lunes, 25 de octubre de 2021 Actualizado a las 22:31

Autor Imagen

TVN: las negligencias del directorio de Solari

por 3 junio, 2016

  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

En esta columna solamente me referiré a la inyección de US$ 70 millones a TVN, dejaré para una futura oportunidad los US$ 25 millones para el canal educativo cultural.
Hace algunas semanas escribí sobre lo extraviada que está TVN, sin embargo, no porque el canal público ahora esté mal administrado dejará de ser importante que Chile tenga una robusta red de medios públicos, todas las democracias sólidas los tienen y estos son una real defensa de los ciudadanos y una contribución a la cultura de sus países.

La semana del 16 de mayo, la presidenta Michelle Bachelet firmó una indicación sustitutiva al proyecto que moderniza TVN. “Hoy más que nunca necesitamos que el canal público cumpla su rol, pero para ello debemos actualizar su institucionalidad y sus recursos”, dijo en esa oportunidad la jefa de Estado.

Se ha afirmado que se entrega a TVN dinero por “única vez”, misma frase que se dijo a principios de los años 90 para sanear las finanzas del canal público y en esta oportunidad se afirma que los recursos están destinados para la implementación de la televisión digital. ¿Sabrá la Presidenta que TVN cuando fue recibida por el actual Presidente del Directorio, Ricardo Solari, tenía una provisión de más de US$ 50 millones precisamente para la implementación de la TV digital y que esos ahorros fueron dilapidados por la actual administración del canal?

TVN no solamente se gastó los ahorros, también ha debido solicitar préstamos y otros instrumentos financieros para subsistir y sigue en el cuarto lugar.
Llama la atención que lo que más marca en el canal público son series bíblicas extranjeras. La programación propia no logra competir con los otros canales.

¿Quién responde por este notable abandono de deberes? ¿Se le debe pasar decenas de millones de dólares a la misma gente que ha demostrado no hacer bien su trabajo? ¿Es posible pensar que en manos de esta administración, en un tiempo más, el Presidente del Directorio de TVN, Ricardo Solari, irá nuevamente a pedir dinero a La Moneda? ¿Cómo nos garantizan que eso no ocurrirá?
"Lo que buscamos es reafirmar su rol público y reforzar su independencia, imponiéndole mayores estándares", dijo la Presidenta Michelle Bachelet.

Llama la atención que lo que más marca en el canal público son series bíblicas extranjeras. La programación propia no logra competir con los otros canales. ¿Quién responde por este notable abandono de deberes? ¿Se le debe pasar decenas de millones de dólares a la misma gente que ha demostrado no hacer bien su trabajo? ¿Es posible pensar que en manos de esta administración, en un tiempo más, el Presidente del Directorio de TVN, Ricardo Solari, irá nuevamente a pedir dinero a La Moneda? ¿Cómo nos garantizan que eso no ocurrirá?

En paralelo el Ministro de la Secretaría General de Gobierno, Marcelo Díaz, declaró que la modificación del canal permite “reforzar y precisar la misión pública que tiene TVN como canal estatal y como una empresa al servicio de todos los chilenos” y se hará “siguiendo la experiencia de países que han construido sólidas televisiones públicas, como el Reino Unido”. Lo contradictorio es que en Inglaterra jamás se podría pensar que la BBC dependiera del ministro vocero del gobierno.
Si Chile quiere tener medios públicos de verdad, estos no deben depender económicamente del mercado y mucho menos del gobierno de turno, debe implementarse un modelo en que el dinero provenga desde el erario nacional, sin embargo el canal debe estar muy lejos del ministro vocero. Esto es un resabio de la dictadura; les recuerdo que hasta en el gobierno de Allende la TV estaba bajo el Ministerio de Educación. Fue Pinochet, como buen dictador, quien la puso al alero del Ministerio Secretaría General de Gobierno, para así tener muy de cerca el control de la televisión chilena.

No dudo de las buenas intenciones del Ministro Díaz, pero la naturaleza del vocero es la de defender las acciones del gobierno.
Señora Presidenta, si realmente le interesa que en nuestro país exista una buena red de medios públicos, estos deben ser absolutamente independientes del gobierno, deben ser autónomos en su financiamiento, lo que implica no depender de la publicidad, ni de empresas privadas y mucho menos de dineros que, aunque sea indirectamente, vengan del gobierno. En consecuencia, los medios públicos bajo ninguna circunstancia pueden estar bajo el ministro vocero, sino del Ministerio de Cultura.
Señora Presidenta, ¿por qué razón Chile le puede entregar otro cheque millonario a la administración de Ricardo Solari, si dilapidó más de 50 millones de dólares en menos de dos años?

En el intertanto, los canales de la competencia dicen estar sorprendidos por este modelo híbrido en que TVN recibirá fondos públicos, pero además podrá seguir teniendo ingresos por publicidad. Creo que esta confusión debe ser resuelta y no hacer las cosas desordenadamente.
Propongo que TVN se transforme en una robusta red de medios públicos, que vele por la verdad, la identidad y las culturas de nuestro país.

Los fondos del Consejo Nacional de TV deben ser solamente para proyectos de productoras independientes que sean transmitidos por TVN. Los canales de TV abierta y de pago, más los operadores de internet deberán pagar un impuesto que sea equivalente a la necesidad de mantener la red de medios públicos.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV