jueves, 4 de junio de 2020 Actualizado a las 14:31

Opinión

Autor Imagen

Desafíos del Futuro

por 26 marzo, 2014

El informe aboga por la creación de un Sistema de Inteligencia Global de Futuros, interinstitucional y multinacional, público y privado, que interconectado entre gobiernos, parlamentos, ONGs, universidades, pueda monitorear los desafíos y compartir ideas sobre posibles estrategias para mejorar las perspectivas de futuro de la Humanidad. Y entre las de largo plazo pero más audaces, están, por ejemplo, lo que se denomina “Tele-naciones”, que conectaría informáticamente las mentes de sus connacionales en el extranjero para que ayuden a su desarrollo, sin tener que regresar físicamente.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

El informe 2013-2014, que presenta anualmente el think tank global no gubernamental “The Millennium Project” sobre los desafíos del futuro, basado en los análisis de su red de miles de científicos y académicos de todos los continentes, muestra que “el mundo está mejorando mucho más que lo que la mayoría de los pesimistas creen, pero los peligros futuros son peores de lo que la mayoría de los optimistas piensan”.

Un contundente punto de partida, que ratifica que siempre la realidad tiene dos caras, y hay que mirar ambas, especialmente en el ámbito de las políticas públicas.

El documento revisa los 15 desafíos globales que enfrenta el futuro de la humanidad, que abarcan desde el agua, la educación, la gobernanza, hasta la alimentación y la ciencia y la tecnología, y los crecientes problemas, como el hambre oculta, la infraestructura natural vulnerable en las zonas costeras urbanas, el terrorismo y los traficantes que producen y despliegan armas de destrucción masiva.

De acuerdo con el análisis, datos y opiniones, las personas en todo el mundo son cada vez más sanas, mejoran su ingreso, tienen más educación, son más pacíficas, están cada vez más conectadas y viven más tiempo.

El informe aboga por la creación de un Sistema de Inteligencia Global de Futuros, interinstitucional y multinacional, público y privado, que interconectado entre gobiernos, parlamentos, ONGs, universidades, pueda monitorear los desafíos y compartir ideas sobre posibles estrategias para mejorar las perspectivas de futuro de la Humanidad. Y entre las de largo plazo pero más audaces, están, por ejemplo, lo que se denomina “Tele-naciones”, que conectaría informáticamente las mentes de sus connacionales en el extranjero para que ayuden a su desarrollo, sin tener que regresar físicamente.

La tasa de mortalidad infantil se ha reducido un 47% desde 1990, la pobreza extrema en el mundo en desarrollo se redujo del 50% en 1981 al 21% en 2010, la tasa de finalización de la escuela primaria aumentó de 81% en 1990 al 91% en 2011, sólo una guerra transfronteriza se produjo en 2013, casi el 40% de la Humanidad está conectada a través de Internet, y la esperanza de vida ha aumentado 10 años en las últimas dos décadas, para llegar a 70,5 años en la actualidad.

Sin embargo, los niveles de las napas freáticas descienden en todos los continentes, los conflictos internos y los refugiados aumentan, los glaciares se derriten, las diferencias de ingresos son cada vez más vergonzosas, los arrecifes de coral se mueren, la acidez de los océanos aumenta, las zonas sin vida de los océanos se han duplicado cada década desde 1960, la mitad de la cobertura vegetal del mundo se ha destruido, el desempleo juvenil ha alcanzado proporciones peligrosas, los atascos de tránsito y la contaminación atmosférica están asfixiando a las ciudades.

Se pagan anualmente entre 1,000 y 1,600 millones de dólares en sobornos, la delincuencia organizada obtiene el doble de dinero por año que la suma de todos los presupuestos militares y la mitad del mundo es potencialmente inestable.

¿Cómo puede la humanidad abordar estos desafíos, si no es mediante una concertación de voluntades políticas a escala global?     El informe aboga por la creación de un Sistema de Inteligencia Global de Futuros, interinstitucional y multinacional, público y privado, que interconectado entre gobiernos, parlamentos, ONGs, universidades, pueda monitorear los desafíos y compartir ideas sobre posibles estrategias para mejorar las perspectivas de futuro de la Humanidad. Y entre las de largo plazo pero más audaces, están, por ejemplo, lo que se denomina “Tele-naciones”, que conectaría informáticamente las mentes de sus connacionales en el extranjero para que ayuden a su desarrollo, sin tener que regresar físicamente; la producción de carne en laboratorio sin criar animales, para reducir la demanda de agua y de gases de efecto invernadero; la agricultura en agua de mar para biocombustibles, sumideros de carbono, y el cultivo de alimentos en zonas sin lluvia.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV