miércoles, 14 de noviembre de 2018 Actualizado a las 02:15

PAÍS

Ernesto Lejderman: Cheyre también arrastra una “condena social y moral”

por 9 noviembre, 2018

Ernesto Lejderman: Cheyre también arrastra una “condena social y moral”

Crédito: Facebook Ernesto Lejderman

Tras conocerse la sentencia de 3 años y un día en libertad vigilada que el juez Mario Carroza dictó contra el ex comandante en Jefe del Ejército, Juan Emilio Cheyre, en el marco del caso “Caravana de la Muerte”, el hijo del matrimonio Lejderman-Ávalos asesinado en dictadura, dio a conocer su parecer.
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

“Juan Emilio Cheyre ha tenido una condena social de toda la sociedad y en este caso ha sido condenado por la Justicia también”. Con esas palabras Ernesto Lejderman Ávalos se refirió a la condena al ex comandante en jefe del Ejército, Juan Emilio Cheyre, por violaciones a los derechos humanos.

La historia de Lejderman está ligada al otrora teniente ayudante del regimiento Arica de La Serena. Fue Cheyre, cuando Lejderman tenía sólo dos años y medio de edad, quien lo fue a entregar a un convento, luego que sus padres Bernardo y María del Rosario fueran asesinados por una patrulla militar.

Lejderman volvió hoy a reflotar el caso, tras la sentencia dictada este viernes por el juez Mario Carroza en contra de Cheyre por la arista La Serena del caso Caravana de la Muerte, y donde el ex alto jefe militar recibió una pena de 3 años y un día de libertad vigilada por encubrimiento de los crímenes  de 15 víctimas de la fatídica comitiva militar.

El hijo de desaparecidos aclaró que si bien "de Cheyre no tengo una acusación formal respecto a que haya matado a mis padres, no tengo las pruebas ni los elementos como para pedir una condena”, diferente es la situación respecto al caso Caravana de la Muerte.

“En el caso Caravana de la Muerte hubo testimonios que dicen que Cheyre tuvo que ver, son crímenes horribles, tremendos y este castigo siempre es poco para nosotros (…) uno como familiar, como víctima, escuchando los testimonios y sabiendo que hubo tantos asesinatos, esta pena a uno le parece poco, muy poco”, dijo a CNN Chile, añadiendo que “me hubiese gustado una justicia más rápida, más ágil y que esclarezca mejor los hechos”.

Para Lejderman, la decisión judicial del ministro Carroza se suma a la “condena social” que ha experimentado Cheyre en los últimos años.

“Él ocupaba cargos importantes en el Servel, en la Universidad Católica, en la sociedad de Chile tenía un papel muy fuerte y bueno, desde hace varios años él se ha ido recluido por esta condena social y moral que ha tenido de la sociedad y desde las instituciones”, añadió.

Cabe recordar que tras ser entregado por Cheyre, Lejderman pasó tres meses bajo el cuidado de la monja María Cecilia Ibarra, hasta que fue reclamado por su familia en Argentina, donde fue criado por sus abuelos paternos.

Su cara a cara con Cheyre

En 2013, Lejderman tuvo un comentado cara a cara televisivo con Cheyre, en el programa “El Informante” de TVN. En aquella oportunidad, el hijo del matrimonio emplazó ante las pantallas al general (r) y le pidió dar “contenido a sus palabras” sobre derechos humanos y reconciliación.

Por eso, lo invitó a que “rompa los pactos de silencio y cuente donde están los cuerpos de los detenidos desaparecidos, qué pasó con mi papá y mi mamá”. El programa fue un búmeran para Cheyre, quien se vio visiblemente incómodo en la conversación.

Luego, procedería a renunciar al Servel, y el cerco judicial en su contra por el Caravana de la Muerte se fue estrechando cada vez más hasta llegar a este 9 de noviembre en que se transformó en el primer comandante en jefe del Ejército condenado por violaciones a los derechos humanos.

Lea además: "Como sobreviviente de la Caravana de la Muerte me equivoqué al creer en Cheyre"

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV