jueves, 25 de febrero de 2021 Actualizado a las 16:39

Londres 2012: Yoel Gutiérrez ambiciona una medalla olímpica para Tomás González

por 29 julio, 2012

Londres 2012: Yoel Gutiérrez ambiciona una medalla olímpica para Tomás González
El deportista nacional se ubicó el sábado tercero en salto, con 16.149 unidades, y sexto en suelo, con 15.533, rendimiento suficiente para ir el domingo 5 y lunes 6 de agosto a la lucha por las medallas en la cita de los cinco anillos.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

El entrenador del gimnasta chileno Tomás González, Yoel Gutiérrez, se declaró contento con la clasificación de su pupilo a las finales de salto y suelo en los Juegos Olímpicos de Londres 2012 y no escondió su deseo de alcanzar una histórica medalla.

El deportista nacional se ubicó el sábado tercero en salto, con 16.149 unidades, y sexto en suelo, con 15.533, rendimiento suficiente para ir el domingo 5 y lunes 6 de agosto a la lucha por las medallas en la cita de los cinco anillos.

Respecto al desempeño de González en las series clasificatorias, el cubano Yoel Gutiérrez declaró hoy que "es una satisfacción muy grande el haber cumplido ese objetivo tan grande que teníamos como desafío, que se ha cumplido con creces. Esto me da una gran satisfacción porque este el triunfo de la dignidad, de la moral, de la disciplina, del espíritu deportivo y sobre todo del trabajo constante".

"El haber cumplido con estos objetivos tan grandes, porque a estos niveles ya después de este evento ya no hay nada más, lo único que hay que buscar es medalla de la humildad. Eso sí no lo alcanza cualquier ser humano, hay que entrenar muy duro para alcanzar la medalla de la humildad. Tenemos que trabajar duro enfocados a un resultado, por más grande que sea. Esa es mi filosofía como entrenador, como profesor y como ser humano", agregó.

Consultado por las aspiraciones de cara a las finales de suelo y salto, el entrenador indicó que "como siempre he planteado, nuestro objetivo era entrar en la final olímpica. Una vez cumpliendo con ese objetivo, ahora tanto el deportista como el entrenador ambicionamos el máximo resultado posible y ese resultado es la medalla. Vamos a evaluar junto con el deportista cuáles son nuestras reales posibilidades. Vamos a ver el por ciento, si es el uno, el cincuenta o el que sea, y vamos a estrujarlo al máximo".

"Siempre he dicho que no le tengo miedo al éxito y mucho menos al fracaso. Es por eso que en Chile planteé antes de salir que si nuestro deportista no lograba una final olímpica, mi proceso era un fracaso. Soy un entrenador que no juega a la segura, no trabajo a la segura. Sí manejo y estudio los riesgos y eso me hace ambicionar cosas grandes", sentenció.

upi/so/

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV