viernes, 7 de mayo de 2021 Actualizado a las 21:05

El multimillonario que hace ricos a inversionistas ignorándolos

por 12 agosto, 2016

El multimillonario que hace ricos a inversionistas ignorándolos
"Soy un hombre extraño, un hombre peculiar", dice Nagamori de 71 años de edad en una entrevista desde la oficina central de Nidec en la antigua capital de Japón, con su viejo cobertizo prefabricado conservado en el lobby del edificio, 19 pisos más abajo. "Yo voy contracorriente". La firma de Nagamori ha evitado el desplome registrado en el índice Topix de Japón en 2016, al avanzar 5,3 por ciento en la bolsa de Tokio en tanto que las ganancias subieron a un récord por tercer año consecutivo
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Al sur de los famosos templos de Kyoto, donde las fábricas y los hogares subsidiados salpican el paisaje, se destaca un solo rascacielos. En él se encuentra Shigenobu Nagamori, portando una luminosa corbata verde y anteojos, y aferrándose a sus tradiciones empresariales.

Si usted trabaja para mí, dice el multimillonario CEO de Nidec Corp., nunca será despedido por falta de talento, pero no espere tomar muchas vacaciones. Si usted compra acciones en el gigante tecnológico de $27.000 millones que inicié en una choza a un lado de la granja de mi madre, olvídese de pedir mayores dividendos. Incluso si usted fuera el hijo de Masayoshi, el segundo hombre más rico en Japón, puede esperar un jalón de orejas si considero que está equivocado.

"Soy un hombre extraño, un hombre peculiar", dice Nagamori de 71 años de edad en una entrevista desde la oficina central de Nidec en la antigua capital de Japón, con su viejo cobertizo prefabricado conservado en el lobby del edificio, 19 pisos más abajo. "Yo voy contracorriente".

Mientras todos, desde el primer ministro Shinzo Abe hasta el inversor activista Dan Loeb piden a las empresas de Japón que escuchen más a los accionistas y actualicen sus tradicionales prácticas laborales, Nagamori está ignorando las llamadas a un cambio - y derrotando a sus pares en el mercado de valores. Él es un buen recordatorio de que para algunas compañías japonesas, un enfoque que parece extraño para los estándares de Wall Street puede ofrecer impresionantes rendimientos.

La firma de Nagamori ha evitado el desplome registrado en el índice Topix de Japón en 2016, al avanzar 5,3 por ciento en la bolsa de Tokio en tanto que las ganancias subieron a un récord por tercer año consecutivo. El repunte de 457 por ciento de Nidec desde su mínimo durante la crisis financiera global de 2008 es cerca de 8 veces más grande que el del índice bursátil de referencia, mientras que los rendimientos de la compañía por acción es del 12,1 por ciento, contra el 6,8 por ciento del Topix.

Este estilo de negociar ha sido clave para el éxito de Nagamori. Desde su fundación en 1973, Nidec ha adquirido más de 40 compañías, incluyendo la adquisición de la empresa de motores, transmisiones y generadores de energía, Emerson Electric Co. por US$1.200 millones este mes. Antes de que el acuerdo fuera anunciado, Nagamori dijo que tenía 1 billón de yenes (US$9.900 millones) para expandir el negocio de fabricación de motores de precisión de Nidec para todo, desde refrigeradores hasta automóviles. Él está volteando hacia todas las áreas, incluyendo los vehículos de auto manejo y el internet de las cosas.

"Cuando se trata de fusiones y adquisiciones, Nagamori es el mejor en Japón", dijo Mitsushiage Akino, un ejecutivo en Ichiyoshi Asset Management Co. con sede en Tokio, que supervisa US$1.200 millones. "Como inversor, me siento seguro con él".

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV