sábado, 17 de agosto de 2019 Actualizado a las 11:20

PAÍS

El síndrome Lusic: senadores de oposición ponen en suspenso el ascenso de jueza Repetto a la Corte Suprema

por 9 julio, 2019

El síndrome Lusic: senadores de oposición ponen en suspenso el ascenso de jueza Repetto a la Corte Suprema

Crédito: Agencia UNO

El Gobierno arriesga un nuevo traspié, ahora con la nominación de la ministra de la Corte de Apelaciones de Valparaíso, María Ángelica Repetto para la Corte Suprema, que se debe resolver mañana en el Senado. La jueza requiere un mínimo de 29 votos, pero el problema está en que el Ejecutivo solo tiene los votos del oficialismo garantizados (19 senadores). La molestia en la oposición apunta al procedimiento empleado y de hecho catalogan de “pataleta” la reacción del Gobierno de enviar un nombre sin consulta previa. Pero desde el Ejecutivo defienden su accionar y sostienen que “el cabildeo pasado no puede existir de la forma en que existía antes”.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

La fallida postulación de Dobra Lusic a la Corte Suprema podría tener una continuación en el Senado, ahora con la carta de reemplazo a la que acudió el Gobierno, la ministra de la Corte de Apelaciones de Valparaíso, María Ángelica Repetto. El “nudo” está en la postura de los senadores de oposición que han puesto en suspenso la aprobación de su nombre.

El Gobierno optó por enviar el nombre con la postulación de Repetto a la sala, pero el problema está en que no tiene garantizados los votos para su aprobación dado que solo cuenta con los votos del oficialismo (19 senadores).  En total, requiere un mínimo de 29 votos. Tomando en cuenta el complejo escenario, incluso algunos senadores oficialistas han sugerido que el nombre no sea votado mañana por la Sala, para evitar un posible fracaso.

Molestia opositora

Cabe recordar que el pasado día martes 3 de julio, Repetto compareció ante la Comisión de Constitución, Legislación y Justicia del Senado, para exponer sus argumentos y antecedentes de su candidatura. En la oportunidad, declaró firmemente no ser feminista y que está en contra del aborto, y tampoco dio explicación sobre la postura de la Corte de Apelaciones de Valparaíso que ella integra, la cual no les otorgó protección a las víctimas de la contaminación en la zona Quintero-Puchuncaví. En materia de Derechos Humanos, en tanto, afirmó la improcedencia de la amnistía en estos delitos y su imprescriptibilidad.

Sin embargo, más que el nombre de la magistrada y sus posturas, la molestia en la oposición apunta al procedimiento empleado por el Ejecutivo. Así lo graficó el senador Francisco Huenchumilla (DC), quien catalogó como "objetable" e "inaceptable" la forma en que el Presidente Sebastián Piñera nominó a la abogada.

"Luego de que fracasa el nombre de Lusic al Presidente le da una pataleta y nos tira al Senado un nombre como diciendo 'atrevanse a objetarlo'. Yo no estoy de acuerdo con eso, somos oposición y tenemos que demostrar que esas no son maneras de relacionarse con el Senado de parte del Ejecutivo", recordó Huenchumilla.

Por eso, en la oposición instan al Gobierno a sentarse a conversar. “Todo va a depender del ministro (de Justicia, Hernán Larraín). Si se quiere acercar a conversar estamos disponibles", dijo el senador PPD Felipe Harboe, presidente de la comisión de Constitución.

Pero el pronóstico sigue siendo incierto. Los senadores PPD se reunirán hoy para decidir cómo procederán en bloque. En el PS, salvo Isabel Allende, todos votarían en contra, al igual que en la DC.

“El cabildeo pasado no puede existir más”

Sin embargo, el ministro Hernán Larraín ha defendido el procedimiento, señalando que "el cabildeo pasado no puede existir de la forma en que existía antes y eso me parece que no tiene marcha atrás. Habrá que ver cómo se pueden lograr entendimientos pero lo qué hay que despejar es que el Presidente no puede tener como condición el acuerdo previo del Senado para presentar un nombre".

En la misma línea, el ministro secretario general de la Presidencia, Gonzalo Blumel, comentó que “esperamos que los senadores resuelvan en consecuencia, basados estrictamente en la capacidad jurídica y trayectoria de la jueza Repetto”.

De todos modos, Larraín descartó la posibilidad de que el nombre de Repetto sea retirado antes de ser votado en la Sala, como sucedió con Dobra Lusic.

"Esperamos poder conversar para que este nombramiento proceda. Tenemos mucha confianza en el juicio del Senado y al mismo tiempo garantizar que hacia el futuro, las futuras nominaciones van a ir siempre buscando los mejores jueces que representen la pluralidad del pensamiento de Chile", dijo el secretario de Estado.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV