martes, 10 de diciembre de 2019 Actualizado a las 12:09

Opinión

Autor Imagen

Más acerca de por qué las AFP son un buen negocio y un pésimo sistema previsional

por 13 mayo, 2019

Más acerca de por qué las AFP son un buen negocio y un pésimo sistema previsional
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

¿Cuál sería, en teoría, el mejor negocio en un esquema de capitalismo? Varias respuestas son posibles. Sin embargo, sin espacio a equivocarnos mucho podemos señalar, como una respuesta aproximada, que un negocio óptimo sería aquél en que la organización o empresa sólo recaude y no tenga egresos. Parece no ser posible que existan negocios así. Pero, no nos esforcemos in extremis. Solo pensemos en una aproximación al caso. Por ejemplo: un asegurado que pague año a año un seguro para protegerse de un determinado siniestro que, afortunadamente, por cierto, nunca ocurre. Afortunadamente para él y para la compañía aseguradora. Pague durante 14 años un seguro de incendio por una propiedad. Nunca tuve que reclamar un siniestro. La compañía aseguradora se embolsó anualmente una prima importante y la operación no le representó costos, excepto los administrativos.

Por tanto, coincidamos en que existe al menos una aproximación a nuestro planteamiento teórico y que se relaciona al caso en que una organización recaude a una tasa o relación muy ventajosa respecto a lo que debe egresar, asociado al servicio o producto que genera su recaudación.

¿Qué ocurre con el negocio previsional en Chile? ¿Podría asimilarse su negocio al caso teórico que analizamos?: Las Administradoras de Fondos de Pensiones (AFP) recaudan, por ley, un porcentaje aproximado al 12-13% por concepto de cotización para pensiones, seguros y comisiones. Una pensión mensual tipo representa aproximadamente un 0,5% del ahorro obligatorio que el pensionado acumuló. Es decir, las administradoras trabajan sobre la base que la expectativa de vida de un pensionado es del orden de 17 años, asumiendo una rentabilidad de UF + 0% anual y una jubilación a la edad de 65 años. La relación entre recaudación y egresos por pago de pensiones le ha permitido a las AFP acumular un stock financiero enorme.

¿Por qué las AFP han venido dando tan persistentemente la lucha por poder administrar cualquier incremento porcentual en las cotizaciones obligatorias en futuras reformas al sistema previsional? Simplemente porque su negocio principal es la de prestamistas del sistema bancario y financiero. Mayores volúmenes de dinero administrado les permite acceder a mejores tasas de interés. ¿Por qué las AFP han sido siempre reacias a cualquier mejora en las pensiones que pase por un retiro mas acelerado de los fondos de los pensionados? Porque una mayor tasa de retiro de los fondos acumulados le restaría volumen al stock de dinero que las AFP manejan. Y la justificación en orden a que una tasa de retiro mayor implica el riesgo que las cuentas individuales se agoten más rápido no tiene fundamento toda vez que bastaría un seguro de sobrevida de muy fácil implementación. Y a mayor abundamiento: ¿Cuál es la edad promedio a que fallecen los pensionados a la edad de 65 años? ¿Cuál es el saldo promedio, en porcentaje al existente al momento de pensionarse, de la cuenta de un pensionado al fallecer? Estos datos son muy ilustrativos respecto a por qué las AFP son un tan buen negocio y un tan malo sistema previsional. Quizás no esté de más insistir en que el sistema de AFP es, en esencia, un sistema de ahorro obligatorio. Un trabajador no puede, por ejemplo, tener la opción de canalizar su ahorro previsional a una simple cuenta de ahorro bancario para tal efecto, si no desea exponerlo a los vaivenes de los mercados financieros y a la ruleta de los multifondos. Incluso en un contexto de caídas persistentes de los valores de las cuotas de los fondos (como ocurrió durante meses consecutivos en 2008) el trabajador está obligado a derivar sus fondos a una administradora, aun cuando estarían mas seguros en una simple cuenta de ahorro que rente 0%. Cero por ciento es mejor que -15%.

Estamos ad puertas de iniciar la discusión parlamentaria de una reforma previsional. El gobierno se ha jugado la opción de presentar un proyecto que obliga a discutir la urgente necesidad de un mejoramiento inmediato de las pensiones mas bajas, junto al resto del proyecto que incluye los aspectos que afectarán sólo a los actuales cotizantes. Y todo en un contexto que no toca, prácticamente, el sistema creado por el DL 3.500 de 1980 que creó el sistema de AFP. Entonces, si se llega a imponer la posición de rechazar la idea de legislar, habrá nuevamente perdedores (los actuales pensionados) y ganadores (las AFP). Para estas últimas, a estas alturas, lo mejor es que quede todo igual.

  • El contenido vertido en esta columna de opinión es de exclusiva responsabilidad de su autor, y no refleja necesariamente la línea editorial ni postura de El Mostrador.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director

Joker

Envíada por Camila González V | 10 diciembre, 2019

Cartas al Director

Noticias del día

TV