sábado, 31 de octubre de 2020 Actualizado a las 17:08

MUNDO

Bandera con virus: los chinos, molestos por una viñeta de un periódico danés

por 31 enero, 2020

DW
Bandera con virus: los chinos, molestos por una viñeta de un periódico danés
El coronavirus aparece en una caricatura del diario Jyllands-Posten reemplazando a las estrellas de la bandera china. Ahora China le pide una disculpa a los daneses.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Entre los médicos se considera a los virus como atacantes invisibles. Son parásitos que anidan en un huésped débil, para atacar su sistema. O a veces incluso para acabar con él por la espalda. Por eso dan miedo. En medicina, son considerados enemigos impredecibles, pérfidos, a menudo incluso invulnerables. Hasta un país como China parece impotente contra un asesino tan invisible.

China contra el Jyllands-Posten

¿El país no admite una broma sobre el tema, porque el diario danés Jyllands-Posten pone el dedo en la llaga? Una caricatura, publicada el lunes, convierte las cinco estrellas amarillas de la bandera china en cinco virus redondos. Los chinos consideran que la alusión al nuevo coronavirus 2019-nCoV, que apareció por primera vez en la ciudad de Wuhan y suma ya más de cien víctimas, es ofensiva. El periódico y el dibujante deberían disculparse por ello, afirma un comunicado oficial de la embajada china en Copenhague.

Flagge von China (Colourbox)

Las cinco estrellas de la bandera simbolizan la grandeza del país y sus territorios: China, Manchuria, Mongolia, Sinkiang y el Tíbet. Y representan también su fortaleza económica y la estructura de la población: trabajadores, agricultores, pequeña burguesía y "burguesía nacional".

La caricatura convierte no solo a los infectados por el virus, sino a todo el país, en un paciente. La propagación del 2019-nCoV actúa como indicador de la vulnerabilidad de una superpotencia en ciernes.

Jyllands-Posten y las caricaturas de Mahoma

El periódico danés Jyllands-Posten, que se hizo célebre en 2005 con la publicación de doce caricaturas del profeta Mahoma, reaccionó con serenidad. El editor jefe, Jacob Nybroe, dijo que no se trataba de burlarse de China. Pero el periódico no piensa disculparse por algo que no cree que esté mal. "Como yo lo veo, tratamos con dos visiones culturales diferentes", dijo en Jyllands-Posten. "Tenemos una fuerte tradición de libertad de expresión y de caricaturas en Dinamarca y la vamos a seguir teniendo". Tampoco considera que la caricatura pueda violar las leyes danesas. El dibujante Niels Bo Bojesen ha hecho bromas con las banderas de diversos países en otras ocasiones. Puso un agujero de bala en la bandera turca y convirtió la de Arabia Saudí, verde, en un billete de un dólar del mismo color.

Las redes sociales agitaron la "bandera del virus"

La "bandera del virus" también se está haciendo viral en Internet, valga la expresión. Se comparte y comenta en los portales digitales. Y redes sociales como Twitter se polarizan en torno al asunto. "Es muy bueno", dice este usuario en referencia al dibujo, dando lugar a un sinfín de memes sobre el tema.

Los periódicos alemanes reproducen también la polémica bandera, provocando reacciones controvertidas. "No se puede tener menos sensibilidad", dice este otro usuario. "Allí luchan los chinos contra el virus, muere gente, se pasa miedo", continúa, "y desde la segura y cómoda Dinamarca los periodistas encuentran increíblemente divertido dibujar esta bandera".

Después de la publicación de los dibujos de Mahoma en Jyllands-Posten, hubo un boicot de productos daneses en todo el mundo y protestas de organizaciones musulmanas, en las que murieron más de cien personas. China ocupa el sexto lugar entre los destinos de las exportaciones danesas y podría infligir daños económicos al país escandinavo.

Hasta ahora, los chinos han respondido despreciando la bandera danesa y difundiendo imágenes en Internet que la representan con esvásticas, con compresas femeninas o como ataúd. Este usuario recuerda a Dinamarca que solo tardó cuatro horas en rendirse en la Segunda Guerra Mundial. "Es un tipo duro", viene a decir irónicamente. En lo que todavía no ha claudicado el país escandinavo es respecto a su última controversia relacionada con la publicación de caricaturas.

DW

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV