miércoles, 14 de noviembre de 2018 Actualizado a las 02:26

Se apuesta por pluralismo

Cultura - El Mostrador

Gobierno confirma criterios para decidir norma sobre televisión digital

por 14 agosto, 2007

Durante el seminario ''TV digital: una oportunidad para el pluralismo y diversidad'', el subsecretario de Telecomunicaciones, Pablo Bello, aclaró que la discusión no es por el ''tipo de definición, sino contenido''. En ese sentido, señaló que se tendrá en cuenta la flexibilidad del estándar, la inversión asociada y que permita el surgimiento de nuevos medios.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Con encuestas y estudios en la mano argumenta el subsecretario de Telecomunicaciones, Pablo Bello. Y es claro y tajante en algunos puntos sobre el debate de televisión digital (TVD) que se implementará a futuro en Chile. Como que la discusión es sobre "el contenido, no el tipo de definición"; que el público más beneficiado pertenece a sectores de ingresos medio y bajo, el cual además se siente insatisfecho con la actual programación de la televisión abierta.



"El 63% de los chilenos que ve televisión abierta, que llega por aire, con esas antenas de conejo, es de ingresos medios y bajos. De ahí, el 80% es de los grupos D y E y sólo un 23% pertenece al ABC1", aclara de entrada en el seminario "TV digital: una oportunidad para el pluralismo y diversidad", organizado por los think tanks oficialistas. Y agrega una crítica al centralismo televisivo: "El 71% de los encuestados, en un sondeo de El Mercurio, cree que la programación ha empeorado, y un 82% ve un excesivo centralismo en temas de Santiago, y eso que la encuesta se realizó antes del Transantiago".



Al comparar las señales análoga (actual) con la digital, Bello no escatima en dar razones para validar la TVD. "De siete canales pasaremos a treinta, con una mejor calidad de imagen y sonido. Se incorporará la televisión regional y local, con una programación segmentada, y surgirán nuevos servicios como la interactividad". Para él, la TVD trae consigo un positivo escenario de pluralismo: "Se amplía la diversidad programática y se crean nuevos servicios, como reservar una hora en el consultorio público a través de la televisión, que estará conectado a un teléfono".



Aclara en que el debate no debe centrarse en alta o estándar definición. "No es prioridad la alta definición, es un quimera, pues es de alto costo (un televisor cuesta un millón de pesos), y el público que recibe ese servicio es de bajos ingresos. Lo que importa es el contenido, no la definición", asegura el personero, que se apoya en un estudio de la Subtel: el 58% de los encuestados quiere más diversidad; el catastro de televisores indica que el 37% tiene una antigüedad de 6 ó más años. "En televisores tan antiguos no se puede ver alta definición. De los 7 millones de televisores, sólo hay 50 mil capaces de recibir alta definición".



Claves para TVD



Según un estudio de la Universidad Católica, los sistemas más exitosos en criterios técnicos fueron los de Europa y Japón. "Son los más interesantes: Europa (DVB), de carácter abierto y presente en 100 países, y Japón (ISDB), semiabierto y presente en dos naciones", dice Bello, quien destaca también su "flexibilidad de operación".



Es decir, tecnología aplicable y homologable en Chile, lo cual no ocurre con el sistema de Estados Unidos (ATSC), de propiedad de la empresa LG. "Es importante su flexibilidad para que entregue otras prestaciones de servicio digital", afirma y confirma que, en las próximas dos semanas, se iniciarán pruebas técnicas en 200 puntos de Santiago. "Esto no determina cuál sistema se usará, es sólo un parámetro más".



Como gobierno, afirma, también se considerará la inversión asociada a su implementación, donde el sistema europeo -por estar en más países- logra reducir los costos por sus economías de escala. "La tendencia, en todo caso, es que los tres sistemas van a la baja", aclara Bello, que insiste en el aporte tecnológico de la TVD. "Japón y la Unión Europea comprometieron su participación en este tema".



Finalmente, como quinta variable a considerar, es importante que el sistema elegido provoque un efecto positivo en el desarrollo como país. Que surjan nuevos y mejores canales y medios de comunicación, que reflejen diversidad cultural y aporten a los chilenos.



Marco regulatorio



El subsecretario de Telecomunicaciones insiste en la importancia de modificar la Ley de Concesiones, porque con la TVD "de una señal de 6Mhz se pueden obtener dos altas señales o 4 de definición estándar". Dice que hay que revisar el actual catastro de frecuencias: algunas son indefinidas, otras definidas y otras por decreto a 25 años. "Hay que normar las nuevas concesiones para saber a qué canal se le entrega una fracción que es más que una señal de televisión".



Junto con la concesión hay que definir los deberes y derechos en un período de tiempo y con cobertura nacional. "Si no hay cobertura total, no parte la transición para la televisión digital", insiste Bello y agrega: "Hay que dejar parte del espectro de frecuencias para los canales regionales o locales. Los grandes grupos comunicacionales no dejan espacio a las pequeñas y microempresas de los medios, como las radios de la población La Victoria y La Pintana, que funcionan al margen de la ley".



Por lo mismo, el funcionario de gobierno plantea subsidiar a quienes levanten señales en regiones y con contenidos locales. "Con la televisión digital, no habrá nuevos TVN ni Canal 13, así que ellos no tienen porqué asustarse. Se debe incentivar el desarrollo de canales pequeños, con contenido segmentado y que aporte a los chilenos", aclara.



Pide disminuir las barreras de entrada para que más grupos sociales se vean representados en la frecuencia digital. "Surgirán nuevos actores de manera más eficiente y con buen producto, si consideramos que existen más de 100 señales locales que se emiten por el cable o internet".



TVN: canal público y comercial



Un punto que ha estado en el debate es la posición de Televisión Nacional, que promueve una TVD de "alta definición", lo cual para Pablo Bello "no tiene sentido, si el público no es ABC1". Por el contrario, ve con buenos ojos lo que hacen otros canales, como la BBC de Inglaterra y Televisión Española, que "siendo televisión pública trabajan con contenido segmentado".



Para ello, se requiere que hayan aportes de TVN, como entidad pública. "Como gran canal tiene la infraestructura para garantizar el surgimiento de señales locales. Esta discusión es con los canales, no en contra de ellos".



Y advierte un eventual escenario si no hay pronto de acuerdo las partes involucradas. "Se importaron 30 mil televisores en la era análoga, que terminó obligando a adoptar una norma específica que calzaba con la tecnología de esos equipos". Aclara que el tema de TVD en su marco regulatorio debería estar resuelto durante el próximo año para que el 2010 Chile ya cuente con televisión digital.



Artículos relacionados:



''El Gobierno tiene que tomar una decisión con toda la objetividad posible'' (30-7-2007)



Gobierno someterá a pruebas los tres sistemas de televisión digital (27-7-2007)



U. de Chile plantea a Frei virtudes de norma europea para televisión digital (19-5-2007)

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV