sábado, 12 de junio de 2021 Actualizado a las 09:24

Cuando “El Metro” no mide lo mismo en Seguridad

por Luis Carrasco Garrido 11 mayo, 2021

Cuando “El Metro” no mide lo mismo en Seguridad
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Señor Director: 

El pasado lunes 3 de mayo de 2021, se entregó la información de 27 personas muertas y alrededor de 80 personas heridas tras derrumbarse la viga de un puente del metro de Ciudad de México. Se trata de la mayor tragedia en la ciudad desde el terremoto de 2017. Una estructura de construcción entre 2008 y 2012, inaugurada este último año, a 8 años de su uso, colapsó. Es por eso que surgen muchas interrogantes sobre estas construcciones modernas.

Es cierto que todo megaproyecto, construido como nodo crítico, y de convergencia masiva para el transporte, en Chile tiene los más altos estándares de construcción, por todo lo que significa y por la gente que debe trasladar. Metro, según lo que se indica en diciembre de 2020, “transportaba alrededor de 1.100.000 pasajeros diariamente, lo cual está muy distante de los 2.800.000 que teníamos en promedio” antes de la llegada del coronavirus.

De tal forma, que el uso al máximo de sus capacidades en horas punta, sin ningún descanso supone necesariamente un programa de inspecciones preventivas de las estructuras, agregando una dificultad real, que además Chile, es el país más sísmico del mundo. No obstante eso, pondría el acento en que significa procedimientos preventivos de mantención: el principal objetivo del mantenimiento es evitar o mitigar las consecuencias de los fallos del equipo o materiales, logrando prevenir las incidencias antes de que estas ocurran. Respetar los estándares de uso es algo fundamental, cuando los trenes y las estructuras no tienen la mantención adecuada y se juega con los límites de resistencia para los cuales fueron hechos, estamos creando un escenario complejo y propicio para una emergencia.

El Metro de Chile previo a la pandemia, ha resistido un escenario de saturación de pasajeros peligroso, que nos pone sobre aviso sobre algunas situaciones críticas, que se transformaron en aceptables por la necesidad de transporte. El aumento de gente en andenes a extremos de superar las líneas de demarcación, escalas de acceso y evacuación saturadas sin posibilidad de movimientos y espacios libres; situaciones que de producirse una emergencia podría ocasionar gente lesionada y tal vez gente muerta. El escenario de descontrol que puede producir un incendio, como ya ha sucedido, o un atentado o acción maliciosa, un terremoto, o una simple estampida, agregan a la emergencia misma, condiciones de seguridad que no están dadas y que hemos aceptado como normales, aun cuando tenemos señales claras que no debe ser así. ¿Por qué? Porque no se están respetando los estándares máximos de capacidad, el número de personas, pesos, no es el adecuado; porque se están utilizando espacios de accesibilidad y evacuación en andenes y escaleras con pasajeros que se quieren transportar, porque el acceso a las estaciones no es efectivamente controlado.

El personal por estación es mínimo y dado el volumen de una tragedia cuando convergen factores como: un mal diseño, o una mala construcción, el no respeto a los límites de capacidad de personas o pesos, puede producir un gran desastre urbano. Simplemente porque no hicimos caso a las señales que nos mostraba la realidad. Así como el Metro de Chile es elogiado por muchas cosas, es probable que “el Metro” no mida lo mismo en Seguridad.

Luis Carrasco Garrido

Académico Dpto. de Prevención de Riesgo y Medio Ambiente UTEM

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director

Ley Machuca

Envíada por Carmen Garrido Fonseca | 12 junio, 2021

Cartas al Director

Noticias del día

TV