miércoles, 14 de abril de 2021 Actualizado a las 08:09

Cantuarias dispara contra De Sominihac y dice que lo ocurrido en Enami bordea en corrupción

por 8 mayo, 2013

Cantuarias dispara contra De Sominihac y dice que lo ocurrido en Enami bordea en corrupción
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Eugenio Cantuarias se escucha molesto. El lunes se enteró del hecho esencial enviado por la Empresa Nacional de Minería (Enami) a la Superintendencia de Valores y Seguros (SVS), informando de su salida y no ve mayores razones que diferencias específicas con el ministro de Minería, Hernán de Solminihac, presidente del directorio de la compañía estatal.

El ex senador UDI en los ’90 y quien fuera alcalde de Talcahuano (1981-1988) en el gobierno de Augusto Pinochet, dice que sale con la frente en alto y que si estuviera en la posición que le tocó “haría lo mismo que ahora”. Asegura que nunca se le explicó por qué se tenía que ir si en el año que estuvo la empresa ganó US$ 25 millones, revirtiendo los US$ 75 millones que perdió la estatal en 2011.

Acusa al ministro de operar en base a amiguismos y denuncia que el ex gerente general de la empresa —que dejó su cargo el 7 de marzo pasado— recibirá casi $ 10 millones por una asesoría de abril que dice no haber visto nunca. Además, detalla el estrecho vínculo del director de la empresa y Alfonso Ugarte, ex asesor del ministerio de Minería, y las presiones de De Solminihac para ubicarlo en una gerencia de la empresa.

También relata la sucesión de hechos que permitieron que la auditora externa PriceWaterhouseCopper (PwC) —sancionada por la SVS en el caso La Polar y ratificada su responsabilidad por la justicia— viera extendido su contrato por dos años. Todos estos hechos, denunciados el lunes pasado por él mismo y respecto de los cuales el ministerio prefirió no hacer comentarios.

-¿Qué pasó con PwC?

Casi a mediados de 2012 dos directores, está en las actas, pidieron formalmente que se pusiera término al contrato con PwC dado el escándalo de La Polar.

-¿Quiénes?

Manuel Viera, designado por el Instituto de Ingenieros en Minas (IIMCH) y Dieter Wunder elegido por Corfo. Adicionalmente, otro director, Javier Hurtado, por Hacienda (aunque es gerente de estudios de la Cámara Chilena de la Construcción), opinó que él por política de empresas donde había estado era partidario de cambiar cada dos años a las auditoras, porque los auditores son todos buenos o todos malos, dependiendo de que se les controle o se les deje sueltos. Palabras de él.

Con esos antecedentes, explicando a la administración que el término de contratos es muy difícil de hacer porque hay que demostrar grave abandono de deberes y si no pagar una multa tremenda, llegamos a fin de año, pues vencía el 31 de diciembre de 2012.

Oportunamente, y como se había pedido en el directorio, se invitó a fin de año a la licitación a las cuatro grandes, se recibieron ofertas de las cuatro principales auditoras (PwC, Ernst & Young, Deloitte y KPMG), pasaron las cuatro ofertas técnicas. Al llegar a las económicas, la más barata fue KPMG y segunda —un 20 % más cara— fue PwC. El directorio cuando se le llevó esto oportunamente a fines de diciembre o comienzos de enero quedó de analizarlo después y en el siguiente directorio resolvieron que la administración no había pedido permiso para llamar a la licitación y ordenaron que se prorrogase el contrato con PwC, sin tener en cuenta ninguna otra consideración, a pesar de que se había reiterado la doctrina de análisis técnico y conveniencia económica.

Ahí yo hice presente mis argumentos, pero se resolvió por mayoría contratar a PwC y, por supuesto, con opinión en contra de la administración, mi opinión.

-¿Quién votó en contra?

Arnaldo del Campo, designado por la Presidencia de la República, y se abstuvieron Alberto Salas y Patricio Céspedes de la Sociedad Nacional de Minería (Sonami).

-¿Qué argumentó Del Campo?

Del Campo votó en contra porque consideraba que el proceso que había llevado a cabo la administración estaba impecable y no había razón para pagar de más por la auditoría.

-¿Cuál fue el argumento de los que votaron a favor?

Que no había autorización del directorio para la licitación, lo que es un argumento peregrino porque nunca se pidió nada en licitaciones. Al directorio le corresponde sancionar, si no le gusta la puede rechazar, pero no objeta la licitación porque no se pidió permiso. El segundo argumento fue que estamos en medio de un proceso de saneamiento, por lo cual no se quería cambiar de auditor. Eso no corresponde porque el proceso de saneamiento no lo hizo la auditora sino la administración. Y los auditores no se hacen cargo de los procesos internos de las empresas.

-Y siguió PwC.

Extendieron por dos años el contrato con PwC usando la excusa de declarar desierta la licitación, pero eso es cuando no se presenta nadie y se rechazan cuando no gustan al directorio. Aquí se rechazaron y se tomó el acuerdo de instruir a la administración para que negociara la prórroga del contrato con PwC. Esta es una elucubración mía, pero no ha habido sesión de directorio y no han aprobado el acta hasta ahora, porque creo que ahora van a hacer sesión para suprimir los párrafos de mi argumentación y con eso no ser impugnables.

Esto es importante porque la verdad es que desde el caso La Polar hasta ahora las auditoras han pasado a hacer una labor bien específica y las propias auditoras alertan y ponen en el pie de página de sus informes que la responsabilidad de los números es de la administración. Entonces el argumento del directorio de decir que con ellos (PwC) descubrimos el tema de los inventarios no es válido, porque la auditora no acredita ni comprueba que haya habido inventarios. Además, los grandes ajustes de 2011 se refirieron a decisiones de la administración, como la decisión de medir los inventarios, (ver) cuánto mineral había en nuestras instalaciones, lo que obligó a hacer castigos por mucha plata. Por eso ahora los estados financieros son absolutamente creíbles.

-¿Considera que PwC no hizo un buen trabajo?

No, pero, como dijo Javier Hurtado, era sano cambiar cada dos años. Siempre es bueno tener una nueva escoba para que barra bien y segundo es que yo no descubría una razón por la cual se debía paga un 20 % a una empresa que era la que estaba más abajo en el palo de gallinero. Yo creo que hicieron un buen trabajo, pero mi juicio es que no fueron los más baratos y no daban garantías dado lo ocurrido con La Polar.

-¿Quiénes aprobaron la prórroga de PwC?

Javier Hurtado, Dieter Wunder , Alfonso Ugarte y el ministro.

-Pero Hurtado había dicho que era bueno rotar auditoras

Hurtado votó a favor pese a que algunos meses antes había sostenido la lógica de rotar auditoras.

UGARTE Y VALDIVIESO

-También aprobó Ugarte.

Alfonso Ugarte es director de Enami hace poco. Ha sido candidato del ministro para Enami, para subsecretario de Minería y lo ha tenido de candidato para todo.

El problema de los ejecutivos y candidatos a ejecutivos que señalé en mi carta apunta a dos personas. Uno es Ugarte y el otro Enrique Valdivieso. En el caso de Ugarte, el ministro me pidió en dos oportunidades que lo contratara como gerente de planificación o gerente de desarrollo de Enami, trabajos para los cuales me parece a mí que el perfil profesional es el de ingeniero, no el de un abogado que es el señor Ugarte. No es que tenga mala opinión de él, sin embargo para nombrar fiscales lo lógico sería un abogado y para gerente de planificación o desarrollo lo lógico es que sea ingeniero.

-¿Se lo dijo al ministro?

Tal cual, pero sí las dificultades nacen y mueren en este ejecutivo. Yo no tuve ningún desacuerdo más con el ministro, fuera del de Valdivieso y lo de PwC. Con Ugarte al final estuve dispuesto para que lo contratáramos para una asesoría en la Enami, de algunas materias relacionadas con desarrollo de capital humano, donde sí podía ayudar, pero no para cargos de gerente de materias técnicas, cuestión que el ministro no quiso porque tenía que ser o de planificación o de desarrollo y esto se debe a que es muy amigo de él. El ministro es muy amigo de Alfonso Ugarte, lo sabe Chile entero.

-¿Cuál es la relación de ellos?

No conozco la historia completa, pero lo que sé es que Alfonso Ugarte se convirtió en fiscal nacional del MOP (Ministerio de Obras Públicas) cuando el ministro era De Solminihac, y cuando se fue a Minería se lo llevó como asesor. Y ha sido su candidato para vicepresidente de Enami y subsecretario de Minería. Y cuando hubo dificultad del litio (la fracasada licitación que hoy investiga la justicia) se armó un equipo de “defensa” que lo integraron un par de jóvenes profesionales con Alfonso Ugarte y me invitaron a sus casas para que los ayudara a defenderlo. Por eso lo sé.

-¿Sigue siendo asesor del ministro?

No, sería interesante saber por qué dejó de ser asesor del ministro.

-¿Desde el caso de litio pasó a Enami?  

Fue después, porque (cuando salió Pablo Wagner por el caso Litio) como no fue designado subsecretario, le ofrecieron —de parte del Presidente de la República— ser el jefe del servicio jurídico del ministerio, cosa que Ugarte no aceptó. Ante lo cual quedó forzado a salir de ministerio. En ese momento lo designaron en el directorio de Enami.

-¿Cuál es el otro ejecutivo al que aludió?

Es Enrique Valdivieso, a quien lo trajo el ministro para ser gerente general a comienzos de 2012. El señor Valdivieso es el campeón del lobby y de llevar información a todas partes… ahora todo el mudo dice que no me entendí con él. Para nada, es un señor muy afable, lo que pasa es que la pega que dependía de él, la producción de la fundición y de las plantas cayó al nivel más bajo en más de diez años.

-No logró sus objetivos como gerente entonces.

Según su perfil, conocía bien los fierros e iba a hacer que las plantas funcionaran muy bien, situación que se deterioró, no sólo no consiguió que funcionaran sino que retrocedió.

-¿A quién pensaba usted poner ahí?

Yo tenía pensado que ese cargo inventado ex profeso exclusivamente para Enrique Valdivieso, no era necesario, de manera que esa parte del desempeño la estaba haciendo yo directamente en reuniones que tenia quincenales con los administradores y gerentes de fundición.

-¿Valdivieso sigue recibiendo ingresos?

No vale mucho la pena hablar de él, pero le dieron condiciones excepcionales, aunque naturalmente era un acuerdo que no iba a firmar yo solo, porque fue un acuerdo de él con el ministro. Entonces a mí me parecía que si yo aparecía firmando para no sé que (asesoría) —además que Valdivieso había declarado que él era asesor del directorio— que el directorio debía pronunciarse sobre el contrato por un mes y sobre su monto que era muy grande.

-¿El ministro validó eso?

Estaba en las tablas de sesiones que se discutieron, y que son las cosas que me hacen pensar que había que sacar a Cantuarias, porque si no se hacía las cosas se iban a enredar.

-¿Usted cree que el ministro ha actuado a espaldas del directorio?

Que ha actuado a espaldas del directorio estoy completamente seguro o que lo ha hecho con algunos del directorio, que es distinto el directorio a juntarse con dos o tres con los que hace las cosas.

-Parece grave lo de Valdivieso desde el punto de vista de la probidad.

Al señor Valdivideso había que pagarle $ 9,7 millones líquidos por prestar no se qué asesoría.

-Usted vio alguna asesoría?

No vi ninguna, no la concordé, no le puse precio, nunca he visto un honorario de ese tipo al mes.

-Pero lo aceptó.

No pues. Lo que yo hice es que esto lo sancionara el directorio y lo puse en tabla del directorio para que tomara conocimiento y aprobase, porque de lo contrario, el mismo presidente del directorio podía decir por qué aceptaste esto.

-¿Cree que puede ser corrupción?

Corrupción es una palabra bastante fuerte, preferiría otra palabra: esto es el amiguismo llevado al extremo y una cosa que está en la cornisa o bordecito de la palabra que usted usó, que no quiero usar, pero que está cerquita.

-¿Con qué sensación se queda después de todo esto?

Me quedo con la sensación de que en el gobierno no basta con hacer la pega, si uno se estrella con el deseo personal de un ministro que tenía iniciativas personales, familiares o amistosas.

-¿Cree que esto perjudica la imagen del gobierno?

Yo lo lamento mucho, pero ciertamente para un gobierno de excelencia y gestión no hay una explicación razonable para decir por qué a Cantuarias hubo que sacarlo de Enami.

En todo caso, yo creo que salgo con la frente en alto. Haberme negado a hacer lo que se me pidió que hiciera o validar los enjuagues del término de Valdivieso y de los amigos del ministro, si me echaron por eso, muy bien echado fui, porque me vuelven a poner en una posición así y vuelvo a no hacerlo, porque creo que es el mejor servicio que le puedo prestar a Enami, a mi gobierno y a mi país.

En algún momento me gané la odiosidad del ministro y esto complicó las cosas. Pero me sorprendió ver en El Mercurio que perdí la confianza del directorio, no lo sentí nunca así, no lo expresaron nunca así. Nunca vi eso, salvo la argumentación lógica de posiciones a veces distintas sobre PwC, pero no que se me haya hecho sentir que no había confianza en lo que hacia la administración.

GESTIÓN

Enami ganó US$ 29,5 millones en 2012, revirtiendo lo ocurrido en 2011 cuando perdió US$ 75,7 millones. Cantuarias señala que casi la mitad del resultado se explica porque desapareció el efecto de revisión de inventarios de 2011 (cuando se miraron los inventarios reales de mineral y había mucho menos de lo que se pensaba), el saldo vino por los dividendos percibidos del ejercicio 2011 de la participación minoritaria que tienen en las mineras Quebrada Blanca y Andacollo y por casi US$ 40 millones que obtuvieron de la venta de media docena de prospectos de proyectos mineros a privados.

Para 2013 advierte que dada la caída en el precio del cobre y los problemas operacionales que tuvo Quebrada Blanca, habrá un efecto importante en los resultados de Enami, lo que se compensará parcialmente por el mejor desempeño de sus plantas.

-¿Siente que su gestión no justifica su salida?

Que estaba siendo bien gestionada la empresa lo demuestran los números. Además, entendiéndome con representantes de la pequeña y mediana empresa, sé que han protestado por esta solicitud de renuncia que me pidieron. Adicionalmente, los sindicatos con los cuales no hay ninguna afinidad política, me conseguí entender bien con ellos y han tenido una reacción y respaldo que sólo puedo decir que es emocionante.

-De hecho adelantaron la negociación colectiva. La adelantamos porque si no hubiera sido en plenas elecciones.

Llegamos a acuerdo y por eso me defienden. Y yo no identifico a nadie de esos dirigentes que me sea cercano por una razón política. Nadie podrá decir que me están defendiendo por una razón política o porque somos camaradas o compañeros.

-Entiendo que quedó un bono a pagar a los trabajadores, lo que los tiene preocupados.

He sido partidario en negociaciones colectivas y así se los señalé, que había que trabajar para mejorar resultados y con eso había pleno derecho a exigir que con eso se participase a quienes los habían producido, que eran los trabajadores.

-¿Cuánto es el costo del bono previsto?

Poco menos de US$ 2 millones en total, incluyendo los tres roles, A, B y ejecutivos, éstos últimos que habían sido castigados más que nadie porque en abril de 2012 no se les pagó, dado que tuvimos pérdidas en 2011, por eso se que había una deuda con ellos. Ese tema debía verse a mediados de abril en el directorio, pero se postergó esa sesión y quedó para el 26 de abril pasado pero el ministro decidió que se retrasara.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV