jueves, 25 de febrero de 2021 Actualizado a las 15:53

Fiscal de SVS: “Si empresas nos comprenden o no, eso no va impedir que hagamos lo que tenemos que hacer”

por 9 julio, 2012

Fiscal de SVS: “Si empresas nos comprenden o no, eso no va impedir que hagamos lo que tenemos que hacer”
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Una de las primeras normativas surgidas tras el caso La Polar fue la propuesta para autoevaluar el gobierno corporativo de las empresas. La iniciativa de la SVS recibió críticas por ser muy exigente.

El fiscal de la SVS, Armando Massarente, explica el sentido de la normativa, acotando los plazos y adelanta las alternativas que estudian para verificar que lo que digan los directores se cumpla. Además, delinea cambios a las auditoras y asegura que, aunque reciban críticas del empresariado, seguirán poniendo en marcha regulaciones nuevas para evitar casos como La Polar y mejorar la forma en que funcionan las compañías chilenas.

-¿La autoevaluación anunciada de directores es un reconocimiento de que la SVS no tiene la capacidad para regular estas materias?
Hay materias que sí podíamos regular, como poner límites a remuneraciones o cómo se remunera a directorios. Sí podíamos establecer sistemas de cómo relacionarse con el control interno, eso sí... aunque tampoco diría que la ley te permite decir cómo administras la empresa.

Por eso se baja al sistema de la recomendación. Esto, no sólo en Chile. En la mayoría de los países los códigos están apuntando a esta materia sobre si ‘cumple o informa por qué no’. Es la regla. si pones una normativa en que digas que los directores deben tener tal remuneración, su elección, que debe reunirse tantas veces con con la auditora sin gerentes, que debe tener consultas para determinadas materias, etc... es poco viable, porque es meterse en cómo vas a administrar.

-¿Es desconfiar mucho de las empresas?
No, piensa lo siguiente: tienes el concepto de que te sanciono no con el resultado, sino con la medida que tomes. Si tomas la medida adecuada, aunque no sea bueno el resultado yo no te sanciono, pero es distinto si no tomaste las medidas. Ejemplos típicos en jurisprudencia en Estados Unidos, tiene que ver con que se tomó una decisión de hacer un gran negocio en media hora, con poca información y luego de 6 meses hubo una gran crisis en la empresa y después viene una quiebra. La sanción se aplica no por la quiebra, sino por el hecho de que tú no tomaste las precauciones, no te informaste.

-¿Cómo se aplica acá?
Lo que está apuntando la autoevaluación es: yo no estoy buscando los resultados, sino que usted tome las medidas para obtener el resultado. Si usted toma medidas adecuadas, lo más seguro es que los resultados no van a ser malos.

-Los directores pueden decir que cumplen esos principios, pero ¿cómo se verifica que cumplen?
En este momento estamos creando los principios, los cuales los directores van a decir si se cumplen o no, mucho o poco. La fiscalización tenemos que generarla, la presentación de los primeros será en marzo de 2013, pero obviamente la fiscalización no va a ser a todas las autoevaluaciones, porque no hay recursos y no hay ninguna parte del mundo donde una superintendencia o comisión pueda hacer eso. Si yo tengo diez empleados bajo mi mando y yo soy jefe, no puedo fiscalizar el trabajo completo de cada uno de ellos.

-¿En qué están pensando?
Se hace un trabajo selectivo. Una manera eficiente de hacerlo, no digo que sea la que está pensada, es empleando los recursos que tenemos en forma óptima y eso significa que yo puedo tomar determinadas declaraciones de las empresas y verificar si algunas las cumplen o no. Será todas las declaraciones, algunas, las más grandes, etc. etc. etc., es buscar la forma más eficiente.

-¿Con auditores externos?
No lo sé, puede que sí, no está definido aún. Podríamos pedirles que revisen el cumplimiento de algunas, pero también podríamos hacerlo nosotros, o que demuestren algunos elementos. Está en análisis.

-¿Para cuándo esperan tener listas las normas?
El ideal sería tener en agosto estas normas y desde ahí hasta marzo definir cómo se va a fiscalizar el cumplimiento de los principios.

-Respecto de las auditoras ¿qué pasa con los conflictos de interés con las empresas?
Queremos mejorar el sistema de transparencia en el sentido de poner cuáles son los recursos que se obtienen por una y otra vía, por la función netamente de auditoría o por otro tipo de función con la empresa o sus relacionadas y, probablemente tendremos que hacer lo mismo con las clasificadoras.

-¿Requiere ley?
La SVS está en este momento viendo si puede hacerlo vía norma o si requiere ley.

-¿Este tema es parte de la reforma a auditoras?
Es parte que estuvo presente también en la reforma a gobiernos corporativos del gobierno anterior. Está recogido en la ley. Pero falta ver cómo transparentar determinados niveles de trabajos que realiza la auditora para una personas, que es una empresa que está en el mercado o de su relacionado. Si tiene un 80% de consultoría y 10% de auditoría, tiene muy poca independencia, porque le duele hacer las observaciones porque no importa perder la auditoría, pero sí importa perder lo otro.

-¿Y eso ocurre hoy en Chile?
No tan fuerte como antes.

-¿Y cuánto es el nivel óptimo de consultoría y auditoría?
No sé cuánto va a determinar como preocupante la SVS, lo importante es transparentar, lo importante es que la información esté, que el mercado juzgue por sí mismo, la gente tiene sentido común.

-¿En el caso La Polar no estaba la información?
En ese caso la sanción fue por no cumplir sus labores. Bajo la norma la auditoras tienen que hacer su labor de una forma determinada, y aquí lo que se detectó fueron falencias en ese sentido. En el caso de una empresa auditora muy grande, no hablemos de PwC, es difícil que en una empresa en particular exista tan fuerte (vínculo) como el caso La Polar, que sea esa la razón por la que no lo vio. Porque lo que se puede percibir es que como empresa auditora, dada la cantidad de clientes que tiene, al final un cliente es importante, pero no es vital. Por eso creo que en el caso La Polar se dio más el caso de una auditora que en sí misma no tuvo control de su auditoría.

-¿Más que por la relación con el cliente?
Sí, y esta es una opinión personal, pero si piensas, tanto el socio como la empresa tienen muchos clientes, y La Polar no era tan grande como para decir que el socio o PwC iban a quedar en la calle por ese cliente.

-¿No han pensado en regular el número de cuentas por socio?
No te puedes meter en eso, lo que tienes que exigir es que la empresa sea capaz de cumplir. Ahora, yo creo que las empresas auditoras han sacado lecciones.

-¿Si?
Pero si en la vida a veces se aprende a palos. ¿Cuántas empresas grandes perdió PwC?

-Del Ipsa como 5...
Ya pues, eso es un impacto.

-Se fueron a las otras auditoras...
Claro, pero ¿crees que las otras van a pretender que les pase lo mismo? probablemente habrá cambios en ellos. Esperamos que los haya.

¿No les han pedido informar de esos cambios?
Para eso creamos la unidad, pero no nos pida que si estamos generando unidades haya hecho ya lo otro. El edificio se construye primero por los cimientos.

-¿Hay más medidas para auditoras?
Hay una serie de medidas que venían, aunque no lo crean, trabajándose antes de La Polar. Específicamente la SVS actual había pedido estudios y tenido reuniones, etc. Ahora, cayó La Polar y todos dicen que se mueve por La Polar. Bueno, si lo quieren pensar así, qué le vamos a hacer, pero no es verdad. Ahora, hay cosas respecto de las cuales La Polar ha abierto los ojos, no cabe la menor duda, no vamos a decir que no.

-¿Más de algún principio de autoevaluación viene de ahí?
Más de alguno se vio influenciado por el caso La Polar, de eso no cabe duda, porque no se había percibido además ese golpe. El problema del concepto de gobiernos corporativos recién se levantó con el caso Fasa, que lo levantamos nosotros. Ahora, ese no era un problema de la empresa, porque allí no hubo una situación de pérdida para Fasa del punto de vista del arreglo con la FNE, el problema fue la colusión de las farmacias.

Pero nosotros no nos metimos en el gobierno corporativo de la empresa en relación a la colusión, nos metimos solamente en cómo se había tomado la información para los efectos de llegar a ese acuerdo. Y las grandes voces que se levantaron eran que la SVS no debía meterse en eso, pero al final lo hicimos y aplicamos la norma, e hicimos un cambio y se habló tanto que después se decía que habría un antes y un después del caso Fasa.

Hoy ya no es eso, porque La Polar generó un calvario y hay ahora un antes y después de La Polar.

-A propósito de los cambios que está haciendo la SVS y en algunos casos la SBIF, ¿sienten ustedes que no siempre es entendida su labor por las empresas o el mercado? Han habido críticas, gente que considera que hay excesos, como algunos que dicen que el estándar en autoevaluación, por ejemplo, es muy alto.
Yo creo que hemos aprendido que somos una institución dentro del país y en un país republicano hay opiniones para un lado y otro. Las miramos (las críticas), las tomamos en cuenta pero seguimos haciendo nuestra función que nos corresponde. O sea, si nos comprenden o no, eso no va impedir que hagamos lo que tenemos que hacer.

-¿Ayudaría?
Es mejor si se comprende, pero no buscamos la comprensión sino hacer la pega que tenemos que hacer.

-¿Pero siente que hay poca disposición a colaborar de empresas, regulados?
No me atrevería a decir eso, yo diría que a todos los seres humanos les cuesta cambiar. Es una ley de la vida.

-¿La Polar obliga a cambiar mucho?
Yo creo que la misma gente, la gran mayoría del mercado creo que está consciente de ese antes y después, que tiene que cambiar y por eso somos optimistas y lo ha dicho el superintendente (Fernando Coloma) al decir que tiene confianza en que va a tener apoyo del mercado, porque el impacto de La Polar fue que se perdió confianza en el mercado. Y eso las empresas lo saben, ahora, no son responsables el resto de las empresas de lo que puede haber pasado, (pero) se dan cuenta de que ciertas medidas son necesarias. Luego, mi percepción es que las medidas de autoevaluación no son excesivas, son bastante razonables.

-¿No es muy alto el estándar como han planteado algunos?
No lo creo.

-¿Es lo mínimo que puede pedir?
Yo creo que no es como la tolerancia cero del alcohol.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV