Publicidad
Marco Velarde, presidente de Comunes: “Republicanos demostró que no están preparados para gobernar” PAÍS Créditos: Agencia Uno

Marco Velarde, presidente de Comunes: “Republicanos demostró que no están preparados para gobernar”

Publicidad
Rodrigo Córdova
Por : Rodrigo Córdova Periodista en El Mostrador
Ver Más

El presidente de Comunes, Marco Velarde, se refiere al triunfo del En Contra, a la poca capacidad de autocritica de la oposición y advierte que Evelyn Matthei también vio afectada su candidatura presidencial. Además, afirma que se espera enfrentar las últimas elecciones como partido único del FA.


Tras el triunfo del En Contra, el oficialismo respira más tranquilo. Si bien desde distintos sectores advierten que no hay nada que celebrar, dado que el proceso constituyente configuró una derrota para la clase política completa, para Marco Velarde, presidente de Comunes, el Partido Republicano y la oposición “tuvieron la posibilidad de darle a Chile una nueva constitución y se la farrearon”, aunque asegura que “no era tan difícil lo que había que hacer”.

Velarde, en conversación con El Mostrador, dijo que no ve mucha autocrítica de la derecha por haber entregado una propuesta que no lograra aprobarse e incluso ve que la oposición insiste con “su política de boicot a la agenda de cambios”. En cuanto al panorama interno del Frente Amplio, aseguró que el proceso “va sí o sí” y anticipa que el FA prentende “enfrentar los próximos desafíos electorales en unidad”.

-¿Cómo se vislumbra ahora el partido único del Frente Amplio, ahora que ganó la opción “En Contra”?

-Independientemente de los resultados del domingo, el proceso de unificación del Frente Amplio iba sí o sí. Chile sigue necesitando un partido que defienda los derechos conquistados en las últimas décadas y los que nos faltan por conquistar. Las deudas de la política continúan y la propuesta recién rechazada tampoco respondía a ninguna de las urgencias sociales que en un principio motivaron la redacción de una nueva Constitución. Por lo mismo, consideramos necesario que el Frente Amplio sea un partido sólido, cohesionado y probo, que siga empujando una agenda de reformas que permita avanzar en pensiones, salud, cuidados, más empleo y consiga conquistas materiales que mejoren la vida de la gente.

-El combate a la fragmentación política era una problemática contenida en la propuesta constitucional rechazada el domingo ¿Cree que el combate a la fragmentación política es un tema necesario de atender en el corto plazo? Si es así ¿Qué medidas cree que deberían tomarse?

-Considero necesario enfrentar la fragmentación política en el Congreso y fortalecer a los partidos existentes. Nosotros hemos respaldado públicamente la implementación de un umbral mínimo de votos para acceder a representación parlamentaria. Por lo mismo, somos muy críticos de toda la letra chica que el consejo constitucional liderado por Republicanos le agregó a esa norma. De aprobarse este proyecto, es poco probable que en el corto plazo veamos una reducción en el número de partidos políticos. Fue una gran decepción.

Creo que también hay otras medidas que podrían implementarse, por ejemplo, subiendo los requisitos para conformar nuevos partidos políticos, cosa que la propuesta no hacía, o estableciendo mecanismos para mejorar la coordinación y cohesión de los partidos para reducir el discolaje y fomentar la construcción de acuerdos en el Congreso.

¿Cree que el triunfo del “En Contra” fue un alivio para el Gobierno?

-El alivio es para nuestros abuelos, que todavía tienen chance que se les suba su pensión; es un alivio para los derechos de las mujeres y para todos aquellos que sueñan con una educación pública de calidad. La agenda del Gobierno no es más ni menos que el programa de cambios que mejora la vida de la gente. Lo que estaba en riesgo con la propuesta de Republicanos era un país mejor, unido y solidario. Todos los que creemos en ese país podemos respirar tranquilos.

-¿Ve autocrítica por parte de la derecha al rechazarse esta propuesta constitucional?

-No parecen estar cerca de una autocrítica y han amenazado con seguir con su política de boicot a la agenda de cambios. Esta afrenta de la derecha no es contra el Gobierno, es contra la gente. Ellos tendrán que responder ante el país por su comportamiento, por no querer subir las pensiones, por no querer mejorar la educación y salud pública. Chile Vamos va a tener que responder porque el país no mejore.

-¿La derecha debe pagar los costos políticos de este plebiscito?

-Republicanos demostró que no están preparados para gobernar. Con un proceso rechazado a cuestas y con la mayoría a su favor, tuvieron la posibilidad de darle a Chile una nueva Constitución y se la farrearon. No era tan difícil lo que había que hacer. Pudieron haber empujado el texto de los expertos, que a todas luces se iba a aprobar porque tenía el acuerdo de todos los sectores políticos. Por lo demás, no tener la capacidad de llegar a acuerdos es muy costoso. El rechazo a la propuesta y la nula capacidad de articular con otros sectores echa por tierra la posibilidad de Kast de ser presidente, lo que también va afectar a Matthei, por ponerse detrás de esta mala propuesta.

-¿Para cuándo se proyecta la configuración del partido único del FA?

-Pretendemos enfrentar los próximos desafíos electorales en unidad. Hay harta ganas en la militancia de que esto suceda pronto y que podamos seguir consolidándonos donde existimos y creciendo donde todavía nos falta llegar. Por ejemplo, nos falta salir a disputar más en regiones y sectores rurales. Si nos lo proponemos, el Frente Amplio puede ser más amplio de lo que somos hoy. En estos momentos estamos enfocados en construir un partido unificado para afianzar un proyecto de izquierda chilenizada, amplia, moderna y que sirva para dar respuestas a los problemas y conflictos de este siglo.

  • Para más análisis y descubrir los secretos de la política, súmate a nuestra comunidad +Política, la apuesta de El Mostrador para quienes piensan que la política es indispensable para una mejor democracia. Inscríbete gratis AQUÍ.
Publicidad

Tendencias