miércoles, 23 de septiembre de 2020 Actualizado a las 03:40

PAÍS

Indignación de senadores de oposición y ambientalistas por rechazo de la derecha a la reforma constitucional del agua

por 8 enero, 2020

Indignación de senadores de oposición y ambientalistas por rechazo de la derecha a la reforma constitucional del agua
“Obtuvimos 24 votos para declarar constitucionalmente el agua un bien de uso público, los votos en contra fueron 12 ... Pero ¡Perdimos! (Necesitábamos 29). No sé si hay otra Constitución en el mundo donde 12 sea más que 24 ¿Entienden por qué la derecha sigue defendiéndola con todo?” expresó en Twitter el presidente del Senado Jaime Quintana, tras el rechazo de la derecha a la reforma constitucional del agua. En tanto, desde Greenpeace advirtieron que “el escenario actual en nuestro país es que hay 56 comunas con decreto de escasez hídrica en Chile (…) y aún así el Senado rechaza la idea de legislar para priorizar a la población. Impedir este debate es atentar contra la vida”.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Gran debate se generó en la oposición y el mundo ambientalista por el rechazo de la derecha en el Senado a la reforma constitucional sobre el dominio y el uso de las aguas. Los legisladores ex Nueva Mayoría y Frente Amplio rápidamente condenaron la actitud de Chile Vamos y espera que el proyecto se concrete en el marco del proceso constituyente.

En un contexto de escasez hídrica y cambio climático el proyecto buscaba regular legalmente el tratamiento de los recursos hídricos, estableciendo que las concesiones a particulares siempre serán temporales y por fines específicos, abriendo la posibilidad de que estén sujetas al pago de patentes o tasas. Esto para asegurar que sectores urbanos y rurales del país tengan el agua garantizada.

La senadora Ximena Rincón (DC) calificó como lamentable que los senadores de derecha “hayan votado en contra del Derecho Humano al Agua”. “Pese a que una mayoría clara y rotunda, vale decir, 24 votos aprobaron esta reforma constitucional que garantiza el agua como un derecho nacional de uso público, no logramos votos necesarios para aprobarla.  12 votos en contra, aportados por el gobierno y sus parlamentarios, senadores y senadoras de gobierno, imposibilitaron que este reconocimiento sea claro y explícito”, afirmó Rincón.

Además, la senadora DC aclaró que tenemos una contradicción entre lo que dice la ley simple y lo que dice la Constitución, y hasta hoy la Constitución no garantiza el agua como un Derecho Humano básico, a diferencia de los organismos internacionales y las legislaciones más avanzadas del mundo que sí lo hacen.

“Si no entendemos que primero debemos garantizar el consumo humano y luego establecer la posibilidad de la utilización del recurso hídrico para otras actividades, vamos a seguir con un problema que se va a ir agudizando en Chile”, agregó la legisladora.

El presidente del Senado Jaime Quintana (PPD), también puso el foco en el rechazo de la derecha, y lo atribuyó a la defensa de este sector de la actual Constitución. “Obtuvimos 24 votos para declarar constitucionalmente el agua un bien de uso público, los votos en contra fueron 12 ... Pero ¡Perdimos! (Necesitábamos 29). No sé si hay otra Constitución en el mundo donde 12 sea más que 24 ¿Entienden por qué la derecha sigue defendiéndola con todo?” expresó en Twitter.

Luego del revés, la senadora Isabel Allende (PS) manifestó su disposición para presentar un nuevo proyecto. “Aunque sea más acotado porque quiero que quede a nivel de rango constitucional el que el agua es un derecho humano y prioritario. Ahora si esto no lo logramos arreglar hoy esperamos que con la nueva Constitución se pueda hacer”.

“Es importante que los derechos, sobre todo los futuros derechos, que es la modificación que se está haciendo en el Código de Aguas, efectivamente tenga una temporalidad, porque yo creo que hoy día entregar derechos a perpetuidad, de por vida, que son heredables y vendibles, no corresponde a la situación real que tenemos. Hoy día cada vez más existe la necesidad de agua y tenemos menos recursos de agua por el cambio climático y por una mala gestión, por un mal modelo que a mi juicio no permite distribuirla equitativamente”, enfatizó la senadora Allende.

Para la senadora Yasna Provoste (DC), el rechazo al proyecto es el mejor ejemplo para llamar a la ciudadanía a participar activamente en el proceso constituyente: “Creo que este es el mejor ejemplo para llamar a la ciudadanía a participar activamente en este proceso constituyente.  Porque es esta Constitución la que establece el mercado del agua, es esta constitución la que priva que sea reconocida como un derecho humano el consumo del agua potable”.

Asimismo, la integrante de comisión de Recursos Hídricos del Senado indicó que “lamentablemente los poderes económicos siguen estando muy presentes en el Parlamento” y los 12 votos de la derecha demuestran que es fundamental avanzar favorablemente con el proceso constituyente.

“Tuvimos el rechazo absoluto de los senadores de derecha, con excepción de Francisco Chahuán (RN). Y a pesar que todos los votos de la oposición estuvieron disponibles para transformar esta realidad en nuestra Constitución no fue posible”, indicó.

En tanto, desde el Frente Amplio, el senador Juan Ignacio Latorre (RD) manifestó que “nuevamente se perdió una oportunidad para hacer una reforma constitucional necesaria para declarar el agua como bien nacional de uso público”.

“Vergüenza nacional”

El rechazo al proyecto no solo provocó el malestar de la oposición, sino que también de las organizaciones ambientales. El director de Greenpeace en Chile, Matías Asun, enfatizó que “es una vergüenza nacional que en medio de una crisis hídrica el Senado rechace votar que el agua sea para el consumo humano de todos los chilenos y siga priorizando por sobre nuestra población. Con esto, hoy existe mayor protección al derecho de aprovechamiento de aguas y su carácter de propiedad privada, que la obligación de priorizar su uso de acuerdo a lo que consideramos más relevantes, acceso humano y ecosistémico. Es decir, el agua que utiliza un palto o un eucalipto se encuentra protegido por la constitución y no así las personas y los ecosistemas que dependen de su acceso. Y Chile se encuentra en el puesto número 18 mundial en el ranking de riesgo de emergencia hídrica. Impedir este debate es atentar contra la vida”.

“El escenario actual en nuestro país es que hay 56 comunas con decreto de escasez hídrica en Chile en la zona en donde habita más del 70% de la población, 400.000 chilenos recibiendo agua por camiones aljibes y casi el 50% de los municipios del país están distribuyendo alguna ayuda en agua. Aún así el Senado rechaza la idea de legislar para priorizar a la población”, agregó el ambientalista.

Asún finalizó señalando que “después de una década se vota este proyecto rechazando la idea de siquiera discutir esto, bloqueando la discusión de un proyecto que trate esta materia por más de un año. Mientras una laguna completa como Aculeo, se seca completamente, 56 comunas terminan con decreto de escasez hídrica en Chile, 400.000 chilenos recibiendo agua por camiones aljibes y casi el 50% de los municipios del país está distribuyendo alguna ayuda en agua a través de camiones. Una vergüenza nacional lo que han hecho los miembros del Senado que rechazaron la iniciativa, amparándose en los quórum especiales para mantener las cosas como están, en crisis hídrica”.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV