martes, 26 de enero de 2021 Actualizado a las 22:41

Opinión

Autor Imagen

Pymes y gobiernos familiares

por 15 agosto, 2018

Pymes y gobiernos familiares
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

El éxito y crecimiento de un pequeño o mediano negocio familiar trae, generalmente, bienestar y beneficios económicos, pero a su vez una serie de complejidades y desafíos que obligan a mirar la empresa de forma distinta.

En este sentido, resulta bastante común que las empresas familiares crezcan de forma inorgánica y por lo mismo sin ningún tipo de estructura ni orden. Esto genera una serie de conflictos dentro de la misma empresa, que son difíciles de abordar sin una estructura clara y definida.

Es precisamente por lo anterior que cobra tanta relevancia el gobierno de empresa familiar dentro de la pequeña y mediana empresa. Pese a que cada negocio familiar tiene características propias y distintivas -que exigen soluciones a la medida- y no existen recetas generales respecto a la estructuración de gobiernos familiares, éstos al menos deben abordar temas fundamentales para la continuidad de la empresa, respecto a la persona que dirigirá el negocio, la política de sucesión y participación de los hijos y parientes políticos.

En este sentido, es fundamental el proceso que involucra la redacción dicho instrumento, en donde cada uno de los familiares expone sus puntos de vista respecto a temas fundamentales y muchas veces evitados al interior de la familia. Esto, transparenta las distintas posiciones dentro de un grupo familiar y ayuda a minimizar riesgos de conflictos futuros.

Para estos efectos, el documento recomendado es el Protocolo Familiar, que básicamente regula las relaciones patrimoniales de la familia y su relación con la empresa. Generalmente, un Protocolo contiene temas relacionados con la misión de la empresa, política de propiedad, política de empleo y definiciones relativas al reparto de utilidades en la empresa familiar.

En este sentido, es fundamental el proceso que involucra la redacción dicho instrumento, en donde cada uno de los familiares expone sus puntos de vista respecto a temas fundamentales y muchas veces evitados al interior de la familia. Esto, transparenta las distintas posiciones dentro de un grupo familiar y ayuda a minimizar riesgos de conflictos futuros.

 

 

  • El contenido vertido en esta columna de opinión es de exclusiva responsabilidad de su autor, y no refleja necesariamente la línea editorial ni postura de El Mostrador.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV