lunes, 25 de octubre de 2021 Actualizado a las 21:33

Fin de semana fue clave para las organizaciones de Jorge Sharp y Cristián Cuevas

Movimiento Autonomista y Nueva Democracia aprueban confluir en la creación de un partido de izquierda en el Frente Amplio

por 15 enero, 2018

Movimiento Autonomista y Nueva Democracia aprueban confluir en la creación de un partido de izquierda en el Frente Amplio
Este fin de semana, las militancias de ambas fuerzas se dieron cita para conversar respecto al futuro del FA. En su asamblea nacional, Movimiento Autonomista votó a favor de “la voluntad de convergencia” con otras organizaciones y movimientos, mientras que Nueva Democracia, en su congreso político, determinó la línea de la confluencia con otras organizaciones, las dos con la perspectiva de construir una nueva fuerza, o instrumento partidario, con un proyecto político de izquierda, acorde a las particularidades del siglo XXI.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Son meses de ardua discusión en el Frente Amplio (FA), fusión, alianza y convergencia, en pos de un proyecto orgánico, un instrumento partidario, entre las fuerzas de izquierda del FA, son algunas de las líneas que se han ido debatiendo en al menos ocho organizaciones frenteamplistas.

En este contexto, este fin de semana fue clave para dos organizaciones del FA. Movimiento Autonomista (MA), de la cual son miembros el diputado Gabriel Boric y el alcalde Jorge Sharp, desarrolló su primera asamblea nacional del año, la que tenía como objetivo definir los márgenes y la estructura del congreso que realizarán en marzo de este año.

Es bajo este contexto que el día sábado la asamblea aprobó –aunque no estaba destinada a esta discusión– “la voluntad de convergencia” con otras organizaciones del Frente Amplio, entre ellas, Izquierda Libertaria (IL), Nueva Democracia (ND) y Socialismo Libertario (SOL). Aunque no se determinó un proceso de convergencia con etapas y tiempos determinados, se estableció que dicha línea era prioritaria y que debía cuajar al calor del trabajo y conversaciones con los otros espacios, movimientos y organizaciones del FA.

El principal objetivo apuntaría a constituir una fuerza política que dote al Frente Amplio de una lectura desde la izquierda, acorde al siglo XXI, pero dirigida principalmente a superar la construcción sobre la base de lecturas coyunturales y que se dote de una mirada a largo plazo, esto con el fin de afianzar a las distintas fuerzas que lo integrarían y no quede “en una mera declaración de intenciones”.

Desde Movimiento Autonomista, aunque aún no emiten una declaración oficial, explican que todavía no hay claridades respecto a las fuerzas que lo integrarían, pero que ha habido y continuarán habiendo conversaciones con IL, ND, SOL y parte de Igualdad. Tampoco descartan una integración con Izquierda Autónoma, organización con la que se separaron antes de la conformación del Frente Amplio, pero todo eso “depende del trabajo que se vaya realizando en conjunto”.

El documento destaca que “sería obtuso negar la posición hegemónica que Revolución Democrática comienza a ocupar en el FA y, más allá de nuestras diferencias, en buena hora. Es bueno para Chile y el FA que una perspectiva progresista de superación del neoliberalismo se proyecte”, una alusión a RD que no causó mucha gracia al interior de algunas organizaciones, entre ellas MA, razón por la que destacan que la confluencia debe apuntar a mirar el camino propio y “no tirar para abajo o ver como enemigos a quienes realmente son aliados”.

De todas formas, destacan que esta voluntad de confluencia no se debe cuajar en función de hacerle contrapeso a la “hegemonía de Revolución Democrática” al interior del FA y, más bien, debe apuntar directamente a una vía propia, ya que RD no es un enemigo sino un aliado, miembro del Frente Amplio.

Congreso político de Nueva Democracia

Por otra parte, en Nueva Democracia se dio una instancia de definiciones más contundentes respecto a la línea que se seguirá como organización. Este sábado y domingo se realizó el congreso político de la organización, integrada por el dirigente sindical Cristián Cuevas, en la que también se respaldó la línea de la convergencia.

En la instancia se propusieron distintas líneas de acción, entre ellas, migrar hacia Revolución Democrática; otros postularon la idea de hacerse parte de Movimiento Autonomista, en vista de su próximo congreso en marzo. Además, se propuso apuntar a la constitución de un partido nuevo, en confluencia con otras organizaciones políticas “hermanas” con un enfoque de izquierda y, también, la línea del camino y el fortalecimiento propios del proyecto de Nueva Democracia.

