martes, 27 de julio de 2021 Actualizado a las 01:17

MERCADOS

Derecha económica se cuadra con Sichel antes que los partidos políticos

por 20 julio, 2021

Derecha económica se cuadra con Sichel antes que los partidos políticos

Crédito: Aton

Para el presidente de la Confederación de la Producción el Comercio (CPC), Juan Sutil, “Sebastián Sichel es un buen candidato, tiene las condiciones para hacer las transformaciones que se están pidiendo". Igual de elogioso fue Nicolás Ibáñez Scott, el empresario ex controlador de D&S, hoy dedicado a la filantropía y a financiar el think tank de derecha Fundación Para El Progreso, quien en una carta a El Mercurio sostuvo que “con la impronta de Sichel llega aire fresco a las ideas nuestras” y “puede marcar el inicio de una renovación en la política del país”. Este apoyo post primarias del empresariado a Sichel viene a confirmar que el exDC y exministro de Sebastián Piñera es el favorito del mundo privado. De hecho, hasta antes de las elecciones, figuraba como el candidato con mayores aportantes del mundo empresarial. Aunque, el mismo Sichel trata de evitar estos rótulos. “Sí, soy el candidato de la libertad, no me incomoda que me lo diga nadie, ni el líder de los empresarios ni el del delivery", dijo esta mañana.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

En la derecha económica no ocultan su satisfacción con el triunfo del Sebastián Sichel en las primarias de Chile Vamos del pasado domingo, incluso con más entusiasmo que los mismos partidos de la coalición que tras las derrotas en la contienda electoral tienen la tarea de cuadrarse detrás del independiente de cara a las elecciones de noviembre.

Así lo graficó el presidente de la Confederación de la Producción el Comercio (CPC), Juan Sutil, quien entrevistado esta mañana en Radio Duna, recalcó que “Sebastián Sichel es un buen candidato. Tiene las condiciones, dentro del marco de su discurso, para hacer las transformaciones que se están pidiendo".

Igual de elogioso es Nicolás Ibáñez Scott, el empresario, controlador de D&S hasta su venta a Wal-Mart, y hoy dedicado a la filantropía y a financiar el think tank de derecha Fundación Para El Progreso.

En una carta a El Mercurio, Ibáñez sostiene que “con la impronta de Sichel, llega aire fresco a las ideas nuestras y, sobre todo, a la superación de prácticas anquilosadas en la centroderecha”.

Este apoyo post primarias del empresariado a Sichel viene a confirmar que el exDC y exministro de Sebastián Piñera es el candidato favorito del sector privado. De hecho, hasta antes de las elecciones, figuraba como el candidato con mayores aportantes del mundo empresarial, y quienes más entregaron más dinero a su campaña -con los datos del Servel hasta el 9 de julio- figuran nombres como los de María Alejandra Reymond (cónyuge de Raimundo Valenzuela Lang, presidente del directorio de Primus Capital S.A), Raimundo Valenzuela Lang, Jorge Claro Mimica (empresario de Grupo Mimica) y sus hijos, Juan José Santa Cruz, Patricio Artiagoitía (ex vicepresidente de Enami) y el ex presidente de la Confederación para la Producción y el Comercio (CPC), Rafael Guilisasti, entre otros.

No en vano, Sichel fue definido como el candidato de "los empresarios que no quieren perder privilegios, de los institutos de estudio que no quieren perder influencias y de los políticos que no quieren perder poder", como señaló la alcaldesa de Providencia, Evelyn Matthei, a El Mostrador.

Pero el mismo Sichel insiste en evitar estos rótulos. “Sí, soy el candidato de la libertad, no me incomoda que me lo diga nadie, ni el líder de los empresarios ni el del delivery", dio esta mañana en Radio ADN.

“No es un político tradicional”

Para Sutil, el candidato de Chile Vamos “no es un político tradicional, tiene una historia difícil, que conoce la realidad y la calle”. Y a su juicio lo que sucedió el domingo en las urnas -donde también se impuso Gabriel Boric por el lado de Apruebo Dignidad- es “un reflejo de los cambios que la sociedad en su conjunto está pidiendo, y no solo en un sector".

En tanto, Ibáñez puso el foco en que “entusiasma el hecho de que Sichel pueda ser un factor de unión entre los jóvenes sensatos y pueda marcar el inicio de una renovación en la política del país, donde los tres candidatos de Chile Vamos que tuvieron a bien hacer el esfuerzo de competir en las primarias y no resultaron electos deben jugar un rol significativo”, indicó, apelando a que los derrotados de los partidos Joaquín Lavín (UDI), Mario Desbordes (RN) e Ignacio Briones (Evópoli) se pongan detrás del candidato de la centroderecha.

Con todo, el empresario sostuvo que “su liderazgo ofrece una oportunidad para que las ideas de la dignidad, la libertad, el progreso, tengan una opción de ser acogidas mayoritariamente”, pero advirtió que para el sector se trata de “un escenario que sigue siendo desafiante y peligroso, si consideramos la gran cantidad de votos que recibieron los dos candidatos de la izquierda extrema”, en alusión a Boric y Daniel Jadue (PC).

Aunque, Sutil prefiere mirar el vaso medio lleno, destacando la derrota del alcalde de Recoleta. Y tal como hizo ayer, recalcó que “la posición del PC era rupturista de mantenerse en la calle y con la violencia, y un candidato que representa eso se sale del marco democrático".

“Pienso que un proyecto comunista está fracasado aquí y en todas partes del mundo y termina muchas veces en autoritarismo (...) Cualquier proyecto de futuro inteligente tiene que mirar el mundo 2030 y no el de 1960 o 1970", remarcó el presidente de la CPC.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV