sábado, 28 de mayo de 2022 Actualizado a las 16:34

El BCE necesita la ayuda de la Fed para debilitar el euro

por 3 febrero, 2016

El BCE necesita la ayuda de la Fed para debilitar el euro
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Mario Draghi necesitará depender de su homólogo estadounidense para debilitar el euro más allá del mínimo en 12 años alcanzado en marzo pasado dado que los bancos centrales enfrentan límites en cuanto al impacto de un mayor estímulo monetario, según Société Générale SA.

Los analistas prevén que el euro caerá un 4 por ciento, hasta US$1,05, para fin de año, según la estimación media en una encuesta de Bloomberg, después de que el presidente del Banco Central Europeo indicó el mes pasado que los decidores de la política podrían ampliar una flexibilización sin precedente en marzo. Pese a que el gobernador de Banco del Japón, Haruhiko Kuroda, anunció imprevistamente tasas de interés negativas el 29 de enero, el yen sigue siendo la única de las grandes opciones cambiarias que, en opinión de los operadores, se fortalecerán en los próximos tres meses.

“No creo que nada de lo que pueda hacer el BCE lleve el euro-dólar hasta la paridad”, dijo en una entrevista en Singapur Kit Juckes, estratego global con sede en Londres en Société Générale. “Los bancos centrales ya no tienen demasiadas municiones. Están muy cerca de ser impotentes en términos de lo que pueden hacer”.

La buena noticia para Draghi es que la presidenta de la Reserva Federal, Janet Yellen, probablemente aumentará las tasas tres veces este año y eso hará bajar al euro hacia la paridad, dijo Juckes.

Société Générale predijo hace un año que la moneda común caería hasta US$1,10 a fines de 2015. El euro cerró a US$1,0862 el 31 de diciembre y desde entonces subió 0,4 por ciento, hasta US$1,0907, a las 7:09 horas en Londres este martes.

Decepción de diciembre

La moneda compartida de Europa avanzó en su nivel más alto desde 2009 contra el dólar el 3 de diciembre después de que las medidas adicionales de estímulo anunciadas por Draghi no satisficieron las expectativas de los mercados. El BCE extendió su programa de flexibilización cuantitativa hasta marzo de 2017 y bajó la tasa de depósito 10 puntos básicos, o 0,1 puntos porcentuales, hasta menos 0,3 por ciento.

Los fondos de cobertura tampoco quedaron convencidos después de que Draghi dijo el 21 de enero que los funcionarios revisarán sus planes en la próxima reunión sobre la política en marzo y que “no hay límites” en cuanto a las medidas que están dispuestos a desplegar dentro de su mandato.

Grandes especuladores como los fondos de cobertura redujeron las posiciones netas en futuros que se beneficiarían con caídas en el euro en comparación con el dólar hasta 127.215 contratos al 26 de enero, desde 137.015 una semana antes, según datos de la Comisión del Comercio en Futuros sobre Mercancías. A comienzos de diciembre, las apuestas bajistas al euro fueron las más fuertes desde mayo.



Westpac Banking Corp. dice que la menor confianza en Draghi podría permitirle volver a causar un shock en los mercados revirtiendo las decepciones anteriores.

“Después de haber decepcionado a muchos con sus medidas en diciembre, la posiciones no deberían ser tan cortas en el euro dado que los inversores siguen siendo cautelosos”, dijo Sean Callow, estratego cambiario en Sídney en Westpac. “Esto da a Draghi la oportunidad de recuperar su fama de cumplidor, por ejemplo, aumentando considerablemente el total de flexibilización cuantitativa mensual”.

Síguenos en El Mostrador Google News



Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV