lunes, 25 de marzo de 2019 Actualizado a las 19:48

Piden la renuncia del prelado

Juan Barros asume como obispo de Osorno en medio de fuertes protestas de la comunidad católica local

por 21 marzo, 2015

Juan Barros asume como obispo de Osorno en medio de fuertes protestas de la comunidad católica local
La ceremonia de toma de posición del nuevo jefe de la iglesia en esa ciudad se inició bajo un amplio resguardo policial, debido a que la ciudadanía lo cuestiona por estar acusado de ser encubridor de los abusos del ex párroco de El Bosque, Fernando Karadima.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

El recién designado obispo de Osorno, Juan Barros, asumió como jefe de la iglesia de esa ciudad en medio de fuertes protestas de la comunidad local, la cual lo cuestiona por estar acusado de ser encubridor de los abusos cometidos por el ex párroco de El Bosque, Fernando Karadima.

Una gran cantidad de fieles se apostaron en el frontis de la Catedral San  Mateo vestidos de negro, como una forma de mostrar su descontento con el nombramiento de Barros como obispo de Osorno.

Sin embargo, la ceremonia se inició a las 11.00 horas bajo un amplio resguardo policial, debido a la gran cantidad de personas que se reunieron en las afueras a manifestarse contra el sacerdote.

Al interior de la catedral también hubo manifestaciones contra la figura del prelado, donde personas portando globos y banderas negras comenzaron a gritar "¡fuera!", "sinvergüenza" y "renuncia", incluso uno de los manifestantes trató de impedir el ingreso de Barros.

Los ánimos fuera de la catedral comenzaron a caldearse cuando los feligreses comenzaron a vociferar la salida del nuevo obispo, llegando incluso a que una persona con un megáfono gritara: “le suplicamos, le exhortamos, le exigimos: renuncia”.

Además, ninguna de las tres primeras jerarquías de la Conferencia Episcopal participó de la toma de posesión, lo cual fue calificado por una de las víctimas de abuso de Fernando Karadima como una señal de "cobardía".

Juan Carlos Cruz dijo a radio Cooperativa que "siento una tristeza enorme por su falta de humildad. Todo el país gritando que no asuma (...) tengo una tristeza porque el papa permitió esto teniendo todos los antecedentes".

Además, reiteró sus denuncias contra Barros, indicando que " participaba, escondía, es un hombre malo que va a entrar por la ventana a la Catedral de Osorno y no por la puerta", agregando que "es una bofetada para las víctimas de abuso sexual".

En cuanto a la ausencia de las jerarquías de la Conferencia Episcopal, el obispo Alejandro Goic y el cardenal Ricardo Ezzati, Cruz afirmó que "son unos cobardes y unos hipócritas y una vez más demuestran lo que son ante todo Chile", enfatizó, agregando que son una "jerarquía corrupta de la Iglesia que hoy día escapan como ratones para que no los vean".

Por medio de una carta, Barros ha descartado cualquier vinculación con el caso Karadima, afirmando que “jamás tuve conocimiento de alguna denuncia respecto del sacerdote Karadima siendo secretario del Cardenal Juan Francisco Fresno, y jamás tuve conocimiento ni imaginé nunca aquellos graves abusos que este sacerdote cometía con sus víctimas. No he aprobado ni participado en esos hechos gravemente deshonestos. Hubo una investigación exhaustiva, por instancias competentes civiles y eclesiásticas, para discernir las responsabilidades y sanciones”.

Compartir Noticia

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV