jueves, 22 de octubre de 2020 Actualizado a las 19:58

PAÍS

Expertos salen en defensa del programa Habilidades para la Vida ante recortes: “Es uno de los dispositivos de salud mental escolar más grande del mundo”

por 9 abril, 2020

Expertos salen en defensa del programa Habilidades para la Vida ante recortes: “Es uno de los dispositivos de salud mental escolar más grande del mundo”

Créditos: Agencia Uno

“La salud mental es una prioridad en tiempos de pandemia”, señalan distintas agrupaciones a través de una carta abierta en donde plantean que “las rebajas presupuestarias en ámbitos claves como educación y en partidas específicas, entre ellas Junaeb, van en la dirección opuesta al cuidado integral de la salud individual y social” [ACTUALIZADA]
  • Compartir
  • Twittear
  • Compartir
  • Imprimir
  • Enviar por mail
  • Rectificar

Gremios, asociaciones médicas, escuelas de Psicología y centros de investigación ligados a la salud mental exigieron dar prioridad a esta rama médica ante el contexto de la emergencia sanitaria producida por el coronavirus y expresaron su rechazo ante las eventuales rebajas presupuestarias en el programa Habilidades para la Vida (HPV) de Junaeb.

A través de una carta abierta señalan que “la evidencia muestra la importancia de reforzar los dispositivos locales de salud, pues ellos permiten minimizar los impactos negativos de las crisis sanitarias y sociales, potenciando los recursos comunitarios existentes en los distintos territorios.  En este contexto, programas como Habilidades para la Vida (HPV) de la Junaeb, constituyen experiencias relevantes para la prevención temprana en salud mental, particularmente en espacio escolar”.

En referencia al programa HPV, añadieron que “es reconocido internacionalmente como uno de los dispositivos de salud mental escolar más grande del mundo. Es un socio estratégico para el campo del desarrollo científico y tecnológico en políticas públicas de infancia y adolescencia del país, y uno de los programas públicos con mayor evidencia científica y con cumplimiento de los estándares internacionales para los servicios de salud mental. Este programa, constituye en consecuencia, una política exitosa que atiende a los estudiantes más pobres del país” sostienen.

También agregan que en algunas comunas el programa es uno de los “pocos dispositivos estatales de apoyo” disponible en materias de salud mental.

Considerando lo anterior, según mencionan, se hace urgente dar prioridad a los programas establecidos desde la Junaeb: “Las rebajas presupuestarias en ámbitos claves como educación y en partidas específicas, entre ellas Junaeb, van en la dirección opuesta al cuidado integral de la salud individual y social, pues ponen en riesgo programas relevantes como HPV, que en este contexto se hacen más necesarios que nunca”.

En ese contexto “los efectos psicosociales han sido escasamente abordados, a pesar de que es claro que la pandemia genera impactos significativos en salud mental, ya sea por las condiciones de encierro, la alteración de la vida cotidiana y la incertidumbre respecto al futuro”.

La afirmación anterior, según consignan, se respalda con el hecho de que “los estudios sobre efectos de las cuarentenas nos muestran un escenario similar, destacando la aparición de trastornos de estrés postraumático y trastornos del estado ánimo, la activación de sintomatología psicótica latente o la agudización de los problemas de consumo de drogas y alcohol, viéndose además en Chile, el aumento de la violencia intrafamiliar.

“Antes de las crisis de los últimos 6 meses, el estallido social y el COVID-19, Chile era uno de los países con peor salud mental en el mundo. Los niños y niñas menores de 6 años lideraban el ranking de problemas de salud mental y las y los estudiantes de 6 a 18 años tenían casi el doble de enfermedades mentales comparadas con las cifras internacionales. Esto es particularmente grave si atendemos a que la investigación en salud mental y crisis sociales muestra que la prevalencia de problemas de salud mental luego de una catástrofe aumenta de un 8 a un 50%.”

Posteriormente concluyen que “la prevención mediante el aislamiento y hábitos de higiene ha sido un imperativo para evitar la expansión de la pandemia”, sin embargo, “hoy llamamos también a ocuparnos de los efectos no siempre visibles, pero en expansión, de esta pandemia en la salud mental de la población”.

“Instamos al Gobierno a incorporarla entre sus prioridades programáticas y presupuestarias, cuidando particularmente los programas que como el HPV, que ha velado por la salud mental de los chilenos y chilenas durante las crisis anteriores y a implementar medidas específicas que atiendan esta dimensión tan relevante en la vida de las personas”, añaden.

Cabe destacar que la iniciativa surgida desde estas organizaciones se suman a los llamados de alerta desde la oposición, donde un grupo de diputados encabezado por Cristina Girardi (PPD) enviaron un oficio a los ministros de Educación y Hacienda, Raúl Figueroa e Ignacio Briones respectivamente, así como a la dirección de Junaeb, para explicar las razones de una eventual reducción del presupuesto del programa HpV, entendiendo los beneficios que entrega a los establecimientos educacionales más vulnerables del país.

 

Más información sobre El Mostrador

Videos

Noticias

Blogs y Opinión

Columnas
Cartas al Director
Cartas al Director

Noticias del día

TV