Tras el encuentro, el día sábado quedó totalmente descartada la línea de migrar a RD y no hay claridad de qué ocurriría con los militantes que impulsaron dicha línea. Además, también se adelanta que podría haber algunas fugas a Movimiento Autonomista.

Finalmente, los delegados del Congreso Político decidieron optar por la línea de la “unidad y convergencia” para la construcción de una herramienta partidaria de izquierda, pero manteniendo el principio de fortalecimiento del trabajo de Nueva Democracia, político y territorial.

Además, se definió una mesa interina nueva, la que está compuesta por: Marjorie Cuello, Sebastián Farfán, Pablo Chamorro, Milene Molina, Consuelo Gutierrez, Catalina Muñoz y Eduardo Ocampo.

“Como Nueva Democracia hemos definido empujar la posibilidad de converger con otras organizaciones del Frente Amplio”, explica Marjorie Cuello. Agrega que esto se daría principalmente con “nuestros aliados más cercanos” y bajo la premisa de “que el próximo periodo será un tiempo de abierta disputa con la derecha y como FA debemos construir una oposición al modelo que nos ha gobernado durante años”, sentenció la dirigenta de ND.

Estas dos declaraciones, que apuntan a la convergencia, se suman a la definida por Izquierda Libertaria en su último congreso, en el que determinaron la convergencia con otras organizaciones políticas, para armar un nuevo partido político con una mirada desde la izquierda, según explicó su diputada electa, Gael Yeomans. Esto nació a partir del análisis de que hay distintas fuerzas que llevan años coincidiendo en espacios de trabajo político y social común y que bajo el actual periodo tienen lecturas consistentes. La idea, al igual que ND y MA, es abrir un proceso de diálogo entre las distintas fuerzas hermanas, el cual podría terminar dando origen a un nuevo partido en el Frente Amplio.

Izquierda Libertaria e Izquierda Autónoma en la misma línea

La que también dio señales en esta línea durante la semana fue Izquierda Autónoma. La organización, que cuenta con la diputada electa Camila Rojas y es liderada por el sociólogo Carlos Ruiz, escribió el documento “A un año de la formación del Frente Amplio: Reimaginar y construir izquierda”, en el cual también plantean esta necesidad de confluencia entre las fuerzas de izquierda del FA.

El documento destaca que “sería obtuso negar la posición hegemónica que Revolución Democrática comienza a ocupar en el FA y, más allá de nuestras diferencias, en buena hora. Es bueno para Chile y el FA que una perspectiva progresista de superación del neoliberalismo se proyecte”, una alusión a RD que no causó mucha gracia al interior de algunas organizaciones, entre ellas MA, razón por la que destacan que la confluencia debe apuntar a mirar el camino propio y “no tirar para abajo o ver como enemigos a quienes realmente son aliados”.

El texto de IA hace hincapié en que el FA “cojea. No por el crecimiento de una de sus extremidades sino por la falta de consolidación de otras. Si bien somos muchos los movimientos que provenimos de la izquierda social y política, nuestra propia dispersión, falta de plataforma institucional y peleas internas hace que los muchos nos veamos como pocos, lo que nos somete a la búsqueda de caminos aislados que perpetúan nuestra dispersión. Es momento de que todos hagamos el esfuerzo de superar nuestras diferencias, y tender los puentes que permitan un necesario acercamiento”.

Finalmente, destacan que “fortalecer una nueva alternativa de izquierda es para nosotros un problema político de primer orden”, al tiempo que hacen un “llamado amplio a la izquierda que cree en el proyecto del FA a iniciar un proceso de consolidación de su identidad aunando fuerzas”.

Declaración de confluencia que incluiría a Movimiento Autonomista, si ambas fuerzas están dispuestas a entrar en un diálogo de este calibre. Una señal que para varias organizaciones del FA es inequívoca respecto a que la constitución de un nuevo partido puede ser real, ya que “Izquierda Autónoma y Movimiento Autonomista eran los más reacios a dialogar entre ellos”, indica un dirigente de este sector del FA, aunque destaca que se debe ir “paso a paso”, sin acelerar las discusiones ni dar señales cortoplacistas, pues “sabemos que en la izquierda los equilibrios y voluntades son muy inestables”.

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV