viernes, 4 de diciembre de 2020 Actualizado a las 04:48

Opinión

Autor Imagen

Aniversario patrio y Constitución de Austria

por 25 octubre, 2020

Aniversario patrio y Constitución de Austria
En sus 64 años, celebrando el día de su Independencia, Austria señala que es un ordenamiento jurídico que emana del pueblo, según su Constitución en artículo I.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

–Buenas Noches señor, ningún problema

Eran los policías, doblemente armados, que auscultaban sigilosamente el interior del auto, en la entrada de la residencia de la Embajada de Austria, en calle Alcántara.

–No señores carabineros, vengo a visitar al Embajador.

– Ade ade, adelante señor…

El auto traspaso el gran portón, y a cincuenta metros entramos al garaje de la Misión.

Me bajaron del maletero del auto de Paul Sommer, Cónsul de Austria, en esa época, el diplomático con más tiempo en su cargo en toda Latinoamérica y que sería el amigo, padre y hermano de todos los asilados en la residencia austriaca.

Era una ahumada primavera de diciembre, de 1973, el Canciller austriaco Bruno Kreisky había autorizado los primeras 200 cupos para recibir políticos chilenos perseguidos por la dictadura militar.

Una veintena de chilenos y austriacos asilados me ayudaron a bajarme del maletero,  enseguida me abrazaron dándome la bienvenida y con alegría me decían: “ahora eres libre compañero¨.

Éramos cerca de cincuenta asilados, en una casa con 5 piezas, tres de la residencia del Sr. Embajador y dos y media de la servidumbre. Dormíamos mal, de a dos y de a tres.  Comíamos bien y el trato del Encargado de Negocios Paul Leifer, y el Cónsul padre, Sommer, siempre fue muy fraternal.

Han pasado 47 años y miro el pasado y solamente tengo agradecimiento por este país, Austria, que este 26 de Octubre celebra su Día Nacional, conmemorando la Declaración de la Neutralidad, tras la II Guerra Mundial. Es en 1956 en que surge la República Federal, recuperando así su independencia con un gobierno parlamentario y con una democracia representativa compuesta por nueve estados.

Vivimos, en esa bella tierra, cerca de 2 mil chilenos junto a sus familias. Fue el país que nos dio pan, techo y abrigo, lo que significó trabajos, salud, educación y dignidad para vivir como extranjeros, con costumbres muy diferentes y con otro idioma.

La mayoría vivimos en Viena, ciudad capital de cerca de 1,8 millones de habitantes, de un total de casi 9 millones. Uno de los países más ricos del mundo y con el índice de la mayor tasa de Desarrollo Humano, lo que le ha significado el reconocimiento mundial, a Viena, de la mejor ciudad para vivir.

En los años setenta hasta el noventa, eran los social demócratas los que siempre dirigieron el gobierno, con alguna coalición, pero siempre se impuso el estado benefactor y fuerte que manejó bien el timón del país. Hoy, como en toda Europa, los partidos de derecha han ganado elecciones gubernamentales y en coaliciones extrañas han tratado de gobernar. Es el caso de Austria que tiene un Gobierno de coalición entre el Partido Popular de derecha y los Verdes.  A pesar de la distancia las relaciones bilaterales entre ambos países son efectivas y cordiales, con un importante comercio entre ambas naciones.

Recorriendo mi hermosa Viena en pensamiento, recuerdo los comienzos, en que llegaron heridos, mujeres violadas, torturados y otros despedidos de sus trabajos, y la gran mayoría afectados en su dignidad, por ser perseguidos por pensar diferente y valorar el gobierno democrático de Salvador Allende, casos que han sido denunciados, pero con una muy débil pena, como ocurrió en diferentes países que abrieron sus puertas a los perseguidos políticamente, y con una tendida de mano a los que económicamente tenían problemas en el país. La reciprocidad es efectiva ya que nuestro país recibió en 1938, y antes, numerosos emigrantes austriacos y Austria le dio asilo a cerca de mil quinientos chilenos en dictadura.

Vivir en el santuario de la música y el arte

Agradecidos, solamente nos queda valorar la historia vivida en los siglos anteriores y actuales en la capital cultural más preciada y bella del mundo, junto a París. Podíamos entrar a disfrutar la Opera de Viena o un gran concierto con solo 3 mil pesos, disfrutar los mejores músicos del mundo como los austriacos Mozart, Schubert, Haydn, Gluck, Bruckner, Wolf, los Strauss padre e hijo, Mahler, Schönberg, von Webern, etc. Saber que los grandes músicos del Viejo Mundo vivieron en Viena, y alrededores, componiendo su música, nos acercaba con cariño al arte de los sonidos, como es el caso de Beethoven que vivió y compuso parte de sus sinfonías al lado de unos de nuestros refugios de asilados en Mödling, y como Brahms, List y tantos otros que se inspiraron en Viena, especialmente durante el Imperio Austro-Húngaro.

Cerca de 200 festivales musicales presenta hoy Austria a sus ciudadanos, en Salzburgo, Bregenz , Innsbruck y Mörbisch am See, sin duda es este país la cuna de la música.

Otro tema es la belleza de la pintura en que han brillado en el mundo, Schiele, Kokoschka, Klimt, Hundertwasser y otros que se han destacado en la arquitectura, filosofía, sicología, y economía, sumando y resumiendo , tiene 16 Premios Nobel.

Tenemos que celebrar

Tenemos que celebrar los 64 años que cumple Austria hoy, día de su independencia, país que permitió a miles de chilenos, austrochilenos e hijos, nietos y bisnietos que nacieron allí, poder vivir en libertad, mientras que durante 17 años la dictadura militar tuvo subyugado a Chile atentando siempre contra los derechos humanos mínimos.

Chile prepara y organiza con júbilo su NUEVA CONSTITUCIÓN y seguramente, como lo han hecho la mayoría de los países, consultando nuevamente al gran jurista austriaco Hans Kelsen, redactor de la Constitución de Austria que data de 1929. Es este uno de los principales teóricos y defensor de la democracia en el siglo XX y que ha influido en la doctrina jurídica mundial. En su artículo I la Constitución austriaca señala que es “una República Democrática cuyo ordenamiento jurídico emana del pueblo”…

Hace 47 años ingresé a territorio libre de la Embajada de Austria. Viví 15 años como extranjero en Viena, hoy muy agradecido y en nombre de cientos de austrochilenos, levanto mi copa y brindo con un vino nuevo, tinto de Burgerland, deseando a este bello país, el mejor de sus destinos en el concierto mundial.

¡Salud!

  • El contenido vertido en esta columna de opinión es de exclusiva responsabilidad de su autor, y no refleja necesariamente la línea editorial ni postura de El Mostrador.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV