lunes, 16 de mayo de 2022 Actualizado a las 03:27

AFP llevan 5 meses siendo compradores netos de acciones locales

BBVA, Banmédica y Enjoy: Caros o no, activos chilenos siguen siendo apetecidos por capitales extranjeros

por 22 septiembre, 2017

BBVA, Banmédica y Enjoy: Caros o no, activos chilenos siguen siendo apetecidos por capitales extranjeros
Más allá del “ruido político” que, según el mercado, ha incidido en menores tasas de crecimiento, existe consenso de que el país sigue siendo la puerta de entrada más segura en Latinoamérica, lo cual se sumaría a una mayor disposición de los mismos capitales locales por vender y hacer caja. En momentos en que el IPSA anota un nuevo máximo histórico, hay quienes creen que no está caro y que las utilidades corporativas tienen riesgo al alza.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Una tesis más o menos compartida en el mercado es que los activos chilenos, de no salir Sebastián Piñera como Presidente, podrían sufrir un desplome –o al menos no deberían seguir subiendo su cotización–. El perfil pro mercado del candidato a La Moneda, para algunos de los bancos de inversión más grandes del mundo, supone el principal factor como impulsor de la bolsa chilena.

JP Morgan, de hecho, emitió un informe a principios de septiembre. En este cambió su recomendación sobre la bolsa local, pasando de “sobreponderar” a “neutral”, ya que, en vista del avance que ha mostrado en el año (25,3%), sería tiempo de tomar utilidades a la espera de un cambio de Gobierno en la dirección mencionada.

“Buscamos un mejor punto de entrada que sea apoyado por la confirmación de una elección presidencial favorable al mercado y su correspondiente impacto positivo en las expectativas de crecimiento futuro. Tomamos ganancias en Chile dado el desempeño de la rentabilidad anual, en nuestra opinión impulsado en gran parte por un resultado favorable en las elecciones presidenciales, la expansión de la valoración y la buena dinámica del precio del cobre”, dijo el banco.

Todo, una visión que, sin embargo, se contrasta a la luz de las últimas transacciones corporativas que se han efectuado en las últimas semanas. El interés de los capitales extranjeros sigue potente por los activos domésticos, con o sin reformas.

CGE, las AFP Habitat y Cuprum, Cruz Blanca, son algunas de las grandes transacciones de los últimos años en las que controladores chilenos han cedido su propiedad –o parte importante– a capitales extranjeros.

Y en las últimas semanas se sumaron BBVA, Enjoy, Banmédica y Nutrabien. Si bien en el caso del banco el interés por vender también es foráneo, su contraparte sigue siendo extranjera, como es Scotiabank, principal interesado en adquirirlo. Banmédica, en tanto, es uno de los últimos activos que le queda al grupo Penta, el cual se deshizo paulatinamente de sus negocios tras el estallido de las platas políticas, y hoy está en plenas negociaciones para que su control pase a manos de United Health, el gigante estadounidense que invierte en la industria de la salud.

En Enjoy asume control un fondo de inversión privado norteamericano y CCU vende Nutrabien al gigante mexicano Bimbo.

¿Qué explica este interés? Una razón recurrente en este tipo de discusiones es que Chile sigue siendo una puerta de entrada para la región, sobre todo en lo que respecta a la zona Pacífico Sur. Uno de los principales atributos que se le endosan a Banmédica es que es un holding diversificado en áreas de isapres y clínicas, pero también a nivel territorial, considerando su presencia en Perú y Colombia.

De esta forma, un inversionista sostiene que sigue habiendo países más desordenados que el nuestro en la región, por tanto al final del día continúa siendo la opción más segura para invertir. Es más, en general los capitales extranjeros están acostumbrados a estándares de incertidumbre probablemente mayores a los que pueden discutirse en Chile.

“La incerteza legal es algo a lo que nosotros no estamos acostumbrados. Tal vez los extranjeros lo dominan mejor o, bien, no dimensionan”, dice.

Llanos a vender

A lo anterior se suma un hecho de que de a poco llama la atención de distintos agentes locales y que dice relación con cierta apertura que estaría mostrando el empresariado local por vender y hacer caja.

Un director de inversiones de un banco local cree que un factor es que el propio empresario chileno hoy está más dispuesto a vender sus activos, cambiando de a poco su perfil hacia uno más globalizado. Según dice, los capitales chilenos están mutando hacia uno de mayor diversificación.

“En Chile, los empresarios tienen el 80% de su patrimonio invertido en el país de origen, pero lo que hoy parecen estar haciendo es hacer caja para probablemente redistribuirlo afuera, como sucede en los casos de países desarrollados, donde el empresario no tiene necesariamente invertido su capital en su país”, señala.

Otro factor no menor es la mejor posición extranjera frente a accionistas locales. Hasta el año pasado, los capitales extranjeros pagaban menos que los chilenos por concepto de dividendos accionarios, con un límite de 35% versus el de 44,45% para aquellos inversionistas locales del tramo más alto de la escala tributaria. Pero esta “ventaja” hoy es incierta, ya que a partir de este año están sujetos a pagar el máximo de 44,45%, hecho que ha desatado discusiones en el mercado de capitales ante un eventual impacto negativo del flujo de capitales internacionales hacia el país.

¿Bolsa cara?

La mencionada tesis de JP Morgan respecto del valor de la bolsa local no es del todo compartida en el país.

Francisco Errandonea, ex gerente de la corredora de bolsa de Santander y por años a cargo del área de estudios de la misma compañía, tiene sus dudas, especialmente si esta se compara con la bolsa de los países de donde vienen los compradores.

“Hay una baja global de tasas y, si uno ajusta por eso, la bolsa chilena no se ve cara, aunque tampoco barata. El tema es que si uno compara con activos similares en el resto del mundo y ajusta por riesgo, no se ven tan caros esos activos para alguien externo”, puntualiza.

A su juicio, el múltiplo RPU de la bolsa local, el cual hoy ronda las 19 veces –superior a su promedio histórico– es solo un factor a considerar. “Las utilidades tienen riesgo al alza, no veo cara a la bolsa, especialmente comparado con otros países”, agrega.

Lo anterior, al compás de importantes avances que ha mostrador el IPSA durante este año. Esta semana marcó un nuevo peak histórico al cerrar en 5.241,48 puntos.

A las AFP parece no molestarles esta mayor cotización. Llevan cinco meses siendo compradores netos de acciones locales, aunque, dentro del patrimonio administrado, estas representan poco menos del 9%.

Síguenos en El Mostrador Google News



Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV