discutir el tema. Aunque los cuentos no son nada agresivos: no se le cortan las cabezas a las princesas, lo que hacen es proponer otras miradas para sumar más variedad a este concepto de cómo ser mujer.

-¿Cuánto ha ido creciendo este proyecto?

-Un montón, hace un año y medio iniciamos. Nos sorprende cómo el interés crece en Latinoamérica y otros partes del mundo también. A eso se fueron sumando antiprincesas, ya vamos por cinco princesas, se viene la liga antiprincesas y también los antihéroes. La idea es emular esta lucha colectiva que tienen las mujeres a lo largo del tiempo y pensar en la heroína colectiva. La modernidad nos dice “sálvese quien pueda” y por tanto hay que construir colectivamente.

-¿Cuáles son los principales soportes en este proyecto?

-Nuestra editorial es autogestionada, así que somos nuestra propia editorial, lo que nos permite hacer lo que queramos. Por otra parte, Pitu -el ilustrador- no sólo es un soporte, es una parte importantísima del proyecto: con él vamos pensando las historias y construyéndolas, generando dibujos, historias y palabras. Los compañeros de la editorial y por supuesto mi hija, una súper antiprincesa de 21 años, son mi principal soporte.

-¿Pensaste alguna vez las antiprincesas pudieron volverse tan populares como las princesas?

-No, no me imagine ni un 5% de lo que hemos logrado. Yo vengo de 10 años de hacer periodismo y trabajo editorial independiente, entonces para este tipo de proyectos nunca esperas que tenga un impacto así en el mercado. Así que todo esto es una sorpresa. Es mucho más de lo que esperábamos, siento que estoy viviendo de más por lo que recorro y conozco… No quepo en mí.

-¿Seguirás trabajando este tipo de temáticas?

-Me parece que hay que seguir trabajando como hasta ahora, con calma, disfrutando mucho lo que se hace porque es un proyecto para la infancia, entonces si nosotros agarramos una fórmula y la repetimos, me parece que no estamos siendo honestos con este proyecto ni con la infancia que es el lugar donde todo se puede reinventar permanentemente. Con Pitu tenemos esa premisa de divertirnos con lo que hacemos.

- Más allá de los libros, ¿qué esperas de esta colección?

-Mi sueño sería que antiprincesas se transformara en un concepto más que una colección, que llegue el momento donde no sólo se identifique con los cuentos, sino que muchas niñas utilicen este concepto de antiprincesas para crecer de una manera diferente, alejada de los estereotipos y haciendo cada quién lo que más les gusta. Eso también es parte de nuestro eslogan.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV