martes, 16 de agosto de 2022 Actualizado a las 09:11

Movilidad

Hacia el 2040: Chile busca consolidarse en la presencia de autos eléctricos

por 20 agosto, 2021

Hacia el 2040: Chile busca consolidarse en la presencia de autos eléctricos
"Una de las herramientas fundamentales para alcanzar el objetivo de carbono neutralidad en los distintos países es limpiar el parque automotor", dice el experto en electromovilidad Andrés Rebolledo.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

La acelerada transformación de la industria automotriz europea hacia la electromovilidad va de la mano con los objetivos establecidos en el Acuerdo de París, además de las acciones impulsadas por diversos países alrededor del mundo para mitigar las emisiones de gases de efecto invernadero, y Chile no es la excepción ¿podríamos adoptar una decisión como la Europea, cuándo?

Conversamos con Andrés Rebolledo, ​​director de la Fundación Transurbano, experto en electromovilidad y ex ministro de Energía del segundo gobierno de Michelle Bachelet, quién nos dio una idea del panorama chileno respecto a la electromovilidad, sus desafíos y proyecciones.

En cuanto a las declaraciones de la UE respecto a dejar de vender a automóviles a combustión a partir de 2035 ¿Cómo podría aportar a la meta de neutralidad carbono cero dejar de vender autos a combustión?

Una de las herramientas fundamentales para alcanzar el objetivo de carbono neutralidad en los distintos países es limpiar el parque automotor, esto quiere decir sacar autos a combustión tradicional basado en combustibles fósiles a autos cero emisión. Dentro de los cuales los vehículos serán los principales. En ese sentido, la decisión que tomó la Unión Europea de vender solo vehículos de cero emisión a partir de 2035 es muy importante, por cuanto no sólo determinará lo que sucederá en el mercado europeo, si no que también le pone presión a lo que haga otros socios en el mundo, como  China, Estados Unidos, Japón, etc.. que probablemente a la luz del resultado del informe del IPCC de la semana pasada puede que adelante este tipo de sesiones y que en consecuencia tomen medidas para adelantar las políticas de cambiar el parque automotor.

En lo fundamental es un aporte central la electromovilidad entendiendo que hoy día el transporte en general explica en el mundo el 30% de todas las emisiones, y por lo tanto es absolutamente crucial tomar decisiones en ese sentido para alcanzar la carbono neutralidad.

¿Crees que sea posible implementar esa medida en Chile?

Me parece que en el caso de Chile los objetivos que se plantean de 100% el transporte público el año 2040 y un porcentaje importante de los vehículos privados también cero emisión en esa fecha, creo que es posible imaginarse en consecuencia para esa fecha (2035), quizás no una política de cero comercialización de vehículos contaminantes, pero sí hacia el año 2040 en Chile están dadas las condiciones para ellos. Nosotros estamos avanzando en la matriz de generación, y creo que complementario con eso, tiene sentido que el transporte se electrifique y utilice estas fuentes más limpias. En ese sentido, en torno al 2040 es una fecha razonable para el caso chileno.

Respecto a los autos a combustión que ya circulan en nuestro país ¿Existe la posibilidad de convertirlos a eléctricos?

Lamentablemente en Chile hasta hace unos años se podía reconvertir vehículos antiguos a vehículos eléctricos, pero hace un par de años por decisiones de la autoridad basado en temas de seguridad, hoy no se pueden convertir. Por lo tanto, hay una norma pendiente que hay que resolver pronto y ojalá acelerar para efectos de poder habilitar esa actividad, porque efectivamente poder tener vehículos eléctricos es una manera de avanzar en mayor electromovilidad. Da una solución al parque automotor antiguo y permite acceder a vehículos eléctricos más baratos. Es una materia pendiente que se debe resolver y el gobierno debe avanzar rápido en eso.

¿De qué manera está trabajando la Fundación para que la electromovilidad sea una realidad en nuestro país?

La Fundación ha incorporado la electromovilidad como un eje de trabajo reciente, entendiendo que es una herramienta fundamental para descontaminar y avanzar en este objetivo de la transición energética en un sentido amplio, además, en una lógica de ciudades más amigables e inteligentes que permitan tener modos de transporte más acordes a los compromisos ambientales y con las facilidades para los ciudadanos y ciudadanas.

La electromovilidad es una herramienta fundamental, y en ese sentido lo que la Fundación pretende es aportar los elementos para indicar y señalar la relevancia de este, y ser un impulsor en ese sentido de la incorporación de la electromovilidad en este caso en las distintas ciudades de nuestro país y en actividades productivas también, no sólo en las ciudades sino que también en distintos sectores económicos de bienes y servicios donde la electromovilidad también es una solución para limpiar esos procesos productivos.



¿Cuáles son los desafíos que presenta Chile respecto a la electromovilidad? 

Lo fundamental en el caso de nuestro país es tratar de impulsar en mayor escala la incorporación de la electromovilidad en los distintos ámbitos. Se ha avanzado harto en transporte público, hay casi 800 buses en Santiago y de a poco se van incorporando en otras ciudades del país.

Ahí hay un desafío en sí mismo, que es el sacar los buses a regiones, y no sólo programas como “mi taxi eléctrico” en Santiago, si no que también en regiones. Creo que es importante también tener una mirada de planificación en la infraestructura de carga, de manera de habilitar la electromovilidad en la medida que se ordene bien la carga emplazada en el territorio, y además la interoperabilidad de las estaciones de carga y la electrolinera de forma tal que uno pueda transportar entre las ciudades, si no que también de manera interurbana con tranquilidad y seguridad.

Y por cierto, uno de los desafíos fundamentales es el acceso a vehículos eléctricos, que hoy día siguen siendo caros, que implican una inversión importante. Por lo tanto eventualmente programas y planes que permitan dan un incentivo en ese ámbito, pudiera ser. En el ámbito tributario dar exenciones tributarias, permisos de circulación, o impuesto a los vehículos de combustión fósil que pudieran de alguna manera generar fondos que pudieran apoyar al consumo de vehículos eléctricos en el ámbito de la circulación eventualmente, por un tiempo que tengan preferencia los vehículos eléctricos o estacionamientos para ellos. Estas quizás podrían ser herramientas para incentivar la demanda de estos vehículos eléctricos.

¿Cuáles son las proyecciones de la electromovilidad para nuestro país?

Respecto a las proyecciones, en torno al 2040 en Chile debería estar consolidada la presencia de vehículos eléctricos.

Síguenos en El Mostrador Google News

Más información sobre El Mostrador