viernes, 5 de junio de 2020 Actualizado a las 12:11

Opinión

Autor Imagen

El desafío de la mujer emprendedora

por 6 marzo, 2020

El desafío de la mujer emprendedora
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Para nadie es ajeno que el 18 de octubre de 2019 cambió la forma de concebir a nuestro país, poniendo en la agenda pública las tremendas brechas que han ido fragmentando a gran parte de la sociedad. Y si bien es cierto que el estallido social tuvo en su origen la reivindicación de los derechos de todos los ciudadanos, también lo es que la lucha por la igualdad de género se ha transformado en un eje central de esta manifestación.

Por décadas hemos visto cómo las mujeres alzan su voz para defender a sus pares, reclamando cambios políticos y sociales en beneficio de todos, pero, a la vez, exigiendo dignidad e igualdad, dos solicitudes que parecieran ser intrínsecas del ser humano, pero que no vemos materializadas en la práctica cotidiana.

En este contexto, las emprendedoras han sido parte activa del movimiento social, participando en cabildos y círculos territoriales, brindando su opinión y apoyo a sus compañeras. Al mismo tiempo, han tenido que redoblar esfuerzos: reinventando sus negocios, cambiando los lugares en los que acostumbraban a ofrecer sus productos o servicios, acomodando los horarios de venta, ingeniándoselas para compatibilizar los roles del hogar con los de sus emprendimientos. Esto no viene sino a reforzar su espíritu inquebrantable, amparado muchas veces en la misión de ser quienes llevan el sustento a sus hogares.

En Fondo Esperanza trabajamos con más de 18 mil emprendedoras de la V Región, a través de las cuales hemos visto de cerca los estragos derivados no solo del estallido social, sino también del incendio de gran magnitud en los cerros de Valparaíso en diciembre recién pasado. Pareciera ser que la vida les pone pruebas una y otra vez, y si bien este triste episodio afectó a muchas emprendedoras que lo perdieron todo, ante estas adversas circunstancias el concepto de solidaridad femenina se ha hecho tan tangible, que la construcción de una gran red de apoyo entre emprendedoras no demoró en prosperar.

Las mujeres emprendedoras se ven enfrentadas a constantes desafíos, que las obligan a mantenerse firmes, muchas veces posponiendo sus propias necesidades. Por ello, el llamado es a abrirles espacios de desarrollo equitativos, donde el mundo público, privado y civil, puedan trabajar en conjunto para brindarles oportunidades reales de crecimiento.

Porque, si bien la resiliencia es una de sus principales virtudes, como sociedad también tenemos el deber de apoyarlas para que cumplan sus metas, para avanzar junto a sus familias y comunidades.

  • El contenido vertido en esta columna de opinión es de exclusiva responsabilidad de su autor, y no refleja necesariamente la línea editorial ni postura de El Mostrador.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV